La vie en Noëlle

25 feb 2020

Birthday Haul: sumando 27



¡Hola, hola! Un año más os traigo la tradicional entrada post-cumpleaños en la que os hablo sobre qué ocurrió en mi vuelta al Sol particular y con qué regalos me obsequiaron mis seres queridos. Pero este año el "birthday haul" es algo diferente y es que, de todos los cumpleaños a lo largo de mi vida, el de los 27 ha sido el más especial.

Empecé a celebrarlo el 23 de enero, un día antes. Mi marido se había pedido vacaciones para esos días y cuando llegué a casa me encontré con regalos, globos, guirnaldas y hamburguesas caseras recién hechas. Ha sido de los años en los que más mimada me he sentido empezando por mí misma porque decidí pedirme vacaciones y no ir a trabajar en el día de mi cumpleaños. No lo decidí yo sola, me empujaron a ello. Luego descubrí por qué. Gran acierto.

También ha sido el primer año de dejar de celebrarlo por compromiso con ciertos entornos que no me hacían feliz. Otro acierto, aunque esas decisiones nunca sean fáciles.

Los regalos son tantos y tan variados que me cuesta hacer un recopilatorio detallado un mes más tarde. Hay regalos que no aparecen en las fotografías: el pack de expansión + contenidos de Los Sims 4 (le estoy sacando mucho partido en Patreon) y un chorizo exquisito junto a un tupper de croquetas caseras de mi madre que ya han pasado a mejor vida (la de mi estómago).



Entre los regalos encontramos ocio y cultura y mucho self-care (LUSH y mascarillas a punta pala); pasando por infalibles como todo lo relacionado con FRIENDS o la súper taza personalizada con mi querido Ficus ("Ficoco" cuando está recién duchado con champú de coco). Y una de mis fotos favoritas impresa para lucir en el salón.



Además de cositas beauty para verme más bella y mucha bisutería bonita para engalanarme. ¡Y cómo olvidar el Pretty Woman! La dosis de shopping (regalo del marido) siempre es de los regalos más útiles y espectaculares. 

Me siento tremendamente bendecida por el cariño y la atención que depositaron en mí. Las experiencias que compartimos rodeando comida deliciosa y las excursiones hasta mis rincones favoritos del planeta. Tengo un entorno maravilloso capitaneado por el mejor marido que puede existir. Os quiero un montón a todos.

Pero si este cumpleaños ha sido tan especial no ha sido sólo por la cantidad de cariño que sentí ese día y los posteriores que celebraban mi continuidad en el mundo. Fue porque, por primera vez en mi vida, me dieron una buena sorpresa. Me engañaron y me dejaron con cara de payasa y las cuerdas vocales rotas de tanto gritar en agudo.



Elena y Andrea, con el marido y algunos amigos más como cómplices, me engañaron durante semanas. ¡Meses! Porque desde diciembre tenían billetes para venir a pasar mi cumpleaños conmigo. Reconozco que siempre, cada año, albergo esa esperanza: la de que mis personas favoritas puedan aparecer por arte de magia en mi cumpleaños por muy lejos que estén. Nunca antes había conseguido que esa pequeña ambición se hiciese realidad y la cuesta de enero suele ser la responsable de que mi día resulte algo discreto si lo comparamos con el de otras personas *llora de frustración en una esquina*. Lo sabía, sabía que para ellas suponía un esfuerzo descomunal, que aunque este año el 24 de enero cayese en viernes y se antojase por delante un finde de cumple lleno de festejos no era fácil interrumpir sus vidas para venir desde Madrid y desde Valencia respectivamente.

Pero lo hicieron. Y jo, ha sido el mejor regalo de mi vida. Recibir de sus manos los regalos que solían llegar por correo. Ir a visitar el mar con mis amigas. Invitarlas a comer a mis sitios favoritos (después de semejante esfuerzo no les dejé pagar ni un chicle, literal).



Hacer una fiesta de pijamas (compartiendo el mismo pijama, frienship goals). Ver Crepúsculo después de dos botellas de vino y un poquito de tequila (qué risas). Acariciar a Ficus hasta tener agujetas en los brazos. Hacernos fotos. Despedirnos con un abrazo que soñaba con ser eterno.



El mejor regalo, os lo prometo.

Nunca olvidaré el subidón de adrenalina de aquel engaño, de aquella sorpresa. De pensar que tendría un cumple tranquilito a verme corriendo por la calle sin sentir el suelo debajo de mis pies. Perdón por haceros chocar las cabezas al teneros a cada una en un brazo, la emoción del directo.

Gracias a todos por celebrar conmigo mis 27. Por seguir a mi lado. Por disfrutar juntos de la vida, tanto si toca llorarla o bailarla. Gracias por todo el cariño que me hicisteis llegar por redes sociales, por las palabras que me dedicasteis.

Con vosotros daría mil vueltas al Sol y aún tendría ganas de zambullirme en otra galaxia.

6 comentarios :

  1. ¡Hola! ♥♥♥

    Qué bonito todo, Noe. Es curioso porque me pasa con poquísima gente, pero verte feliz y saber que te cuidan y te quieren como mereces me da paz. Miro las fotos, te leo y pienso esto es maravilloso.

    De los regalitos ALWAYS me encanta ver cositas de FRIENDS porque soy fan nº1 igual que tú y son detalles que no fallan (tengo la misma sudadera ♥). La foto con À me recuerda a una que tenemos con E. con cara de WTF por el viento irlandés. Sois preciosos, por separado y juntos.

    Y bueno, la sorpresa me emocionó cuando lo publicaste, pensé Noe necesitaba esto. Me alegra mucho que estés rodeada de gente que te quiere + valora. Un sumar 27 para guardar siempre a buen recaudo, en el corazoncito.

    PD. La piña es FETÉN.

    Un abrazo (para ti y para Ficoco, JAJAJ me flipa *:*).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola amor! Muchas gracias por tus palabras, me hace muy feliz recibir tanto cariño por tu parte. Tienes toda la razón y yo pensé exactamente lo mismo en cuanto vi que me estaba ocurriendo eso: joder, lo necesitaba TANTO. Ha sido una pasada y, aunque el año no está cumpliendo con las expectativas que le tenía puestas (omg los niveles de drama, caos e incertidumbre) me quedo con todo lo bueno que ha pasado y todo lo que tiene pasar. Que seguro que llegarán tiempos mejores, no lo dudo. ¡Un abrazote!

      Eliminar
  2. ¡Holi!

    Me declaro FAN de recibir un tupper de croquetas caseras como regalo de cumpleaños, podría convertirse en tradición.

    QUE BONICO EN SERIO! Y es que esa sorpresota se lleva por delante dando patadas voladoras a todo lo demás y te lo mereces un montón ♥
    ¡Ojalá tengáis muchas más oportunidades como esa por delante!

    ¡Un besote!

    PD: ¿¡ESA TAZA DE GATO DÓNDE LA CONSIGO!? ES MARAVILLOSA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje ¿verdad? Tuppers de croquetas (y demás comida casera deliciosa) como regalo YA. No hay mejor regalo que una barriguita contenta. No me olvido de tu súper regalo también (ojalá lo pueda utilizar, y sino ahora pues en otro momento *relativizando el problema* *respirando hondo*); pero sobre todo me regalas mucha compañía y mucho amor y eso es que debería ponerlo en CADA ENTRADA. Gracias por aparecer, Sonia. Te aprecio un montón. (Ojalá no tengamos que aplazar el día 26). La taza me la regaló @ Elena, ¡ella podrá responderte! ¡Besitos!

      Eliminar
  3. Vi la sorpresa por Instagram y me emocionó. Yo un año conseguí hacerle una fiesta sorpresa a mi chico, pero a mí nunca me han hecho ninguna. Confío en que a alguien se le ocurra en mi fiesta de ella 40 😁.
    Por cierto, una pasada de regalos! Yo quiero un pretty woman ❤️
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, bonita! Estoy convencida de que para tus 40 se está gestando algo bien bonito y especial. Ya pasa que solemos esperarnos a fechas que nos parecen más "señaladas" para implicarnos más; en mi caso me daban igual los 27 pero creo que me mimaron de más por haber tenido un año de mierda :'D. Todo llega, y como vales MIL en breves te tocará un buena tonelada de mimos y sorpresas. ¡Empezando por un buen pretty woman! ¡Besotes!

      Eliminar