La vie en Noëlle

30 nov. 2013

Black Friday

Después de días, semanas, meses sin comprar (lo cual es catastrófico) pude reunir dinerillo suficiente como para decir con la boca bien llena "he ido de shopping" (que, con la boca llena, se pronuncia "chopping"). En teoría iba a ir, súper decidida, este martes pasado a cumplir con mi gran día de shopping. El destino (el mal tiempo) quiso que me quedara en casa retozando con la batita y trabajando, aplazando mi gran día para otro momento. Y OH, empanada de mí, ni me había dado cuenta de que se acercaba el famoso BLACK FRIDAY, Viernes Negro, o como Winston de New Girl le gusta llamarlo, "Viernes".

Así que si hubiese ido el martes a por mis deseados (y necesitados) pijamas de invierno nuevos, me hubiese quedado con una cara de idiota importante al comprobar que por unos pocos días podía haber ahorrado casi 14 eurazos. Pero de cara de idiota ni un poquito, aunque sí una de recién levantada: os presento mis pijamas gorditos, calentitos, suavecitos y bonitos de Oysho.


(Si haces click en las fotos se hacen grandotas :D)




Parte de arriba de un pingüino friolero + pantalón de cuadros




Pijama de osito súper suavecito (con pantalón estampado muy cómodo)



Extra: mi pedazo de oveji preciosa que me regaló mi niño este verano + zapatillas ovejiles de Oysho del año pasado + la compra que hice antes de ésta, hace ya más de un mes: una batita de osito rosita de Women'Secret que es mi arma secreta para combatir este frío que desagrada hasta a una pro-invierno como yo. Y sí, estoy totalmente a favor de los pijamas monosos para dormir, ¿quién no?

No hay comentarios

Publicar un comentario