¡Encantada de conocerte!

Noëlle, 28 años. Artista de manos pequeñas. Madre de plantas y de un perro llamado Ficus. Ilustradora, diseñadora gráfica, fotógrafa aesthetics y bloguera desde la cuna.

¿Qué quieres leer?

Animal Mug



Último día de agosto. Y lunes. He tardado 5 minutos eternos en continuar escribiendo después de tal cruda realidad. Creo que no se puede decir mucho más... además hace un bochorno asqueroso y tengo muchas maletas que deshacer, mucho que ordenar y limpiar y muchas ganas de llorar en un rincón.

Pero soy una mujer práctica, y si me faltan palabras me sobran fotos. Os enseño las que probablemente sean las mejores tazas del mundo. Del universo. Fue amor a primera vista en el Natura. De Helio Ferretti. Arce para mí, lobo para él. Un MUST HAVE en toda regla.

Collector's Edition



Hoy empiezo a guardar mis cosas y a devolverlas al que técnicamente es "mi hogar". Poco a poco vuelvo a la rutina de no vivir en casa de mi chico por culpa de septiembre. Hemos pasado más de un mes de convivencia que se ha esfumado delante de mis ojos porque hemos sido increíblemente felices y, aunque falte cada vez menos para vivir independientemente juntos, voy a echar mucho de menos vivir con él. Aunque también echo de menos a mi mami. Y a mi perra. Y nos seguiremos viendo casi a diario porque vivimos más o menos cerca. Pero meh.

En fin, hoy no estoy de humor, pero aún así tengo el humor suficiente para presumir de un regalito de este verano que me hacía mucha ilusión y es súper súper chulo, tanto si eres un gran fan de Zelda como si no. El Monopoly de The Legend of Zelda. Básicamente es un Monopoly temático increíble con piezas chulísimas en vez de la típica plancha; medios de transporte a la altura de Epona, rupias en vez de euros o lugares de todos los videojuegos en vez de calles. Regalazo de mi novio que más bien es una inversión: nuestro primer juego de mesa para nuestro futuro nidito de amor. Sí, somos frikis.


Escapando

Lo decidimos un viernes por la tarde y en diez minutos ya teníamos destino. En pocas horas nos escaparíamos a la montaña, a los imponentes Pirineos: a La Coma, al Port del Comte, a Tuixent, a Sant Llorenç de Morunys... Tres maravillosos e inesperados días de caminatas, fotos, buenísima comida y buenísimo vino, jacuzzi, ping pong, futbolín, tranquilidad, fresquito y un cielo inmenso con incontables estrellas, lágrimas de San Lorenzo y una iluminada Vía Láctea sobre nuestras cabezas de enamoraditos.




13 cositas que "sufres" si eres zurdo

Hoy es 13 de agosto y, por alguna razón que no voy a Googlear, es el día internacional de los zurdos. No sé hasta qué punto sabrás de mí, querido lector que se ha dejado caer por aquí, pero si algo debes saber es que soy más zurda que Ned Flanders. Más zurda que Obama, Napoleón o Einstein. Zurda de nacimiento, de toa' la vida. Zurda de mano, pie y ojo.



Yo, utilizando la zurda desde 1993

Como zurda pertenezco a esta "maravillosa minoría" que hoy en día algunos cretinos aún juzgan y condenan como antaño. Soy la sierva de Satán por escribir con la izquierda, ¡huid! También dicen que viviré menos años y que me predomina el lado derecho del cerebro que se encarga de las aptitudes más artísticas. Bueno, en algo debían de acertar.

La cuestión es que hoy es mi día y el de muchos. Bueno, un 13% de la población mundial, más o menos. No sé por qué tenemos un día y todavía me resisto a Googlearlo, pero supongo que será para compensar la "maldición" que supone ser zurdo. Porque sí, ser una minoría e ir al revés de todo el mundo es un poco maldición. Y aquí van 13 cositas que te suelen pasar si estás "maldito".

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *