La vie en Noëlle

14 oct. 2018

Puente de octubre



¡Hola, hola! Debería estar dándole caña al Inktober de hoy si quiero mantener el buen ritmo que llevo con el reto, pero estos tres días de oasis lluvioso han sido tan increíbles que necesitaba compartirlos en mi rincón. Sí, a pesar de interrumpir de lleno las excursiones italianas. Un antojo es un antojo y esta entrada de journal se me antojaba irresistible.



Una de las principales responsables de mi felicidad es Elena, también conocida como Primavera del 91. La autora del blog Electric Yellow se ha convertido en una gran amiga "fuera de cámaras": nuestros Skypes, llamadas telefónicas, audios, mensajes y fotos de papada auguraban una desvirtualización inminente. La fortuna ha querido que, a raíz de un compromiso familiar, una de mis madrileñas favoritas haya estado este puente de octubre en Barcelona. Al igual que con Sara, cada minuto con ella me reconcilia con las relaciones gestadas en RRSS; me recuerdan constantemente que en este entorno también puedes llegar a encontrar y conectar de una manera muy especial y auténtica.



El viernes me encargué de dar vida al Inktober que tocaba y al del día siguiente, porque estaba claro que poco iba a dibujar con Elena al lado. Ella también hizo lo mismo y adelantó sus maravillosos animales de tinta para el viaje, aunque hubiese quedado muy bohemio decir que aprovechamos los minutos juntas para dibujar codo con codo (en vez de ver memes, vídeos chorra por YouTube y beber vino entre risas). Después del trajín con las acuarelas me embellecí para la ocasión: uñas verdes Wintergreen de Le Mini Macaron (estrenando esmalte). También me hice una rutina facial intensa, pero no logré esconder del todo el cansancio y la dejadez que me pesan últimamente.



Nos abrazamos por primera vez en las escaleras del metro (temí por caernos en redondo, pero todo controlado). Su cara al ver a Ficus y reprimir sus instintos para no exaltarle demasiado fue épica, la pura expresión de *screaming inside*. De repente no sólo me había regalado ese sábado a su lado sino que se sacó un detallito de la mochila. "¡La mato!", pensé. Un estuche de Croqueta y Empanadilla de Ana Oncina, reversible y precioso, para mis cositas de dibujo o de make up. Ay. Intenté por todos los medios comprarle algo durante el día pero es más resistente de lo que pensaba, así que a última hora logré darle un par de perlas de Bella Aurora para que las probase y una de mis conchas de Arenys, de mi colección.

El día fue lluvioso, terriblemente lluvioso. Tanto, que nos quedamos sin Mussol. Tanto, que mi inminente (puedo sentirlo) faringitis/anginas iba latiendo cual bomba de relojería. Pero, ¿sabéis qué pasa? Que cuando estás con las personas adecuadas incluso comer en una terraza rodeados de agua puede llegar a ser la mejor comida de tu vida. Y M. y Elena son súper adecuados, ya os lo digo.



Se nos hizo tan, pero taaan corto. De sólo vernos por la mañana acabamos cenando juntas, ¡hasta nos acompañó a dar el último paseo nocturno de Ficus! El peque está totalmente enamorado de ella (y con razón) y ahora no sé quién de los dos la echa más de menos. Por suerte sé que esta primera quedada ha sido eso, la primera de muchas. (Pero jo, ¡cómo te extraño!).



Y hoy, domingo, ha sido un cierre de puente idílico. Ha amanecido con lluvia, batita y Zelda Breath of the Wild para la menda (desde que le enseñé el juego a Elena me quedé con ganas de seguir acumulando horas). Después hemos ido a comer arroz negro en familia a nuestro rincón favorito de Arenys, y alabado sea el señor por estos restaurantes buenos y bonitos que permiten tener a tus amigos peludos contigo en sus terrazas cubiertas. Total, se permiten fumadores, ¡qué menos que poder tener un perro tranquilito a tus pies!

Para bajar la comilona (más rica imposible) hemos jugado en la playa con Ficus. Él con su pelota favorita viendo el mar por primera vez, ¡qué carita!



Y así han sido estos días otoñales llenos de felicidad, esos momentos que me han parecido tan valiosos como para plasmarlos en una entrada. Espero que os haya gustado leer sobre ellos.

Me despido con el pelo enredado por la brisa de tormenta que está a punto de romper sobre mi tejado y con las ganas de sacar adelante el Inktober del día (me está apasionando reencontrarme con la ilustración de esta manera). Si el dolor de garganta y el cansancio ganan la partida espero que me perdonéis por subir la ilustración (con doble ración) al día siguiente. Sé que, aunque me ponga mucha presión a mí misma, no hay ningún problema porque sois puro amor y me entendéis como si nos conociésemos de toda la vida.

¡Gracias por leerme!

20 comentarios :

  1. Como siempre, maaaravillosa entrada. Estoy deseando con ansia el día que hagas el pingüino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! El pingüino llegará, palabrita.

      Eliminar
  2. Jo, qué bonitas tus entradas cuando hablas de gente a la que quieres de verdad.

    Y qué envidia de que tengas relaciones tan bonitas con gente que conoces a través de RRSS, a mí me cuesta horrores. Y me está pasando factura ahora que ya no vivo donde nací y me vine a Madrid que es tan grande y agobiante, sumando que ya no tengo a mis amigas cerca. Sé que las RRSS son una buena vía para conocer gente pero entre mi ansiedad social y mi desconfianza al final no llego a nada. Pero luego veo entradas como esta y me vuelven a entrar las ganas jaja

    Ficus es un amorcito, es que tiene pinta de ser tan achuchable.

    Recupérate pronto y gracias por enseñarnos momentos de tu vida como estos, que te parecerá una tontería pero me has alegrado esta tarde de domingo que no tenía pinta de remontar.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! Te entiendo muchísimo porque entre mi ansiedad y las malas experiencias me cuesta horrores querer "profundizar" más en RRSS, ya lo he comentado más de una vez porque no puedo evitar sentirme culpable por ello. Aún así siempre puedes llegar a encontrar a alguien con quien realmente conectas, pero hay que tener mucho ojo y los pies de plomo, claro. Y que las cosas surjan poco a poco porque a veces venirse muy arriba hace que todo sea fugaz y, según cómo, acabas herido. Espero que el lunes haya empezado muy bien y que tengas una muuuuy buena y bonita semana. ¡Besitos!

      Eliminar
  3. ¡Cuanta lluvia nos ha caído en estos tres días! Qué bonito es que las horas se pasen volando con alguien, y que ilu más tonta haberos visto de refilón (aunque pasase de largo como una fan discreta jaja).

    Y Ficus ¡Que precioso! no hay nada más feliz que un perro en la playa :-)

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya que sí! A mí que me gusta la lluvia empiezo a estar un poco harta (y la ropa sucia se amontona y...). Qué vergüenza que nos vieras, te llegas a acercar y me pongo roja como un tomate (ese día ya me encontré con mi primo por allí, ni que regalasen algo en ese centro comercial jajaja). ¡Un besote!

      Eliminar
  4. Me encantan tus entradas de este tipo por lo mucho que transmites ♥️
    Y qué bonito encontrar amistades así en las redes, ¡me da mucha envidia sana! Yo entre la timidez y que últimamente he cambiado un par de veces de ciudad he notado lo complicado que se vuelve conocer gente nueva en la "vida adulta."
    Espero que te mejores de la garganta y se quede en un simple resfriado en último caso :) yo también tengo mucha tendencia a problemas de garganta (malditas placas...) y eso aun estando operada de anginas �� así que te mando mucho amor para que te recuperes cuanto antes. Seguro que los mimos de Ficus lo curan todo ♥️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Cristina! Sí que es verdad que es infinitamente más fácil conocer gente y entablar amistad cuando se es más pequeño, a mí me cuesta horrores socializar porque (aunque aparente lo contrario) soy muy introvertida e insegura. La garganta sigue hecha un Cristo y tengo dudas sobre si ir al médico o no (ODIO ir al médico); me da apuro ir por un simple resfriado, pero si realmente es algo más "serio" irá a peor y... ay, no sé. Lo meditaré después de comer. ¡Gracias por pasarte! ¡Un besito!

      Eliminar
  5. ¡Qué preciosidad de post! Cargado de emociones y sentimientos ^^. Se nota que teníais muchas ganas de veros en persona y hacer planes juntas. Me alegro mucho de que lo hayáis podido pasar tan bien.

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Alba! Fue increíble, jo. ¡Un besito!

      Eliminar
  6. Me gustan las entradas de journal así más improvisadas, resultan siempre muy cercanas. Coincido con Alba, lo que has escrito está cargado de sentimientos y se nota mucho que sois importantes la una para la otra y que veros te hacía mucha ilusión :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan mucho estas entradas. No siempre tengo algo lo suficientemente trascendente como para plasmarlo a modo de "journal" pero de tener más tiempo te prometo que sacaría estas entradas como churros. ¡Gracias por pasarte! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Ay parfavar, ojalá poder derramar todos mis pensamientos y emociones sobre este día. Poder plasmarlos de alguna forma porque me siento desbordada de amor y felicidad y no sé ni como escribir. Te juro que pegaría un cabezazo al teclado de la emoción.
    Es que fue tan fácil, tan espontáneo y tan maravilloso poder hablar contigo cara a cara, ir cogidas del brazo como dos señoras y quedarnos embobadas a la vez con Ficus que se me pone la sonrisa tonta al recordarlo.
    Fue genial. Eres genial. Me alegro tanto de haberte conocido. Estoy TAN chof al pensar que ya ha pasado. Que estos es solo el principio pero AY QUE YA HA PASADO TT^TT
    Te juro que escribiría todo este comentario en mayúsuculas pero sé que te llega mi emoción sincera aunque sea escribiendo en pequeñito. POR MERLÍN NO TIENE PUTO SENTIDO LO QUE ESTOY ESCRIBIENDO.
    De verdad, Noe, eres súper especial y la conexión que tengo contigo es tan sana y bonita que no puedo creerme la suerte que tengo. Me lo pasé tan bien, fue tan agradable, SOIS TAN MAJOS LOS DOS y Ficus es tan guapo y bueno. Estoy (estamos) deseando volver y hacer planes y que vengáis y de todo. Y me alegro que todas nuestras inseguridades y temores (al menos los míos) se esfumasen en el momento en el que te vi y nos abrazamos bien fuerte (tú temiendo por tu vida por si te tiraba ajjajajaja)

    Y gracias otra vez por aguantar el día incubando tu faringitis pero con tu gran sonrisa.
    Y ya sabes que me pasaría horas escribiendo frases inconexas mexcladas con un PERO QUE HE ESTADO EN TU CASA, DIOOOS.

    Estoy deseando que se repita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he imaginado pegando el cabezazo contra el teclado y me han dado ganas de hacerlo: ghhg
      Bueno, no está mal. AY TÍA, qué te voy a decir. Me estoy reprimiendo las ganas de usar mayúsculas TODO EL RATO. Muchas gracias por todo, por venir y por aparecer en mi vida. Eres un MUST. Nada de frenos por favor, volved en cuanto podáis que tenemos muchos planes en el tintero. Las ganas de verte son INMENSAS, como si pasar tooodo un día juntas hubiese sido nada y menos. Prontito, plis. BESOTES.

      Eliminar
  8. AY, qué PRECIOSAS y felices se os ve a Elena y a ti en las fotos, ¡vivan los encuentros así de geniales y bonicos! <3 Las fotografías de Ficus en la playa son amor del bueno (esa que sale con la pelotita de tenis en la boca es tan agfdgsdg) y el Inktober de pececillos me está enamorando hasta límites insospechados. Me alegro mil de que hayas retomado la ilustración, sin duda tienes muchísimo talento <3 Ojalá el dolor de garganta y las anginas vayan remitiendo poco a poco... ¡que hay que estar a tope para otro finde genialoso!

    ¡Un besazo Noe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! ¡Muchas gracias bonita! Realmente fueron unos días increíbles (ahora que lo miro desde la distancia) y jo, a pesar de que la faringitis fue a más y he estado arrastrándome por el suelo estoy teniendo un otoño muy bonito. Muy cansada, mucho trabajo... pero no sé, me siento TAN BIEN. ¡Gracias por pasarte y por ser tan cariñosa! ¡Un besote!

      Eliminar
  9. Ayy, por fin saco tiempo para leerte!
    Qué bonito escribes, es que no me canso de decirlo. Transmites muchísimo con cada palabra y es un gozo leerte sobre las personas que tanto aprecias, de verdad.
    Qué bonito que encuentres personas por las RRSS que te aporten tanto, a mí me cuesta muchísimo entablar relaciones así por RRSS.

    Un abrazote 💛

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Lei! Me alegras el día entero con palabras así, ¡espero que me leas SIEMPRE! Porque comentarios así son mi combustible para seguir creando. Gracias. Y, la verdad, a mí también me cuesta horrores (y las malas experiencias lo han empeorado) pero Elena ha sido un verdadero regalo. De vez en cuando ocurren estas bonitas casualidades y jo, hay que lanzarse a la piscina con ellas. ¡Un besote!

      Eliminar