La vie en Noëlle

1 feb. 2017

Birthday Haul: Primer capítulo

¡Hola, hola! Como ya sabéis hace unos días fue mi cumpleaños. Quería esperarme a celebrarlo con todas las personas de mi entorno para hacer esta entrada (me falta mi mejor amiga y otro grupo de mis amigos más queridos) puesto que este año, a pesar de decir "no haré nada", parece ser que tengo un cumple gitano que dura un mes. Pero me es imposible, físicamente imposible, esperarme a terminar todas las fiestas para empezar a enseñar y hablaros de los regalos. Y de ellos.

¿Qué ha pasado este año? En serio. Creo que esta situación te resultará familiar, querido lector. Hay cumpleaños en que los astros se alinean y todo sale redondo: se acuerda de ti todo el mundo, te hacen regalos increíbles que no te esperabas, todo el mundo está disponible y con ganas de quedar contigo, no hay ninguna baja en las fiestas... Y, sin venir a cuento e incluso consecutivamente, hay cumpleaños en que todo se va a la mierda. El año pasado tuve uno de esos cumpleaños que, bueno... "está bien", pero realmente no lo pasé muy bien por cosas que no vienen a cuento puesto que el pasado, pasado está.

Pero este año, y dado a muchas circunstancias, tenía cuello abajo que "no haré nada". Soy una persona optimista y procuro ver el lado bueno de las cosas. Sí, al igual que las navidades, cada cumpleaños falta más gente... qué me vas a contar si incluso he perdido a quien más he querido entorno a la fecha de mi nacimiento. Pero por los que están siempre hay que guardar un buen pedacito de ilusión para compartir y contagiar. Aún así, este año tenía ilusión por cumplir 24 años el día 24 y a la vez me mostraba reticente a la hora de "tirar confeti".

Y gracias a que estoy rodeada de personas increíblemente generosas que me han dado todo su amor (y más) pues... he acabado comprando confeti. Literalmente.



Nada más cumplir 24 años me encontraba llorando a moco tendido gracias a mis amigos y a mi (no me canso de decirlo) maravilloso novio. Me hizo cerrar los ojos y me sentó en el sofá. Al abrirlos tenía en la tele a un amigo que quiero mucho pero que está viviendo en Seattle. Ahí mis ojos ya se humedecieron repentinamente puesto que creía que era una videollamada de Skype. Pero no. Era un vídeo. Uno tras otro... aparecieron mis amigos más queridos (a falta del "señor panceta" que no pudo participar pero que aportó su granito de arena en el montaje). A cada cual más divertido o emocionante. Había visto cómo hacían algo así a alguien cercano y yo misma había movido cielo y tierra para preparar una sorpresa a otra persona. Pero en 24 años nunca me habían hecho algo así y... no me lo podía creer. Era el mejor regalo.

Hacia el final empezaron a salir de mis mejores amigos, los más antiguos, los que han crecido conmigo y los que están demasiado lejos. Desde Valencia, Madrid... Almería. Todos hace un largo año que no los veo y tenerlos "delante", en la pantalla, habiéndome ocultado esto (malditos)... Menos mal que vi el vídeo a solas con mi novio porque odio con todas mis fuerzas llorar en público y... menos mal, de verdad.

Pues estas personas tan maravillosas (a falta, insisto, de un grupo de los más tops que veré en breves) no sólo me han dado esta sorpresa y su incomparable compañía. También me han regalado un montón de cosas que quería y que me encantan. ¡Atención! Empieza el Haul:







Àlex, mi querido novio (sé que tengo a la mejor pareja que existe y lo siento, no me cansaré de presumir de él) no sólo estuvo conspirando con mis amigos para hacer el vídeo (desde diciembre, por cierto) sino que además me regaló unos auriculares, unas zapatillas del Oysho, los Sims 4 (grito) y La Sed de Paula Bonet (grito más). Además me hizo un vale para ir a uno de nuestro restaurantes favoritos (Mussol) donde comimos como verdaderas nutrias el sábado pasado y luego me llevó de spa por la tarde. Creo que se ha dejado el listón muy muy alto para el Àlex del año que viene. Le quiero tanto...




Mis padres (y una vecina que es como de la familia) me regalaron el Naked 3 de Urban Decay. Después de un par de tutoriales en YouTube he empezado a sacarle partido y en las recientes fiestas y cenas me he visto mejor maquillada que en toda mi vida. Creo que por fin, a los 24 años, empiezo a saber maquillarme (y es una buena ocasión para tirar en confeti que he comprado, ¡hurra!). Además me compraron un disco duro que necesitaba para guardar trabajos (pero que no aparece por aquí porque... no sé, poco glamour) y un par de utensilios de cocina porque cuando te independizas siempre hay un hueco para regalos útiles del hogar.



