La vie en Noëlle

18 abr. 2016

Mi primera vez... en Amazon

Sí, malditos, ya soy una más. He caído en la tentación.
He comprado en Amazon.

Después de convivir semana tras semana con mis compañeros de trabajo y sus compras en Amazon casi diarias por fin me he unido al club acomodado de la compra online. Me he estado resistiendo hasta ahora, no por mí, sino por mi Visa atemorizada. Me gusta comprar (¿¡no me digas!?) y, a pesar de ser catalana *risas enlatadas de sitcom* y pensármelo mucho antes de cada compra se podría decir que soy una shopaholic... y de las graves; porque quiero ropa, cosméticos, accesorios y monerías a la par que videojuegos, consolas, libros y frikadas varias. LO QUIERO TODO.

Quizás esta primera vez en Amazon no ha significado nada, quizás podré contenerme y seguir con mi austera vida de compras físicas (Spoiler alert: no, no podré contenerme). Pero por ahora os narraré la clamorosa aventura de Cómo compré por primera vez en Amazon.

Bueno, he comprado un peine. Y de hecho no lo he comprado yo, lo ha comprado mi novio, lo ha recibido él en el trabajo y básicamente sólo participé en la historia durante 5 minutos para decirle el peine que quería. Fin.

Y ahora os hablo del peine. EL peine. Seguro que muchos y muchas lo conocéis de sobras: el Tangle Teezer. Después de oír maravillas de él (y de que mi versión plagio del Mercadona ya estuviera hecha añicos) me he decidido a ir por la calidad (calidad que, en Amazon, me ha costado 10 euros).




Me ha parecido más pequeño de lo que imaginaba, pero una vez en mi mano me ha sorprendido lo maravillosamente ergonómico que es. En serio, se adapta a mi minúscula mano de una manera increíblemente cómoda. El color es rosa chillón, el original (me encanta) y las púas, como bien sabréis y sino os lo cuento, se entrelazan de manera que facilita el desenredo. Y esa es la clave de este fantástico producto: promete el desenredo fácil. Y eso para mí y mi pelo fino y débil es casi un milagro.




Lo he puesto a prueba con mi pelo post-trabajo (que, inexplicablemente, siempre acabó como si me hubiese estado peleando con veinte murciélagos) y el resultado es OH GOD: en un par de pasadas pelo desenredadísimo y suave y, lo más importante, apenas ha perecido un pelo en el intento, UNO. ¿Os lo recomiendo? Por supuesto, aunque seguramente era de las últimas personas en la faz de la Tierra que aún no tenía uno. ¡Viva Tangle Teezer! ¡Y viva Amazon! (Spoiler alert: volveré a pecar. Pronto).

4 comentarios :

  1. este peine no lo cambio por ninguno!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    He oído hablar maravillas de este peine y tú lo has confirmado :) El precio esta bien, es un producto low cost.

    ResponderEliminar
  3. Es el peine maravilla, y en mojado también funciona muy bien :)

    ResponderEliminar