La vie en Noëlle

4 ago. 2016

Tetas



Hoy quiero hablaros de tetas. De las mías, de las tuyas, de las de cualquiera.

Si buscáis "tetas" en Google no encontraréis otra cosa que páginas porno que anuncian tetas aderezándolas con un adjetivo que magnifiquen su tamaño. Tetas grandes. Tetas descomunales. Tetas con su propia órbita.

Y no vengo a matizar la controversia que provocan las tetas en sí; sobre la libertad de enseñarlas o la asquerosa sexualización de las mismas por parte de cualquier cavernícola común. Sólo quiero hablaros de tetas grandes. Específicamente grandes porque, al parecer, es de la única manera en que se pueden concebir.

Mis tetas son pequeñas y siempre lo han sido. Sí, también lo eran en aquel difícil periodo de pubertad: esa etapa a contrarreloj en la que o conseguías tetas o eras el hazmerreír para ambos sexos. Y gracias a los insultos y comparaciones... empiezan los complejos. Y de la mano del complejo llega la idea, tan inculcada como si fuera tuya, de que tener las tetas pequeñas es un problema. Está mal. No es atractivo. No eres sexy. Eres "menos mujer".

Durante muchos años he vivido con esa idea. Cuando se daban cuenta de que usaba relleno o cuando abiertamente me comentaban un "ai, no tienes nada de tetas" (con toda la libertad de hablar del físico ajeno que tienen algunos) ¿Sabéis que es lo primero que decimos? ¿Lo primero que decía?

"Ya crecerán"

Y ahora, con 23 años y mucho amor propio es cuando me pregunto... ¿Y por qué tienen que crecer? ¿Qué tienen de malo las tetas pequeñas? Y lo peor de todo, ¿Por qué cuando digo que me gustan así no me creen? ¿Por qué dan por hecho que quiero tener tetas grandes como si fuera lo más codiciado de mi vida? En serio, ¿por qué?

Nunca he sido tan feliz como ahora: amándome tal y como soy e ignorando la opinión de los demás. Amo mi "tabla de planchar", me crean o no. Me gusta dormir boca abajo y me veo divina con cualquier prenda. Y si aparento ser más niña por "no tener tetas"... ¿Qué más da? ¿Qué sabrán ellos? Mis tetas son tan bonitas que algunos matarían por ellas. Y así tenéis que pensar. Con vuestras tetas o con cualquier parte de vuestro cuerpo.

Amaros incondicionalmente, sin querer cambiar un ápice (ni una talla).

6 comentarios :

  1. Chapo. Me ha encantado tu entrada tía. La verdad siento muchiiisimo todos esos comentarios. Yo estaba en el otro bando, en el de las "tetonas" y si bien se suponen que son sexys, solo escuchaba comentarios desagradable sobre ellas: "se te van a caer" o si no "prefiero unas colocadas a unas colganderas como las tuyas" "menudos melones, uno te mira a cuenca y otro a albacete" (todos veridicos) Asi que mi conclusion es que si bien nos lo ponen muy, pero que muy dificil, tenemos que querer a nuestras tetas. Sean como sean. La verdad, si no entras en el canon de teta operada pornográfica, te es mas difícil, pero el caso es que al fin de cuentas es nuestro cuerpo, no esta hecho para el consumo de otros. Así que mucho animo, a mi me parece que tanto tu cuerpo, como tu, y todo lo que escribes es precioso. Eres muy autentica y lo dicho, me encanta la entrada porque estoy identificada contigo (la verdad que desde el otro punto, pero identificada al fin y al cabo) Un beso preciosa <3

    ResponderEliminar
  2. Gracias bonita :) Nunca me habían dicho algo tan bonito como "eres muy auténtica". Te agradezco todas y cada una de tus palabras.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón del mundo. Me he pasado la vida odiando mis tetas porque eran 'grandes'. También las he intentado ocultar de diversos motivos y ahora, lo único que pienso es "¿para qué?". Tenemos que querernos como somos (aunque a veces cueste), porque nadie va a querernos más que uno mismo.

    ResponderEliminar
  4. Exacto, no hay que frustrarse con una misma porque su físico no entra en el "canon" de la sociedad. Da igual lo que digan o lo que piensen, hay que quererse a uno mismo porque todos los cuerpos pueden y deben ser bonitos :)

    ResponderEliminar
  5. Hace unos días que leí tu entrada y me sigue rondando por la cabeza, así que tenía que decirte gracias, simplemente. Por compartirlo, porque no se dice lo suficiente, y porque la sororidad es muy importante. Vivan las tetas, sean del tamaño que sean, y como nosotras las queramos.

    ¡Beso!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti por tu comentario :) ¡Vivan las tetas!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar