La vie en Noëlle

7 jul. 2015

Cambios sustanciales

Tengo el pelo indescriptible. Esta mañana he ido a la playa (algo aparentemente rutinario pero que casi me cuesta un ojo al sufrir las calamidades del protector solar en el interior de éste - y no, no soy tan lerda como para haberme metido el dedo lleno de crema adrede... me habré rascao'-) y después de ducharme he hecho una siesta pre-comida con la toalla envolviendo mi pelo súper mojado y sin peinar. Y el resultado de esa gran hazaña es tener un encrespamiento nivel león furioso. Pero como soy una persona que si la vida le da limonada, hago limones para que la vida se quede "whaaaat?" (Phil's-ophy de Phil Dunphy) he decidido aprovechar la ocasión para mini-bloguear sobre algo muy importante. Esencial. Sustancial. Vital.

Después de una década de compromiso... he dejado atrás el flequillo recto.



Sí, lo sé, es mucho drama porque era algo así como "mi identidad". La verdad es que al igual que Jessica Day de New Girl, originariamente me puse el flequillo recto porque odiaba mi frente (not kiddin'). Pero con los años (y mi preciosa ortodoncia) he decidido que me gusta que se me vea más la cara. Ahora llevo un flequillito de lado (que no termina de crecer por ahora y a veces me molesta como en la foto que encabeza estas palabras) y estoy feliz. La ortodoncia ha cambiado mi vida, o al menos mi autoestima: ya ni una frente enorme con pico de Vegeta puede pararme.

Y eso es todo, hasta aquí la entrada trivial que necesitabais leer para poder continuar con vuestras vidas en paz, jeje. Y mañana es el cumpleaños de Enedenúria, necesitáis saber esto también.



Aquí, ordenando mis nuevos pelos.

2 comentarios :

  1. La que nace bella irá bella siempre, sea cual sea el cambio que se haga, y punto joven anaranjada :)
    Alegra ver que todo a usted le sonríe, y que tú le sonríes y sueltas tu melena al viento para disfrutarlo más y mejor

    ResponderEliminar