La vie en Noëlle

21 sept. 2016

Review: EOS Lip Balm

¡Hola, hola! ¿Cómo va todo? Supongo que bien porque empieza la mejor estación del año (o, al menos, mi favorita). Os comenté en la entrada anterior que estaba enfrentándome a rediseñar este pequeño rincón y estoy en ello, lo prometo. La parte creativa está prácticamente terminada y sólo falta plasmarla en el "esqueleto". Pero "es muy difícil ser yo" y apenas tengo tiempo (y septiembre es un mes especialmente complicado por la gran cantidad de cumpleaños a los que tiene que asistir mi culo), por lo que paciencia.

De mientras no quería estar sin bloguear absolutamente nada, y eso que soy muy de "hasta que no termine el rediseño le cojo manía al diseño actual y no blogueo"; total, que hoy os traigo una review de uno de mis productos TOP 1 que acaba de llegar a casita: EOS Lip Balm.




Nos conocimos un caluroso verano, allá por 2013 (también conocido como "el peor año de mi vida"). Mis labios siempre han sido un desastre mayúsculo: DESASTRE. Con el frío o el calor se irritan, agrietan, resecan, pelan y/o rompen. Lo más doloroso es lo de "romper", a veces los he tenido tan secos que al reírme (y yo, amigos y amigas, me río mucho) me los he reventado. Literalmente. He probado muchos cacaos y labiales hidratantes a lo largo de los años pero sin duda, SIN DUDA, el EOS Lip Balm de aquel 2013 marcó una gran diferencia.



Por lo que esta semana he sucumbido a Amazon y me he comprado una segunda cita con esta maravilla. Quizás leeréis noticias sobre "los peligros de usar EOS" por algunos casos de reacciones alérgicas. Bueno, en su defensa tengo que decir que es realmente curioso que dé alergia este producto porque es 100% natural y 95% orgánico. Lo más seguro es que las reacciones alérgicas se produzcan si eres alérgico a uno de esos componentes naturales (aceite orgánico de oliva, semilla de jojoba, coco, cera de abejas...). En fin, que yo soy alérgica a la nata en spray y no me unto la boca con ello... por si un caso, ¿no?



Lo dicho, mi experiencia con él fue excelente y rebañé cada milímetro de aquel primer ejemplar. No sólo huele de maravilla (sea el sabor que sea) y se aplica de una manera comodísima gracias a un packaging en forma de huevo muy ergonómico sino que además cumple con las expectativas: nada hidrata los labios secos como EOS Lip Balm.



Os invito a que conozcáis más esta marca (y en concreto este producto) para poner fin a los labios secos y dolorosos que no tardarán en dar por culo ahora que llega el frío (por fin).

¡Nos leemos pronto con algo nuevo que contar!
(y quizás con un nuevo envoltorio...)

No hay comentarios

Publicar un comentario