La vie en Noëlle

24 dic. 2013

Bon Nadal!

Ho! Ho! Ho! ¡Feliiiiiz Navidad! *voz de viejete obeso* ¡Hola, hola! Sí, demasiados días sin bloguear, pero tengo una excusa de las grandes: he estado trabajando en un regalito muy especial para alguien más especial todavía que hasta mañana no puedo mostrar. Sólo diré que creo que tendré dolor de dedos crónico y que espero que la persona en cuestión me coma a besos como recompensa.

En fin, os deseo que en estas fechas "tan especiales" no olvidéis que todos y cada uno de los días son especiales en sí; que valoréis lo que tenéis, sea poco o mucho; y que la edad y ser "adultos" no os impida tener la misma ilusión que un niño.

Os dejo unas fotitos de la súper decoración navideña de mi cuarto (cuatro chuminadas que pongo siempre) porque este año es tan "out" que aún no hemos puesto ni árbol y he cenado con mis padres en pijama y a base de canapés y lambrusco. Lo simple a veces es lo mejor :) ¡Ah! Pero este año he sido tan buena tan buena tan buena que... ¡tengo regalitos! ¡El viejete obeso se ha portado! Son unos guantes y una bufanda que regaló una vecina a mi madre y que me gustó más a mí que a ella y tres pares de medias -super monas- del Calzedonia pero EH, yo me los he envuelto con toda la ilusión del mundo para abrirlo mañana. Tantos añitos de Navidades grises... y aunque ésta tampoco es que sea "la alegría de la huerta" supongo que la clave es ponerle ilusión y verlo todo con otra perspectiva. Así que mañana, ¡a abrir regalitos! (y dejar que mi perra juegue con el papel)




Arriba, postal navideña de mi Sis, nunca falta :) Bloguearía fotos de las postales que he enviado este año pero parece ser que Almería está a la misma distancia que China y a cierto amiguete aún no le ha llegado la suya así que... ¡paciencia! Por cierto, Joana me ha regalado un Cactus disfrazado de Papa Noel llamado Pablo (Pablo Noel, jeje). No tengo fotos por aquí pero lo podéis ver en mi Instagram.



Y para terminar de felicitaros las fiestas, quiero compartir la anécdota de que llevo toda una semana cortando madera con un cúter ENORME y PELIGROSO y, con lo torpe que soy, he salido totalmente indemne. Y esta noche... me he cortado con un mejillón.

Chín chín con vinito rosadooooo~

No hay comentarios

Publicar un comentario