La vie en Noëlle

29 may. 2017

(No) Compartir



Hoy os quiero traer una reflexión sobre nuestro comportamiento en las redes sociales que puede levantar alguna que otra ampolla. No estoy con la verdad absoluta entre las manos, sólo es mi opinión (y mucho confeti). Quiero exponeros mi visión sobre cómo influimos en los demás y la diferencia que puede suponer el apoyo de una persona.

Quiero hablaros de (no) compartir. Hace unas semanas acabé rabiando vía Twitter sobre este tema, alimentando las musas suficientes para dedicarle una entrada en este rincón. Un blog que sigo (uno de muchos) anunciaba una nueva entrada y este tweet que algunos consideraréis spam no tenía ni un triste RT. Para los que desconocen el funcionamiento de Twitter: Retweet es compartir ese tweet en tu perfil, aportándolo a tus seguidores. Es un botón que está al lado del conocido like (fav, me gusta, etc); el like por su parte guarda ese tweet en un apartado de tu perfil no compartido para tus seguidores (tus "me gusta"). Un botón al lado del otro y el poder de decisión para compartirlo con los demás o guardártelo para ti.

La cuestión es que fui el primer RT de aquella inocente publicación que intentaba informar de que había nuevo contenido en el proyecto que llenaba con ilusión y... qué rabia. Sé que, obviamente, a cada cual nos gustan cosas diferentes y sobre todo no por llegar y pedirlo la gente va a tener ninguna obligación moral de compartir nada. Sólo os pido algo tan simple y sencillo que: si os gusta, compartidlo. Si os gusta, apoyadlo. 

Es un gesto extremadamente sencillo que lo cambia todo. Compartiendo llegas a más gente y compartiendo llegan a ti nuevas mentes que pueden convertirse en un bonito descubrimiento. ¿Y por qué me da rabia que no se comparta? Repito: no es por caridad, no es por penita, no es una obligación. Pero me da rabia, rabia infinita, que se pierda calidad por culpa de la cantidad. Que gente con mucho potencial se desilusione tras una carrera de fondo que no le está aportando nada.

Reflexionad sobre esto: hoy en día lo único que importa en las RRSS es el número. Creemos que la cantidad determina la calidad y, por todas las croquetas, ¡ni mucho menos! Porque muchos influencers han desembolsado para tener ese número mágico de seguidores que nos hacen creer que su opinión es relevante y muchas veces pecamos y caemos en esa red creyendo que "si tanta gente lo sigue, es que vale la pena". De la misma manera creemos, erróneamente, que alguien con pocos seguidores o poca repercusión en sus publicaciones es porque no valen una mierda. Y ale, nos quedamos tan anchos.

Pues no. Está en nuestro poder ser generosos y empáticos. Compartir y recomendar las cosas bonitas que nos encontramos en vez de guardarlas recelosamente para nosotros mismos es lo que nos diferencia de ser el Grinch.

Como conclusión quiero recordaros que para pedir, hay que dar. Que de la misma manera que no soporto ver a gente que se niega a compartir el trabajo de los demás (incluso aludiendo que quieren mantener su perfil "limpio" de publicaciones ajenas) todavía me parece más egoísta pedir mucho pero dar poco. Compartir es algo recíproco y bidireccional. Hay que aplicar las bases mínimas de educación y respeto (que deberíamos tener en todos los ámbitos de nuestra vida) en las redes: ser agradecidos y recíprocos. Sino, por mucho que les guste apoyarte es probable que se acaben cansando de ciertas actitudes altivas. 

Y vuelvo a repetir por si no lo he dejado suficientemente claro: compartir no es una obligación. No lo hagáis por pena, no os sintáis incómodos en vuestros perfiles por deber nada a nadie. Pero llenaos las manos de amor siempre que os salga de dentro, no reprimáis un RT a un Fav si sentís lo contrario. 

Vuestro cariño y compromiso puede suponer un combustible inagotable para aquellas personas que están intentando nadar a contracorriente para expresar todo lo que quieren decir.

Aprovecho para recordaros esta entrada de aquí en la que os recomiendo algunos de mis blogs favoritos, además de ladear la cabeza hacia la derecha para señalar el apartado de Link Love.

