La vie en Noëlle

1 dic. 2015

"I'm gonna go get one of those job things"



. Si me conoces (o me sigues en Twitter, que viene a ser lo mismo) ya lo debes saber. Y sino, te lo digo ahora: Tengo trabajo. 

*Confeti, fuegos artificiales, histeria colectiva,
abrazos con palmadita en la espalda*

Bueno, quizás no os resulte tan relevante para vuestras vidas conocer esta información; no temáis, las entradas "frívolas" de shopping y anécdotas que tanto me gustan se están calentando en el horno. Quizás tampoco os parezca tan necesario el confeti, que tener trabajo es algo normal (y lo raro es no haberlo tenido hasta ahora, cofcof) y que el popurrí de colores se merece un momento de clímax más cumbre como, por ejemplo, no sé... mi conoración como Reina del Mundo.

Pero es importante. Y muy fuerte. Porque ha sido a la tercera entrevista de mi vida (a la tercera va la vencida, sí), porque lo tengo cerquita de casa, porque es algo que me encanta y además me supone un reto (bloguearé sobre el tema para spamearos de lo lindo, os encantará tanto como a mí). Porque es "de lo mío". Y ha valido la pena esperar, prepararse, sólo elegir ofertas que me gustasen... , he conseguido trabajo a pesar de ir de exquisita y selectiva. ¿Tengo una flor en el culo? ¿Todo un jardín? No sé. Sólo sé soy feliz y tengo mucha ilusión. Y miedo, también tengo miedo, porque me veo a mí misma como mi querida Rachel Green: pasmadita y queriendo encontrar "un trabajo de esos". Pero bueno, sé que soy capaz de todo (y la coronación como reina caería en breves si me lo propusiera) así que... ¡AL TURRÓN! (literalmente, os escribo con el Suchard a mi vera).

Concluyo con cuatro cositas contadas para no enrollarme como siempre:
1. Hoy he firmado el primer contrato laboral de mi vida y me siento legal, adulta y DISEÑADORA con todas las letras.
2. El sábado ya estaré en Almería, bitches. Habrán fotos.
3. Arrasé en Black Friday y os debo un Haul, apuntadlo. 
4. Ups, pensé que iba a tener una cuarta cosita.

¡Eso es todo!

Y perdonad si ahora blogueo menos: estoy delante de un iMac 8 horas al día y al llegar a casa mi portátil HP (¿se puede considerar "portátil" si carece de batería y vive enganchado a un enchufe?) me deprime hasta dejarme al borde del suicidio. 

2 comentarios :

  1. ¡Muuuuchas felicidades!

    Yo te entiendo me pasa lo mismo con lo de los trabajitos.
    Disfruta en Almería.
    Un besin.

    ResponderEliminar
  2. No tengo perdón, he visto este comentario AHORA. *se tira por la ventana* *mierda, es un bajo...* ¡Muchas gracias Carla! :)

    ResponderEliminar