La vie en Noëlle

1 dic. 2013

¡Mañana fantástica!

¡Hola, hola! Hoy os voy a hablar de mi fantástica mañana con mi fantástica Sister :D Desde que descubrí su tienda en Etsy, estoy muy enamorada de las joyas de Aina Joies. Son hechas a mano, finitas, de muy buen gusto y, lo más importante para mis dedos finos como espaguetis: hay de todas las tallas. Este mes de noviembre (¡calla! ¡qué ya estamos en diciembre!), hace un par de semanas, Aina iba a vender sus joyitas a un mercadillo y yo tenía mil ganas de conseguir un anillo que me tenía enamorada. Bien, ese día acabé ingresada en el hospital (sorpresas que te da la vida) y no salí hasta el tercer día así que sí, me perdí el mercadillo y la posibilidad de probarme el anillo de mis sueños antes de decidir comprármelo. 

Pero otra vez, ¡sorpresas de la vida! Aina iba a asistir a otro mercadillo/evento/festival de cositas artesanas y preciosas y... ¡fantásticas! Y, como no, la compañía de mi Sis a tal día de cosas bonitas no podía faltar. Nos hemos perdido un poquito buscando el sitio hasta que una amable señora (al principio pensábamos que nos iba a robar o algo por pararnos en mitad de la calle) nos ha indicado el mágico lugar. Hemos perdido la noción del tiempo entre tanta cosita bonita, donde Joana ha hecho compritas navideñas (y ha adquirido también un anillo de Aina Joies, ¡como para poder resistirse!) y yo he recopilado un montón de tarjetitas de estudios de diseño gráfico y otros artistas para poder mandarles mis emails de "Hola, ¿queréis una pelirrojita como becaria en prácticas?" que se enviarán esta próxima semana. (¡Haz clic en las fotos y se verán grandotas!)



Una mañana redonda, vaya. Las señales de STOP eran bonitas por las calles del centro de Barcelona (no se puede esperar menos teniendo la Massana al lado) y el anillo venía en una bonita bolsita de mimbre. Bueno, lo cierto es que todos los packaging de todas las compritas eran preciosos, nos hubiésemos quedado a vivir allí con una tiendecita de campaña. ¡Y habían taaaantas oveijtas!



Termino de relatar este fantástico día (que ha sido doblemente genial porque ahora estoy acostumbrada a ver a mi Sis cada semana y llevaba dos semanas sin verla y ohdiosmío me moría) tachando de la Wishlist el anillo que tanto quería y compartiéndolo con vosotros, con fotos de primerísima calidad de... ejem, móvil. El que se ha comprado mi Sis con un rombito negro tampoco tiene desperdicio... ¡aix! Estas Navidades, compradme todo todito de Aina Joies, porfi.

No hay comentarios

Publicar un comentario