19 comentarios :

  1. ¡Hola! La verdad es que estoy muy de acuerdo con casi todo lo que dices en el post, y es que yo he vivido en mis propias redes (iba a decir "en mis propias carnes", pero lo otro es más indicado, jaja) lo de compartir un nuevo post de mi blog y no tener un triste RT. No suelo ser mal pensaba cuando ocurre eso y siempre pienso que simplemente el tweet se ha perdido en los TL de la gente y no ha llegado a ser visto. Otras veces alguien lo retwitea, y gracias a eso empieza a ser retwiteado varias veces ese mismo día, y eso demuestra la razón que tienes cuando comparas un like con un retweet. De todas formas, cuando no obtengo ningún retweet, ni me desilusiono, ni doy el blog por perdido, ¡para nada! Me anima a seguir haciendo lo que me gusta y como me gusta, y a quien le guste: ¡perfecto!, y a quien no: ¡también! Como dices, no a todo el mundo le puede gustar todo. :)

    En cuanto a lo de tener el perfil limpio de publicaciones ajenas, yo soy de las que prefieren compartir y retwitear cosas que me aporten algo a mi y a la gente que me sigue, y es que se encuentran cosas tan interesante en los perfiles de otras personas...

    En fin, siento la parrafada, pero me ha parecido un post bastante interesante, veo mucha empatía detrás de tus palabras. :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu blog y tu trabajo es una maravilla, ¡nada debe desilusionarte nunca! Ciertamente en mi TL desaparecen un montón de tweets que me gustaría leer y hasta que no entro en el perfil de esa persona o alguien lo comparte pues ni me entero (y bastante despistada soy ya de por sí). Muchas gracias por tus palabras, ¡un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Tienes más razón que un santo...
    Poco más se puede decir ante un discurso tan completo y bueno.

    Yo he vivido a veces eso... es verdad que, por mi "estilo", no soy la persona más asidua a publicar, pero por momentos me ha dado rabia ver como hay textos que yo consideraba muy buenos y que merecerían ser más vistos quedaban ahí en el olvido sin pena ni gloria. A veces los he vuelto a compartir yo mismo por segunda vez, pero tampoco sirve de mucho. Me ha hecho dudar mucho esto con mi blog y, como bien sabes, hasta me he llegado a plantear cerrarlo. Pero bueno, es otro tema diferente esto... solo te digo que de momento es algo que no va a pasar. :)

    Y volviendo al tema, que me voy por las ramas... No puedo añadir nada más a lo que dices, lo comparto al 100% tus palabras, siempre he sido de compartir con un retuit o como buenamente pueda textos, canciones, blogs... cualquier cosa artística que me haya gustado. No por nada, si no porque me llena hacerlo. Y leyendo tus palabras lo seguiré haciendo con más ganas aún, apretando el botón de retuit más intensamente

    Un abrazo enorme y cítrico :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tenerte prontito por estos lares, ¡necesitamos a Jaac de vuelta! Sé que eres de las personas que más comparte y es generoso, no sólo con gente que busca ser compartido sino con gustos y descubrimientos que haces. Es genial que nos traigas tantas cosas nuevas por lo que DEBES volver a estar más activo, con tus escritos y tus recomendaciones. ¡Abrazo de limón!

      Eliminar
  3. ¡JOBA! ¡SE ME BORRÓ EL COMENTARIO!

    Bueno, empiezo de nuevo.

    Me ENCANTA este blog y me encantas tú. Estoy en una cruzada en busca de nuevos blogs que merezca la pena seguir. Lamentablemente, muchos de los que ya conocía han cerrado, y toca buscar nuevos horizontes. Y me gusta tu horizonte. Qué poeta soy por Dios. (No).
    Bueno, me quedo por aquí.

    Y respecto a la entrada: sí, sí y sí. Es muy difícil abrirte paso si no tienes una ''base'' de seguidores ''mínimos'' para que la gente empiece a pensar que tienes algo que decir. Lo noto hasta yo, y eso que yo estoy bajo mínimos en cuanto a promoción por redes sociales de mi blog se refiere, no le dedico mucho tiempo/esfuerzo.

    Y a mucha gente le cuesta compartir, a pesar de que les guste el contenido.

    Voy a publicar esto ya, porque si se me vuelve a borrar me echo a llorar, jajaja. ¡Te seguiré por aquí!

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh! Lamento lo del comentario borrado. ¡Muchísimas gracias por tus palabras! Me hace mucha mucha ilusión tenerte por aquí así que BIENVENIDA. ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  4. Estoy tan de acuerdo con lo que dices, es que además, te he pasado una parte de tu texto porque me ha parecido que lo explicas de una forma muy sencilla pero a la vez con fundamento. Me ha gustado especialmente como está escrito, fuera coñas, me he quedado como pero qué bien habla la jodía.
    Metiéndonos en el lío en sí mismo, estoy hasta los cojones de las personas que piden y no dan, o que no dan directamente cuando está claro que les gusta porque les ha dado a FAV. Es que no veo normal que algo tenga 1.000 FAVs, pero leugo ni la mitad de RT's, ¿de verdad te puto cuesta tanto darle al jodido botón que está AL LADO del corazoncito? Es que no saben hasta quién puede llegar con la tontería, que con un RT alguien que puede necesitar a 'X' persona para un proyecto la encuentre, o que 'X' editor justo busque algo así. La gente es muy egoísta, y me parece de ser un soplapollas el hecho de querer tener tu TL limpia, pero luego quejarte y lloriquear porque simplemente no te hacen RT, venga por favor. Esto es mucho más que "si no lo haces yo tampoco", es más que puro egoísmo, es más que pura pataleta, es la simple necesidad de sentirte valorado con lo que haces, con lo que escribes, fotografías, pintas o piensas, y no entiendo por qué la gente no lo ve.

    Pero bueno, al final es como todo. Quien no comparte casi nunca terminará por no ser compartido, y al final deberán ganar seguidores porque tienen pasta. Pero ellos verán, a mí me daría bastante vergüenza saberme en un entorno que sólo me quiere porque les he untado dinero.

    un abrazo grande,
    croquetas de todos los sabores
    (y que sepas que yo a ti siempre te daría los rts, siempre, porque si hay que compartir arte qué mejor que el tuyo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJA Vallecas power. Poquito tengo que decirte a ti. Que te quiero y que gracias por aparecer en mi cibervida hasta alcanzar el otro lado de la pantalla. MUÁ.

      Eliminar
  5. Buf! Cómo te entiendo, la verdad. Yo no suelo ser de las que promociona mucho sus entradas (por vaga) pero intento dar rt cuando las veo por twitter y, sobre todo, lo veo con el arte. Se nota mucho la diferencia entre el like y el RT y qué menos que ser un poco considerado con la gente a la que sigues y aprecias...
    Pero en fin, me parece una reflexión agradable. Dar amor a la gente que sigues es importante, así que yo he venido aquí a darte amor <3 Espero que sirva un poco para suavizar la mala leche por los que no comparten...
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gema :D Me encanta que vengas por aquí a darme tanto amor con tus palabras. Ojalá la reflexión siente un precedente a la hora de dudar entre hacer click en un botón u otro. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Estoy 100% de acuerdo contigo, es un acto muy sencillo y sin embargo la gente no lo hace. Compartiendo se ayuda un montón, además ¿quién no quiere compartir lo que le gusta o le parece bueno/bonito con la gente que le sigue? Es tan obvio hacerlo... Y a la vez nadie lo hace. Es una pena.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena, pero espero que poco a poco se establezca una rutina de generosidad y altruismo para con los demás :D ¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Es increíble lo necesaria que es esta entrada, lo importante que es cada una de las palabras que has escrito. No dices más que verdades, verdades que a algunos parecen dolerles porque no les gusta ver reflejados en ellas su egoísmo.
    A todos nos gusta que compartan nuestro trabajo, obviamente, pero a algunos no les gusta tanto compartir. Parecen creer que aquellos con menos seguidores o, por lo que sea, menos repercusión, no merecen un simple retweet por su parte. Lo triste es que es algo tan simple como hacer clic, un clic gratuito con el que podemos ayudar a gente que de verdad lo agradecerá.
    Ojalá cambie pronto la forma de ver el arte de compartir en algunas gentes y se den cuenta de que es algo mutuo, que hacerlo no te hace ser "menos guay" o "menos popu", sino más solidario. Todos hemos empezado desde abajo, estaría bien que no se nos olvide nunca.
    Y de verdad, te envío un aplauso gigante por esta entrada. Hace falta más gente que piense como tú, de verdad lo digo. Espero que con ella consigas abrir los ojos a más de una persona.

    Todo mi love para ti <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hace falta más gente como tú; con tus palabras, tu bondad y tu torpeza. Sí, todo junto. Te amo fuerte fuerte. MUÁ.

      Eliminar
  8. Hola guapa!
    Me has hecho reflexionar bastante con este post porque yo no tengo muy arraigada esta costumbre, para empezar porque últimamente no pasó por muchos blogs (ayyyy vida después de las oposiciones cuánto te quiero y te necesito!) y tampoco lo he "sufrido", por decirlo de algún modo, porque llevo como un año o dos sin actualizar mi blog... (razón: paréntesis anterior Jajajajaja) pero espero que todo eso cambie a partir de este verano, pueda actualizar mi lista de blogs, escribir comentarios y, gracias a ti, hacer ese gesto tan sencillo que no había ni pensado que lo fuera,no se, unas veces le daba a fav porque en ese momento no tenía tiempo para leerlo y para que después no se me pasara, entonces lo leía cuando podía y ya se me iba rt... yo que sé, no trato de justificarme pero sí digo que me ha venido bien una entrada como esta y que obviamente estoy de acuerdo en que si un artículo o un post me gusta, lo mejor que puedo hacer es compartirlo.
    Un abrazo muy grande! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai, ojalá tenerte de vuelta prontito. Me alegra mucho ver que esta reflexión ha aportado tantas cosas buenas. Espero que vayan súper bien las oposiciones y que pronto podamos disfrutar de ti por aquí :D ¡Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  9. Podría aplaudirte hasta dejarme las manos en carne viva. Desgraciadamente, la gente es MUY egoísta. Se nota que algo les gusta, porque le dan Fav, pero prefieren el corazoncito, cuando el RT está literalmente al lado. Si te gusta, RETUITEA, que los corazones son muy monos, pero con ellos no llegas a nadie.
    Yo lo noto muchísimo, y por eso tengo épocas de desánimo total con el blog. Lo que más rabia me da es ver a gente pidiendo y llorando porque no tienen los RTs que les gustaría, pero luego ellos te dan un simple Fav y se quedan tan panchos.
    La gente debería ser consciente de que lo que ayudan a dar a conocer algo son los RTs. Que no deberían guardárselo sólo para ellos con un Fav, sólo para no "ensuciar" su perfil. Con lo bonito que queda y lo que me gusta a mí compartir en mi TL cosas bonitas. Ojalá esto cambie y la gente deje de ser tan egoísta.

    Abrazo fuerte, cuqui <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, opino como tú: una TL llenita de VARIEDAD, perfiles diferentes, opiniones diferentes y rincones que descubrir es de las mejores TLs que puedes seguir :) ¡Un súper mega abrazo!

      Eliminar
  10. Estoy de acuerdo en que ayuda mucho, pero muchas veces (o al menos me pasa a mí, no puedo hablar por los demás) me es imposible dar RT. Básicamente porque si no leo la entrada, prefiero hacerlo cuando lo haga. No tengo problema en compartir todo, de hecho creo que muchos seguidores en su día me silenciaron, pero lo que me gusta, lo que me ha aportado algo, lo que me inspira, etc. lo hago. Lo que por falta de tiempo (o el motivo que sea) no puedo ver, lo reservo.

    No sé. Está claro que no va por mí, pero al estar desconectada y bastante mal personalmente estos meses me da rabia porque por esos motivos no he podido prestarle la suficiente atención a los blogs que seguía.

    Un saludo,

    Aida.

    ResponderEliminar