La vie en Noëlle

14 dic. 2017

Ranking John Green



¡Hola, hola! Hoy iniciamos el mes de diciembre en el blog tras unos días de postoperatorio nada divertidos, ¡pero mejor tarde que nunca! Os traigo una reseña a gran escala: un ranking de los libros de literatura juvenil de John Green que he leído. No todos valen la pena así que, bajo mi criterio hiper mega subjetivo, os diré qué libros deberíais leer y cuáles deberíais evitar.

Antes de entrar en materia me gustaría hablar un poco del estilo del autor y lo que os podéis encontrar entre sus palabras. John escribe rematadamente bien y se ha convertido en toda una estrella de su género. Sus novelas son dinámicas, ligeras... se devoran con una facilidad deliciosa y te atrapan en mayor o menor frecuencia. Pero si hay algo en lo que flojea John es en repetir patrón y no tener finales especialmente brillantes. Sin spoilers, pero yo soy como muy gourmet de los finales y, a excepción de los libros que más me han gustado, siento que John lo intenta hacer bien pero en algunos casos no me ha acabado de convencer. O bueno, también es verdad que dichos finales van de la mano de lecturas que no me estaban gustando en su complexión.

Otro problema de John (o virtud para su categoría juvenil) es que quizás veis un exceso de pedantería en sus personajes. Suelen ser adolescentes por lo que a veces chirrían cuando narran, se expresan o filosofan con mayor intensidad de la que harías tú (más cerca de los 30 que de los 20). Aunque debo decir que, quitándome el saco de puñetas que acumulamos en la espalda con la edad, veo bastante necesario que dichos personajes tengan tanta inquietud y tanto mundo interior. Me explico: como lectora no quiero sumergirme en los pensamientos de niñatos inmaduros que tienen la misma capacidad emocional que una mandarina. No. Prefiero leer y escuchar aquellos personajes que, con sus errores y aprendizajes de la mano de la edad, tienen una mentalidad más madura y amasada. Sí, a veces tanta arrogancia se le va de las manos a Green; al fin y al cabo tener a alguien con estrella o hacerlo un estrellado pende de un hilo muy finito.

Pero, sintetizando este último párrafo: la edad no hace a la persona y no deberíamos juzgar ni ningunear la palabra y los sentimientos de alguien sólo por ser "joven"

Así pues, doy comienzo al ranking desde abajo, desde las catacumbas:

Ciudades de papel
No vale un mierdote

Juraría (porque está claro por la introducción que os he hecho que soy una pureta y por lo tanto mi memoria falla) que fue la segunda lectura que hice del señor Green. Tenía expectativas altas ya que faltaba poco para que estrenaran la película en el cine así que pensé "uah, también la han llevado al cine así que debe estar guay". No. Es un churro. ¿Sabéis eso que os he dicho sobre adolescentes intensos? En este libro a John se le va de las manos. Insufribles. Trama que se antoja interesante pero que se estrella en un sinsentido (o un "te daría una hostia con la mano abierta"). No lo recomiendo. ¿Y la película? La vimos en una noche de vino y risas, una de ésas en las que proponemos ver una película mala seguida de una buena. Adivinad cual fue la mala.

El Teorema Katherine
Meh

Siguiendo la pauta de la anterior "no-recomendación", a Green se le vuelve a ir de las manos eso de la intensidad. Aquí aparece más y mejor perfilado el personaje de amigo "gracioso" (que suele entrar en escena a menudo), así que se me hizo algo más ligero que Ciudades de papel. Nótese que, a pesar de las malas críticas, ninguna lectura de Green fue tan trágica y terrible como me sucedió con Hurra de Ben Brooks. Aun así, El Teorema Katherine tuvo algún que otro buen momento pero tampoco lo recomendaría como una gran obra de arte. Ni como lectura de bus tampoco.

Bajo la misma estrella
Su best seller (que rompió mi corazón)

Fue mi primera lectura de Green. La adoré, la amé. Lloré abrazada a sus páginas. Realmente conecté con la obra, con las palabras. Sentí una realidad muy palpable y un cariño que llegó a romperme en dos. La adaptación cinematográfica también es de calidad y hecha con mucho gusto. Fue el best seller de Green, su mayor obra hasta la fecha. A partir de su anterior libro (que hablaré de él a continuación) supongo que concibió sus obras como un puente para que muchos jóvenes tocasen y sintiesen temas más delicados, temas susceptiblesEn este libro se habla de esa enfermedad que tanto miedo nos da de pronunciar y cómo ésta golpea incluso a los más jóvenes. Y me pareció una lectura llena de ternura y lágrimas que me hizo sentir que debía seguir probando suerte con el autor.

Will Grayson & Will Grayson (junto a David Levithan)
Súper fan

Este libro me puto encantó. No voy a engañaros: amo la comunidad LGTB y su representación literaria. Visibilidad necesaria. Este libro se caracteriza por tener una buena sobredosis de humor y una fuerte amistad. Lo devoré rápidamente y puede que de aquí no mucho haga una de esas relecturas de "limpiar el paladar" porque su ambiente, su jovialidad y sus risas y disgustos fueron una gran experiencia para mí. De hecho, aquí podéis leer una reseña que hice en su momento, en 2015.

Mil veces hasta siempre
Su última obra: a mí ma' gustao'

He visto varias críticas negativas hacia su última publicación. Quizás por volver a su infalible recurso de protagonista culto, asocial e intenso inseparable de un amigo gracioso bajo el contexto de un tema importante como hilo conductor. A mí, lejos de decepcionarme, me ha gustado mucho. Puede que hablar de enfermedades mentales y, en concreto, del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) haya sido mi debilidad. O puede que me haya enamorado demasiado del entorno blog, las conversaciones sobre Star Wars o el miedo traumático que tiene la protagonista respecto a la muerte. No sé, pero me ha gustado mucho, mucho. Quizás no es perfecto, al fin y al cabo no está en el top 1 de esta lista, pero ha sido una grata experiencia y una buena compra (y eso que mi anterior adjudicación de Green fue el desastre de Katherine). Creo que el argumento principal, dejando a un lado la sinopsis de misterio que ha querido colarnos el autor, es el sismance (amistad entre mujeres) por encima de cualquier romance. Y eso, repito, ma' gustao'.

Buscando a Alaska
El favorito

Ay. Si puedo recomendaros un libro de Green ése es su primera publicación: Buscando a Alaska. Después se le fue la pinza y probó intensidades varias con El Teorema Katherine y Ciudades de Papel (en este orden cronológico). Supongo que buscaba repetir la clave del éxito pero lo cierto es que Buscando a Alaska fue llegar y besar el santo. Siento que el autor realmente tocó la inspiración con los dedos (quizás dejado llevar por el contexto un poco autobiográfico de la obra) y creó algo bastante increíble. Es de esos libros que piensas "ojalá tener amnesia para volverlo a leer por primera vez", porque no puede haber una segunda lectura que logre sorprenderte y romperte tanto como ese primer instante de realidad. Simplemente te atrapa en una estratégica cuenta atrás y ya no sales de ella hasta que te acabas la última página, ansioso de saber más y más. Los personajes los recuerdo con cariño, como si realmente hubiesen existido y fuesen antiguos compañeros de clase de los que a veces te da por pensar "¿Qué será de ellos?". Aunque no lo he vuelto a releer desde entonces, recuerdo que fue mágico y que me gustó por encima de todos.

¡Y hasta aquí las lecturas que he acumulado de dicho autor! ¿Vosotros habéis leído alguno de sus libros? ¡Contadme!

4 comentarios :

  1. ¡Hola guapa!
    De Green solo he leido (adivina) Bajo la Misma estrella y lo peor es que ahora no recuero si fue antes o después de ver la pelicula... -.- el caso es que unos de los dos me encanto y me hico ver/leer lo otro. Y me parecieron increíbles. Ambos. Más el libro, por supuesto, pero la elección de personajes me pareció TOP. Y ambos también me hicieron llorar MUCHISIMO.

    Después vino el hype de Ciudades de papel y dije ayyyy que bien, otra de Green. Y la vi antes de comprarme el libro por circunstancias que no recuerdo. Y gracias doy. Horrible. Me pareció terrible. Soporífera, no me enganchó nada. La protagonista me pareció absurda (su magnetismo porque EsCrIbiR aSI es como WHAT? yo en mi época adolescente también lo hacía y no era especial -terrible época, por cierto, me horrorizo al pensar que escribía así en fotolog-).
    Y que Quentin (insufrible en Ciudades de papel) sea Isaac (adorable en Bajo la Misma estrella) ME DOLIÓ.

    Y del resto pues me apunto, obviamente, las que te han hecho volar. Se nota que hablas de ellas con cariño y eso anima mucho a la hora de elegir una lectura.

    un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que es la palabra: ABSURDA. Te prometo que quería imitar el "magnetismo" de Alaska de una manera muy ridícula. NO VALE UN CAGARRO. Menos mal que evitaste el libro. Espero que si llegas a leer los que sí me gustaron te enganchen igual que Bajo la misma estrella. Gracias por pasarte por aquí, ¡un besito! :)

      Eliminar
  2. ¡Me encanta esta entrada! He de reconocer que sólo he leído dos libros de John Green. Uno fue amor puro y el otro fue todo un chasco. De esto hace ya tres o cuatro años y, la verdad, no me han vuelto a dar ganas de leer algo suyo. Ni siquiera he le Bajo la misma estrella. El primero que leí fue Buscando a Alaska y ME ENAMORÓ. Fue precioso y adictivo. Luego me regalaron El teorema Katherine y ni siquiera fui capaz de terminarlo. Y lo que leí me caló tan poco que vi siquiera recuerdo casi de qué iba.
    Y como digo, no me llama leer más de él. Por un lado, por las opiniones que voy leyendo. Y por otro porque leo las sinopsis de sus libros y me da la sensación de que es más o menos lo mismo. Así de de momento... Lo siento, John. No entras en mis planes.

    ¡Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tal cual: Buscando a Alaska es una maravilla y El Teorema Katherine me costó llegar hasta el final porque... meh. Absurdo. Si alguna vez te animas a probar suerte con él ya sabes cuáles te recomiendo y cuáles evitar. ¡Un abrazote!

      Eliminar