La vie en Noëlle

9 ago. 2016

Algodón de azúcar

¡Hola, hola! Si en la última entrada os hablé de tetas, hoy vengo a hablaros de pelos. De mi recién adquirido pelo rosa cual algodón de azúcar y su entrañable historia.



Empezaré explicando el por qué. Hace meses publiqué un tweet confesando una de mis más grandes inquietudes. El tweet decía así:



Y algunas personas (vía internet o cara a cara) me incitaron a hacerlo aunque todo se quedó en un "bah, algún día". Y es que siempre había querido tener el pelo rosa, al menos una vez en la vida. Era una pequeña ilusión, ignorando si me iba a quedar bien o no. Digamos que tengo un poco de debilidad por el rosa y más si éste es "pastel". Rosa "palo".

Pero aún con todas las ganas los días fueron pasando y la "idea rosa" se quedó en el cajón de siempre (junto con otras ideas estéticas y alocadas). Paralelamente, mi amiga Yaiza (con la que comparto pijama) me comentó, también hace meses, que quería teñirse de pelirroja (es castaña y nunca se había teñido el pelo). Y... bueno, sufrimos una retroalimentación. Os resumiré las conversaciones:

- Me gustaría teñirme de pelirroja.
- Sí tía, deberías hacerlo YA.
- Sí, ¿verdad? Es que siempre he querido hacerlo.
- Es que tíñete YA, yo ya te imagino pelirroja, DEBES ser pelirroja.
- Creo que lo haré.
- Sí, sí, sí. Aunque quizás mejor después de verano...
- Sí, quizás mejor de verano... Aunque... lo haré la semana que viene.
- ¡Sí! ¡Totalmente! ¡Tíñete la semana que viene! Ojalá me hiciese yo algo rosa en el pelo.
- ¿Algo rosa en el pelo? ¡Deberías hacértelo!
- Sí, ¿verdad? Había pensado en las puntas color rosa palo...
- ¡Oh! ¡Rosa palo! ¡Me encanta! ¡Háztelo!
- ¿Lo hago? Pero mejor después del verano, ¿no?
- Sí claro, mejor después del verano...
- Bueno da igual, he tomado la decisión de teñírmelo ya.
- ¡Totalmente! ¡Tíñete ya!

Más o menos fue así. Y de "sólo las puntas" al final acabé con toda la cabeza. Total, que la siguiente vez que nos vimos ella era pelirroja y yo pelirosa. Y felices como unas perdices. Retroalimentación finalizada con éxito.

Ahora viene el "cómo". Primero compré un tinte que... o bien estaba caducado, o bien me odia. Se trata del "Igora Pearlscence" de Swark... un segundo. Schwarzkopf. El tono de "Pastel candy". Me hice unas californianas de "reflejo de rosa pastel" que duraron nada y menos. Resbalaron encima de mi rubio. Un pluf. A raíz de eso dije "a tomar por culo, me hago toda la cabeza, you only live once". Así que el producto ganador fue un "baño de color", no tinte, que tiene sus pros y sus contras pero que ha hecho realidad mi anhelado sueño de tener el pelo rosa.



Se trata del "Pure Pigments" de Tonology. Color "Pinkissime". Sólo hay que aplicarlo después de lavar el pelo y secarlo con una toalla. Lo dejas actuar media horita y te aclaras el pelo con abundante agua. ¡Tachán! ¡Pelo coloreado! Pero como he dicho antes... tienes sus pros y sus contras que necesitáis saber en caso de querer cometer un "rosicidio" como el mío.

PROS:

- No daña el pelo porque además es aconsejable mezclarlo con mascarilla así que más bien es "beneficioso". No utiliza agua oxigenada, ni decoloración, ni "nah".

- Huele de maravilla.

- Te deja el pelo súper bonito.

- El color no es muy "tosco", no se adhiere al pelo como una lapa y va dejando reflejos muy "naturales".

- Es fácil de utilizar, incluso una torpe como yo lo ha conseguido sin destrozar el baño.

- Se puede mezclar con otros colores de la gama y conseguir algo único.

CONTRAS:

- Se va más o menos "rápidamente" (y más si te tiras dos horas en el mar como yo, lerda).

- Lo ideal es no lavarte el pelo en dos o tres días para que "coja" mejor y dure más, pero eso puede ser un inconveniente si tienes algún plan y llevas el pelo hecho un cristo.

- Es aconsejable para pelos claritos. No sé si consigue grandes resultados sobre tonos oscuros pero todo apunta a que no.

Pero bueno, yo estoy la mar de feliz de parecer un chupa-chups de nata y fresa. Los sueños están para hacerlos realidad, ¿no? Os animo de todo corazón a que si os pica el gusanillo de algún cambio de look, por muy drástico y alocado que pueda parecer al principio, lo hagáis. Es mejor arrepentirse de algo que has hecho que no morirte con las ganas (o ser una señora estrafalaria con el pelo fucsia a sus cincuenta años, esa no es mi ilusión precisamente).

Aunque bueno, yo no tengo motivos para arrepentirme (humildad a un lado)




¡Eso es todo! Cualquier duda sobre el producto no dudéis en escribirme un comentario o un email (noleethesheep@gmail.com). Os responderé cuando pueda, y más teniendo en cuenta de que en breve me marcho a pasar unos días bajo las estrellas. ¡Ya os contaré!

Au revoir!

2 comentarios :

  1. Me encanta el color rosa pastel y me encanta como queda en tu pelo. Es precioso y creo que te favorece un montón.
    Mi sueño frustrado era ser pelirroja, pero lo veo un poco imposible por mi tono de piel (bastante moreno), así que... quizá algún día muy lejano xd

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Jejeje ¡muchas gracias! Y oye, de "sueño frustrado" nada. Hay muchos tonos de pelirrojo y seguro seguro que más de uno de ellos quedaría genial con tu tono de piel :D ¡Atrévete!

    ResponderEliminar