La vie en Noëlle

3 may. 2016

Los imprescindibles (del baño)

¿Qué necesitáis en el baño?
Sí, además de papel.
Y algún que otro champú para leer.

Todos tenemos un equipo infalible e imprescindible en nuestra rutina higiénica y estética. Productos que no llegan a amontonarse ni a coger polvo porque se acaban en un abrir y cerrar de ojos.  Esas pequeñas cosas de la vida (en este caso, del baño) que nos hace ser un poquito más persona.

Hoy os presento a mi equipo imprescindible, los mimados, los favoritos (del baño). Os presento mi rincón. Bueno, al otro lado del lavabo también hay productos míos como el cepillo de dientes y demás y luego sólo cuatro cositas de mi novio.


Soy una invasión.
¡Click para tamaño completo!



1. Un tarro de pechinas (conchas). Soy de esas que cuando van a la playa, en vez de ponerme morena como el resto de mortales, mantengo mi blanco nuclear y además busco pechinas para mi colección. En el baño tengo un tarrito de las más recientes, en casa de mis padres he dejado atrás unos cuantos kilos de recuerdos salados.

2. Un frasco de arena (obviamente, ¿quién no tiene uno en su baño?). Siguiendo con el síndrome de Diógenes del primer punto tengo un pequeño frasco con arena de la Cala Sant Francesc como recuerdo de un precioso día del verano pasado.

3. Naked Urban Decay. Mi paleta de básicos en tonos naturales y un negro muy intenso para perfilarme el ojo. No me maquillo excesivamente así que no necesito más. (Os la recomiendo).

4. Pinceles de KIKO, en soporte del Tiger. Regalo de las últimas navidades. Venían en un neceser plateado muy mono y me temo que ya no podréis encontrar exactamente los mismos porque pertenecían a una edición limitada (me pirran las ediciones limitadas, algún día dirán que tirarse por un barranco es "limitado" y yo iré de cabeza).

5. BB Cream, también de KIKO. No la uso siempre pero es imprescindible. Cuando mi cara es un poema y la crema hidratante no es suficiente me pongo un poquito y... mi cara sigue siendo un poema, pero uno un poco más legible.

6. Sensitive Skin de Crea-m. Mi hidratante favorita. Es de las pocas cosas que me he atrevido a comprar por internet y estoy muy satisfecha con mi decisión (ojo, decisión valiente, como si hubiese decidido ir a un final boss sin guardar antes). También tengo la Skin Brightening para el verano. Se absorben muy bien y no quedo pegajosa (que es de las pocas cosas que le exijo a la vida, no quedar pegajosa después de untarme algo).

7. Mi tarro de algodoncitos. Para limpiarme las orejillas y desmaquillarme y/o usar tónico por las noches. 

8. Agua micelar Biosource de Biotherm. Me lo regaló mi madre por mi último cumpleaños. Desde pequeña le robo litros y litros de tónico. ¡Me encantan! ¡Son tan refrescantes como el abrazo de un pingüino! Este tónico tamaño casi industrial y con dispensador comodísimo fue una indirecta de que dejara de robarle el suyo. Mensaje recibido, mami.

9. Cepillo facial de The Body Shop. Para limpiarme la cara con un poco de brío.

10. Jabón facial de Aloe Vera de The Body Shop. Adquirido junto al punto anterior para combatir con mis indeseables puntos negros como panes. Debería ser más constante con estas cosas porque los resultados son casi instantáneos y en seguida me acomodo y NO.

¡Y este es mi equipazo en el baño! Al menos, la pequeña parte que hay en mi rincón. Luego en cajones, ducha y demás tengo otra montaña de productos que... bueno. Mi novio me quiere tal y como soy.

Con mi Diógenes y mis cositas, muchas cositas.

No hay comentarios

Publicar un comentario