La vie en Noëlle

5 mar. 2017

Journal: 5 de marzo

¡Hola, hola! Hacía meses que no escribía en este rincón a modo de "diario". El título es "5 de marzo" pero en verdad abarca del 3 al 5, ambos incluidos. Los últimos días han sido extremadamente emocionantes y memorables y... ¡vamos a hablar de ellos y a ilustrarlos con fotografías!



Como ya sabéis (porque mis gritos de "fangirl" se han escuchado a lo largo y ancho de la península) desde el 3 de marzo de 2017 tenemos en casita la flamante e innovadora nueva consola de Nintendo: Nintendo Switch. "La Switch" para los amigos. ¿Qué os puedo decir sin atosigar a los lectores menos gamers? Es GENIAL. Fantástica. Es cómoda, bonita, no pesa nada, la pantalla es genial para jugar en modo portátil (además de ser táctil, que facilita cosas como escribir en teclado) y... me tiene enamorada. Por ahora sólo tenemos un juego en nuestro poder: The Legend of Zelda, Breath of the Wild.  Lo compré en edición limitada de coleccionista (junto con la guía, también edición coleccionista) porque soy algo así como "fan de póster" del Zelda y llevo esperando este juego muchos años. Y cuando la ocasión lo merece... hay que echarle billetes.




Así que mis días se han basado en "fangirlear" muy fuerte. Muy, muy fuerte. De aquí un tiempo indeterminado haré una review en condiciones del juego. Por lo pronto os puedo decir que tanto À. como yo estamos totalmente fascinados. El mundo abierto, todas las posibilidades, los gráficos, la estética, la jugabilidad (todavía más intensificada por el "todo es posible"), LA HISTORIA, la personalización y mejoras del personaje... Una pasada. En cuanto acabe estas líneas volveré a secuestrar mi Switch de las manos de À. y ¡continua la aventura!




Pero viciar de mala manera no es lo único que ha ocurrido estos días. No, no, no. Ayer, sábado 4, por fin pude quedar con mi querida más mejor amiga, a.k.a. Sis. Comimos en el Taco Bell porque las tradiciones hay que respetarlas, charlamos largo y tendido sobre el mes de febrero y me dio mis tan ansiados regalos de cumpleaños. ¿¡Cómo no la voy a querer!? Acierta de sobras conmigo después de una década de amistad.




Ella sabía de sobras que tenía unas ganas inmensas de tener mi primer producto de Lush y... ¡tachán! Tengo no una sino DOS cositas de Lush gracias a mi querida Sis: un exfoliante labial y una barra de masaje. ¡Huelen de vicio! (y el exfoliante me lo comería a cucharadas). También me regaló unos post-it muy divertidos y una mascarilla coreana súper guay (ella es experta en cosmética buena, coreana y bonita).





Y para acabar también me regaló una taza más para mi colección. Pero no es una taza cualquiera: al calentarse "me llena el corazón". Además el corazón es pixelado y me pirra el pixel-art (véase el Link del inicio de la entrada). En resumen: no puedo ser más feliz, querer más a mi mejor amiga ni estar más enviciada al Zelda. No puedo.

La mejor manera de terminar esta primera semana de marzo es con una ducha calentita, probando mis (ya sí) últimos regalos de cumpleaños y jugando junto a mi compañero de vicios.

Au revoir!

1 comentario :

  1. Reconozco que hace años que no me da por los videojuegos, pero siempre he sido muy fan de Nintendo *-* Vi parte del directo cuando abriste la Switch y QUE ENVIDIA MÁS MALA, con tanta emoción me entraron ganas de tenerla :P

    La tacita no puede ser más amorosa, me alegro de que hayas empezado marzo con tantas cosas bonicas :D

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar