La vie en Noëlle

2 sept. 2015

Spoiler Alert: Ya estamos en septiembre

Septiembre tiene como cierto olorcillo a "ruina". Supone el fin del verano, de las vacaciones, la vuelta a la rutina, la decadencia del clima hasta llegar al mal tiempo... Supone muchas cosas malas pero también significa que *redoble de tambor* ¡vuelven las series! 

Sí, se acabaron las vacaciones también para todas esas series que seguimos. Incluso supone la llegada de muchas otras nuevas. En mi caso sigo semanalmente a The Big Bang Theory, Modern Family y New Girl desde hace tiempo. Me gusta seguir comedias porque me crean mucho menos "hype" del que puedo soportar. Por ejemplo, cuando seguía Dexter semanalmente me daban microinfartos con esos finales de capítulo tan intensos y luego no podía ni aguantarme del hype/mono que tenía hasta llegar al siguiente día de emisión. Y además, porque sí, porque cositas que pasan, algunas semanas no emiten capítulos. Y me vuelvo loca.

Pero por fin este mes volverán las tres series que sigo pacientemente cada semana y me gustaría dedicar unas palabritas a cada final de temporada. Por supuesto: SPOILER ALERT. No sigas leyendo si no quieres comerte unos ricos y frescos spoilers.

The Big Bang Theory

El final de la octava temporada sólo se puede resumir con este gif de mi querido Sheldon/Jim Parsons:



Sí, de la nada: EL HORROR. De repente empezó una "lluvia de caca" (como diría Saul Goodman, más abajo tendré más que palabras para Breaking Bad). Final de temporada súper amargo con un giro cornudo e inesperado para la gran pareja de la serie, la ruptura (algo más evidente) para mi querido y a la vez insoportable Shelly y algunos momentos incómodos y amargos también para el resto del elenco. Nos fuimos de vacaciones dejando al grupo con una buenísima "lluvia de caca" encima, pero tranquilos, hay TBBT durante al menos dos temporadas más... da tiempo a despejar muchísimas lluvias de caca todavía.

Modern Family

Otra lluvia de caca. En general es una serie (buenísima serie) de buen rollo y tramas cerradas o casi cerradas en cada capítulo, no hay mucho margen para el drama... ¡PUES NO! Si ya en el final de temporada anterior me quedé con ganas de Haley/Andy (Haley ha conseguido perfilarse como uno de mis personajes favoritos con unos puntazos muy buenos que poco o nada me podía esperar de ella) en esta última temporada hemos tenido el colmo de la lluvia de caca para la no-pareja. Yo sólo le pedía a los guionistas un poco de felicidad y me dan este drama innecesario con un último capítulo muy digno (como siempre) pero haciéndome esperar todavía más para conseguir que mi no-pareja sean pareja. Si es que llegan a ser pareja, claro. ¿Mi reacción? Quise matar todo lo que aman.



New Girl

Y después de tanto drama y tantos finales de tempo colgando de un acantilado llegó un poco de Sol y nubes de caca despejadas con New Girl. Bueno, hubo una pequeña nubecita llamada "Coach se va", pero aún así... Schmidt happens. Si hubiesen maltratado más a este personaje (de mis favoritos, por no decir el que más) no sé qué habría sido de mi este verano. Pero no, por fin un buen momentazo de felicidad y petición inesperada. Girl, I'm gonna marry you. Lo celebré tal que así:



Y para concluir esta entrada seriéfila me gustaría (como ya he anunciado antes) dedicar unos minutos de vuestra lectura para Breaking Bad. Si es que queréis leer porque ya la habéis visto. Repito: SPOILER ALERT. Aunque creo que debo ser de las pocas personas que aún no habían visto Breaking Bad. Sobra decir que me ha encantado, que ha sido una experiencia genial. Que ya les echo de menos.



También ha sido un viaje muy duro. Han muerto muchos favoritos (¡cómo siempre!). No puedo superar lo de Mike, y aunque Gus lo merecía me encantaba como villano. Adiviné lo de viejo-bomba casi en broma y fue un momento de carcajada-sorpresa-asco-pena todo junto. La clave de que el final sea bastante redondo (aún con todo lo mal mal mal que acaba) es que muere Walt... y no Pinkman. Acabas deseando que muera Walt, se convierte en lo más malo del mundo, el peor villano (y eso, personalmente, me encantó). Por contra, Pinkman es el personaje más maltratado que he visto en todas las series de toda mi vida. Y a la vez el que se mantiene con mejor fondo (a pesar de todo). Se ve que la idea principal era que Pinkman muriese en la primera temporada, pero al ver la química que había entre Bryan-Aaron decidieron mantenerlo vivo. Pues buena decisión señores. Y todavía mejor decisión que no muriese. Yo ya estaba abrazada al cojín esperando lo inevitable, diciéndole a mi novio "Ai, adiós Pinki, aquí morirá" (llevaba capítulos diciéndolo, de la misma manera que lo decía de Hank por favorito y pam, evidentemente...) y entonces... entonces salieron los créditos. Y Pinkman se salvó. Y es el primer favorito que no muere. ¡TOMA!

No hay comentarios

Publicar un comentario