La vie en Noëlle

11 jul. 2016

Home Tour

¡Hola, hola! Lo prometido es deuda y, a punto de cumplir 5 meses desde que me mudé con mi chico al piso de nuestros sueños por fin os abro las puertas de éste, nuestro nidito de amor (ahora por fin, 99% amueblado - siempre faltará algún cambio o puñetita-)

Como ya os comenté aquí, en la entrada que anunciaba la gran mudanza, estamos viviendo un sueño. Para los que aún no se han estrenado en la trepidante aventura de "independizarse" aquí os dejo unos

CONSEJOS BÁSICOS DE SUPERVIVENCIA (buscando piso)

- Entra en los principales portales de inmobiliarias cada día, y preferiblemente a primera hora de la mañana.
- No tardes ni un segundo en contactar con un piso que te guste/cumpla con tus necesidades.
- Ten muy claro lo que quieres, dónde lo quieres y tu presupuesto máximo.

Aún así, puedo garantizarte que será duro. En nuestro caso fueron dos meses de visitas canceladas, anunciantes que no contestan, pisos que en persona no acaban de convencer... En fin, es toda una prueba de fuego para tu paciencia y perseverancia. Pero tiene su recompensa.

Nuestra recompensa es un hogar de ensueño. Muchas noches, antes de caer en los brazos de Morfeo, diseñaba en mi cabeza cómo sería mi primer piso perfecto. El sitio al que me mudaría sin dudarlo ni un segundo. Y una vez más, la vida, ésa que te sorprende para bien o para mal, me ha regalado una realidad mucho mejor que mis bocetos mentales.

Sin más dilación: os abro las puertas. ¡Bienvenidos!








Como podréis observar, se trata de un pisito pequeño completamente exterior con cocina americana, balcón estrechito, lavadero, baño (obviamente) y dos habitaciones (una de dormitorio y otra de estudio). Me deleitaría a decir lo mucho que amo este sitio, estas "cuatro paredes", pero creo que con la sobredosis de fotos que le he hecho sobran las palabras :) Donde hacemos más vida es en estas primeras fotos: comemos y cenamos en el sofá, con una mesa elevable y una tele descomunalmente grande (regalo de mis padres, jeje).







La cocina, a destacar: la mesa redonda en la cocina americana es otro sueño hecho realidad (los fans de FRIENDS me entenderán). La bici para cortar pizzas es un regalo de mi querida Joana, la Nespresso y el microondas también son regalos... En fin, realmente no sólo ha sido un esfuerzo por nuestra parte: muchas personas increíbles nos han ayudado a dar forma y color. ¡Gracias infinitas!





Lavadero y lavabo. Como dijo mi amigo Uri al visitar el piso la semana pasada: "¡Aquí es donde haces caca!". Pues eso, poco más que contar. Ah, que amo la ducha que tenemos.







El estudio (y mi vestidor). Se podría decir que "es mi habitación" porque no he podido evitar acapararla (mi novio utiliza el armario del dormitorio). Es otro sueño hecho realidad : mi zona de trabajo + tocador + vestidor + hago la croqueta de lo feliz que soy. Me encanta tener a mi compañero de mesa a la izquierda, leyendo cómics o estudiando alemán (su portátil lo podréis vislumbrar en las fotos del salón, lo tenemos al lado de la tele para tirar de series todas las noches).






El dormitorio: simple y sencillo. Y lleno de peluches, sí. El cabecero ha sido la última incorporación de nuestro hogar (y fue todo un drama traerlo porque una vez comprado no cabía en el maletero y JA-JA, la risa).






Y terminamos esta stalkeadora visita por nuestro hogar con el pequeño balcón con vistas al atardecer. El revestimiento blanco es obra de mi vértigo: vivimos en un séptimo y el balcón con cuatro barrotes era jodidamente aterrador. Pero gracias a taparlo (y a echarle muchos huevos cada vez que salgo) puedo hacer vida "balconil" normal. De hecho, al terminar estas líneas, me iré a tender la ropa.

Y eso es todo: este es nuestro hogar, este es uno de muchos sueños hechos realidad (¡y los que quedan!) y esta es mi nueva vida de "mujer casada".

P.D.: Podéis ver y seguir más imágenes del día a día en mis redes sociales: Twitter e Instagram.

Sin duda estoy viviendo los días más felices de toda mi vida :)

7 comentarios :

  1. Puf... te leo y noto lo feliz que estas y me da una envidia infinita...
    ¡Me ha encantado! Como buena stalkeadora que soy, has cumplido con mis expectativas con tu entrada jajajaja. En serio me parece que tienes un piso monísimo (la camarera donde tienes los cactus me encanta y llevo queriendola desde que la vi por primera vez hace bastante tiempo) y tu estudio-vestidor es perfecto!
    Sin duda seguiré tus consejos cuando tenga la suerte de independizarme :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias Elena! :) Pues que sepas que si la quieres debes hacerte con ella cuanto antes porque la van a descatalogar y está más rebajada que nunca, ¡no pierdas la oportunidad! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Tienes una casita preciosa, Noëlle, de verdad.
    Parece un lugar tan acogedor... ay. Me alegro de que estés feliz ♥

    ResponderEliminar
  4. Puff la envidia que me ha dado esto... Yo el año que viene (septiembre) me mudo a granada con una amiga, igual que el tuyo nuestro piso es pequeño y tendremos que darle mucho amor jajaja. ¡Ojalá y se nos quede la mitad de bonito que el tuyo!

    Tiene mucho encanto y me encantaría vivir en una casa así. Particularmente me enamoro tu vestidor-tocador-estudio 💜

    Un besito 😘

    ResponderEliminar
  5. Jo, muchas gracias a las dos, ¡SOIS PURO AMOR! ¡Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  6. Ya te lo he dicho antes pero nunca está de más... ¡qué bonito os ha quedado el piso! Y sobre todo, qué bonito es verte feliz con todo lo que implicó el mudarte.
    Me alegra mucho verte así, y que no me entere yo que eso cambia :)

    ResponderEliminar