Mis suegros también me hicieron un regalo de hogar pero con un toque bastante divertido: ¡Una máquina de hacer palomitas! No sé si os lo he dicho nunca pero, desde hace años, siempre decía y repetía que cuando me independizara lo primero que entraría en mi casa sería una máquina de hacer palomitas. Ahora hará un año que me independicé y no, no tenía la dichosa máquina de mis sueños. Hasta ahora.




Y mi mejor amigo, el que vive en Almería (por ahora), me hizo una jugarreta. En diciembre fue su cumpleaños y me dijo que no nos enviásemos nada, que ya nos daríamos los regalos al vernos (en breves, con suerte). Pues el muy capullo de la vida va y me envía una caja (muy bonita por cierto) con una carta y un "regalo temático" de llavero de cámara fotográfica y un marco-imán para la nevera. ¡Si es que cuando te daba placajes por las calles de Barcelona te los daba bien merecidos!



Llegamos a los regalos de una de las primeras fiestas de cumpleaños. Fue una noche muy divertida: con globos, pizzas, fotos instantáneas, salseo, drama... lo de siempre. Es todo un orgullo y satisfacción haber conservado, mantenido y cuidado mi amistad con dos de las mejores compañeras de instituto que una podría desear. Y sus respectivas parejas (y cuñado), con los que formamos un grupo de lo más pintoresco y guay. El primer regalo es este Funko de Ross. Estoy haciendo colección de mis queridos FRIENDS y con éste ya "sólo" faltan cuatro más. Jejeje...



Además de estas chuches de sushi (¿chuchi?) me regalaron un barrita de chocolate Milka con Oreo que no sobrevivió para la sesión de fotos. Un minuto de silencio para ella.



También me regalaron un cactus. ¡Un cactus! Este pequeñín ya es el octavo de nuestro hogar.





La loca de Núria (de enealteclado) me regaló un montonazo de cosas. Entre ella y Rocío lo primero que me dieron fue una bolsa de nachos y salsa, lo cual es épico porque ¡CÓMO ME CONOCEN! Además N. me regaló una libreta (que me irá muy bien para cierta cosita que tengo entre manos), unos calcetines pingüinales y... ropa:






Ropa muy bonita y muy yo. Lo cual es gracioso porque Núria casi cada año me regala ropa y creo que empiezo a captar la indirecta.




Y concluimos este primer capítulo de Birthday Haul con (¡por fin es mío!) Muses de Conrad Roset, regalo de mis Pablo y Marc, ésos que vienen a casa a intercambiar Pokémons y a merendar creps.

¡Cuántas cosas! Muchas gracias a todos por hacer que los 24 hayan sido un cumpleaños muy digno de recordar. Y con una sonrisa imborrable además. Aún faltan algunas cosillas que me huelo que deben caer por comentarios y por conocer a las personas responsables pero eso lo veremos en otro capítulo porque, como comprenderá mi querido lector, sino esta entrada hubiese sido interminable.

¡ G R A C I A S !
Au revoir!

3 comentarios :

  1. ¡Cuántas cosas y qué bonitas todas Y CUÁNTO TE LO MERECES! De verdad, me alegra muchísimo que pasaras un cumpleaños genial, no te mereces menos, y ya verás como los 24 son bonitos, bonitos ♥

    un abrazo enorme, y gracias por traernos siempre entradas tan curradas y llenas de cariño, eres un amor, y no te mereces menos cosas que todo lo que te regalen, todos los abrazos y todas las risas. Gracias por currarte las entradas, como lectora/bloggera, sé el esfuerzo que hay, y es una delicia siempre venir a leerte, porque nos dejas con una sonrisa al final, y eso poca gente sabe hacerlo.

    No cambies, Noë

    ResponderEliminar
  2. Eres pequeña como las muñecas que tenía de pequeña y por eso te visto, o quizás es mi complejo de mama (?) whatever
    Soy muy fan de la máquina de hacer palomitas, eso tenemos que probarlo juntas algún día, mientras hacemos un directo ❤
    Te quiero amor!

    ResponderEliminar
  3. Creo que he muerto con lo de chuchi xD
    Me alegra muchísimo que tuvieras un cumpleaños tan genial, con tantos detalles que tenías y tantas sorpresas. Yo misma conspiré con una amiga para una video-felicitación hace poco y son lo mejor del universo.
    Los sims 4 son un vicio, la verdad, yo estoy deseando que saquen la expansión de las mascotas y entonces no voy a salir para nada.
    A ver qué tal los siguientes capítulos del cumpleaños ;)
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar