La vie en Noëlle

17 mar. 2017

Esperando la primavera



Hoy quiero plasmar estas ganas de primavera que dilatan mis pupilas cada vez que veo un rayo de Sol. Estoy embriagada por el retorno de los colores. Creía amar el invierno y de repente me siento infiel, traicionando el frío y el gris en busca de la luz y el mar.

Quiero vestir mi peto, llevar medias oscuras y mis zapatos favoritos. Quiero llenar mi casa de verde y sentir arder mi oreja en un abrazo con el Sol cada vez que tiendo la ropa en el balcón. Quiero usar mis pijamas largos pero finos y comer chocolate negro (ahora que he descubierto que, al igual que la primavera, me gusta).

Tengo ganas de seguir escribiendo lo que estoy escribiendo. Y que alguien lo lea una vez terminado. Quiero participar, vivir, conocer. Quiero que llegue mayo para pisar Alemania por primera vez.

Esta primavera va a estar cargada de cosas increíbles así que... aquí estoy:
Impaciente ante su llegada.






3 comentarios :

  1. Es curioso pero creo que este es, probablemente, el primer año que de verdad tengo ganas de que llegue la primavera. Me apetece muchísimo pasear por las calles sin que el viento me congele la nariz, y poder hacer fotos a las flores, y picnics en el retiro, que nunca son mala idea (anotado uno para cuando vengas)

    Espero que cuando vayas a Alemania nos cuentes tu experiencia por aquí, que aunque hasta ahora lo haya hecho desde las sombras me encanta leerte. Ah, y mantengo que estoy enamorada de esos zapatos <3

    ResponderEliminar
  2. Tenía unas ganas de primavera que me muero. De verdad de la buena, quería oír a los pájaros piar, poder tumbarme en el césped, beber mucha cerveza, reírme todavía más. Ayer salí a las ocho de casa, y aunque era de noche, no hacía el frío de las ocho de la tarde de un día de invierno, y me enamoré.
    Quiero ver todas las flores y la explosión de colores, de verdad. Quiero quedarme a vivir en mayo y sus primaveras (aunque estemos a finales de marzo todavía)

    abrazos fuertes,
    ojalá la primavera contigo.

    ResponderEliminar
  3. Se lo comentaba a W. y mira, lo siento si me repito pero agradezco tanto que llegue la primavera... No porque me guste especialmente, ya que, y tú mejor que nadie me entiendes, me quita salud (¡hurra los alérgicos!); pero es un pasito más cerca del verano.

    Y estas dos estaciones me llenan las manos de ganas de crear y meterme en proyectos e ilusionarme de nuevo.

    Brindemos por todas estas ganas, que nos duren mucho.

    Un abrazo enorme,
    te admira cual oso panda,
    S.

    ResponderEliminar