La vie en Noëlle

2 nov. 2015

De tu envidia nace mi manzana

/ Aclaración susceptible: el título es un juego de palabras con la satírica frase "de tu envidia nace mi fama", no os penséis que ahora me creo Paris Hilton /



Os presento mi nuevo móvil. Sí, lo estáis viendo bien: un señor iPhone 6S. En rosa dorado. No os podéis ni imaginar lo que supone para mí este pequeño aparato, pero para que os hagáis una ligera idea quedaos sentados y seguid leyendo:

Llevaba más de 2 años y medio con un Sony Xperia U pequeño y ridículo. Mi primer y único "smartphone", porque lo anterior fue un Blackberry y ni la cuento. Dicho móvil funcionó más o menos "bien" durante un año y luego empezó a morir lentamente: la batería duraba un suspiro, se reiniciaba solo, apenas con cuatro canciones y cinco fotos ya estaba lleno, el teclado dejaba de funcionar, la pantalla táctil no reaccionaba, al desbloquear llamadas se quedaba colgado, no se escuchaba nada durante las llamadas (cosas muy divertidas con llamadas sobre temas de trabajo...) y un sinfín de putadas más. Además su cámara era calidad basura, como una webcam.

Todo esto hacía que los más cercanos hayáis sufrido algunos de mis "no puedo hablarte, no me funciona bien esta #&%! de móvil" o "te hablo por PC o nada". Además mi Instagram estaba bastante abandonado porque no me apetecía subir fotos de tan baja calidad. Ah, y el USB se conectaba con el PC una de cada mil veces, así que tampoco me podía pasar fotos ni nada.

Pero después de un año de expresar mi desagradable situación telefónica (y después de ni tener permanencia desde hacía seis meses) mi padre, por fin, ha conseguido cambiarme de operadora y con ello he alcanzado el nirvana.

No hablaré de empresas porque no me pagan, pero en mi anterior compañía pagaba X y no me ofrecían móviles (bueno, en la despedida me ofrecían hasta la luna), no tenía llamadas ilimitadas y sólo tenía 1 Gb para navegar. Pues bien, en mi nueva compañía he conseguido el NUEVO Iphone 6S (aunque me he tenido que esperar un poco por quererlo en rosa dorado) con llamadas ilimitadas y 2 Gb para navegar. Todo esto... pagando MENOS que X. ¡Tachán!

Al final con tanta espera tengo el último modelo de iPhone (cuando yo quería en un principio el 5S), y aunque no entiendo muy bien qué diferencias hay estoy muy contenta con mi nuevo "movris". Es rápido, intuitivo, cómodo, bonito, FUNCIONA y lo que más me enamora es su increíble cámara que deja a la altura del betún a mi primera cámara digital de hace unos años. Cuesta creer que sea una cámara de móvil.



Aquí, haciendo fotos (o adorándolo, según como se quiera ver)

Ahora por fin estoy activa en Instagram. Podéis pedir de seguirme aunque tenga la cuenta privada, seguramente os agregaré siempre y cuando no seáis una cuenta de spam :D

Poco a poco aprenderé a usar un móvil que funciona, ¡paciencia! Pronto me haré Snapchat a petición de Núria (de Enealteclado, que ayer blogueó, ¡milagro!) pero primero debo tomar algunas clases de "Persona NO-carca usando redes sociales vía móvil por fin operativo".

4 comentarios :

  1. Moderna, y bien dicho. Ya no soy una abuela con un móvil arcaico que no funciona *tirando confeti*

    ResponderEliminar
  2. ¡Menuda diferencia! Así has notado ese gran cambio... Mi chica tiene también el mismo iPhone 6S y cuando me lo prestó para las fotos... la verdad es que la calidad de la óptica se palpa en cada foto.

    Yo estoy esperando que me llegue mi Google Nexus... para hacerle la competencia ¿qué mejor que las típicas riñas de mejor Apple o mejor Nexus con tu pareja? ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja ¡Claro que sí! ¡En la variedad está el gusto! Lo mejor es hacer un buen equipo y un Nexus sigue siendo un buen móvil, no como la basura patatil que tenía antes jajaja Muchas gracias por tu comentario, ¡besos!

    ResponderEliminar