La vie en Noëlle

31 dic. 2016

Borrón y año nuevo


Querido, o no tan querido, 2016:

Hace un año te dedicaba unas palabras antes de saber qué me depararías. Te pedía que te sentaras a mi lado para ver los días pasar, los días buenos y los días malos. No te exigí nada, no a ti. Me pedí a mí misma más paciencia, más valor, más fuerza... y que tú no detuvieras tu reloj ante nada.

No me advertiste que empezarías con uno de los pasos más importantes de mi vida: con la independencia. Llegó algo increíblemente bueno a mi vida en forma de nidito de amor en el que compartir los minutos junto al mejor compañero de viaje que existe. De repente empezaste tan bien que muchas noches me iba a dormir aterrorizada... pensando que tanta felicidad desembocaría en algo terrible. Que la vida me estaba dando sonrisas porque pronto llegarían lágrimas.

Y efectivamente.

No me advertiste que serías uno de los años más surrealistas de mi vida. No me advertiste de tus dificultades, de las cuestas hacia arriba, de las pérdidas, de las puñaladas... de volver a mostrarme el peor lado del ser humano. De volver a sacar lo peor de mí como respuesta hacia el daño.

No me lo advertiste... pero no importa.

No te odio, 2016. No has sido un mal año... a pesar de todo. Me has dado tantas cosas buenas como malas. Me has dado amigos, aventuras, caras nuevas, viajes y sobre todo fuerza. Fuerza para afrontarlo todo. Ha sido un año donde mi feminismo ha crecido fuerte, bonito e intenso gracias a buenas influencias y gracias, por supuesto, al asqueroso machismo que he tenido que soportar en demasiadas ocasiones. Me has dado la capacidad para apreciar que un trozo de pizza puede callar las voces que gritan tras un mal día y que hablar con desconocidos, cosa que antes me aterraba, me resulta de lo más reconfortante.

También me has dado la capacidad de ver las pérdidas como ganancias y, en resumen de 2016, para mí es lo más importante de este año. Considero que he hecho limpieza. En todos los sentidos. Me he librado de toxicidad, odio, envidia y rencor. Me he librado de ojos que me miran mal, con ganas de verme caer. Me he librado de todo lo malo que me rodeaba y ahora sólo queda lo bueno. Y qué bien, oye.

Una de las cosas más difíciles ha sido tener a personas que quiero demasiado lejos... e incluso no verles en toda tu anchura de año bisiesto. Pero no pasa nada, también te lo perdono... porque ya te vas. Te vas y es injusto por mi parte reprocharte nada.

Has sido lo que tenías que ser y sólo espero hacer borrón y cuenta nueva. Dejar atrás el rencor y quedarme con lo aprendido. Al fin y al cabo te he demostrado que puedo ser mil cosas menos rencorosa, y tú ya sabes por qué.

En fin, 2016: Querido por muchos, odiado por otros muchos... Gracias por venir y estar. Gracias por lo bueno y por lo malo. Gracias por ponerme a prueba y hacerme más fuerte. Gracias por todo.

5 comentarios :

  1. ¡Qué bonita entrada Noelia! Me gusta tu actitud de dejar pasar el año sin darle demasiada importancia a lo malo y quedándote sobre todo con las cosas buenas. Para mí 2016 no ha sido un año para tirar cohetes y espero que 2017 sea muchísimo mejor... pero también ha habido momentos de este año que no los cambiaría por nada por lo genialísimos que han sido ♥

    ¡Pasa una buena nochevieja y ojalá el 2017 venga cargado de cosas geniales para ti!

    ResponderEliminar
  2. AY, el 2016 ha sido importante, aunque te guste o no, aunque haya sido malo o bueno, al final son 366 días que están a rebosar de sentimientos y sensaciones. Los años cambian, pasan, las heridas se cierran, se abren nuevas o se reabren viejas y huele mal, pero ante todo eso, nos tenemos a nosotros, día sí y día también, delante del espejo, mirándonos. Al final hay que quererse, superarse, ver que hay años y años, y que aunque vengan cosas malas, se aprende de ellas y lo que no te mata, te hace más fuerte.

    Me alegra mucho leerte con tanta fuerza, ganas y todolobueno.


    Un abrazo enorme,
    y a por el 2017, Noë ♥

    ResponderEliminar
  3. No sé qué decirte que no sea que Bravo. Me ha encantado tu ejercicio de reflexión y espero que no sea el único tan bonito que lea. Espero que tengas un feliz 2017 y que el borrón y cuenta nueva merezca la pena.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  4. Bonitas que sois. Espero que 2017 sea un año increíble para nosotras ♥

    ResponderEliminar
  5. Has descrito casi a la perfección mi año. Y de verdad me ha encantado tu entrada, cómo lo has escrito y la fuerza que transmites. También me identifico con este sentimiento. Y de verdad que te deseo lo mejorcito este año, te mereces paz, calma, amor y todo lo bueno profesionalmente hablando. Y ojalá seguir leyéndote, riéndome contigo y verte crecer.

    Un abrazo enorme <3

    ResponderEliminar