La vie en Noëlle

27 ene. 2013

Un toque de color



¡Hola, hola! Hoy vengo con una review sobre un baño de color. Me "tiño" desde hace unos tres años, y digo  "tiño" entre comillas porque lo que realmente hago es darme baños de color (¡ojo! ¡no confundir términos!). Hay muchos motivos por los cuales hombres y mujeres acuden a la coloración permanente o semi-permanente para sus cabellos, en mi caso no es por canas ni porque "odie" mi color natural. Simplemente mi color natural es castaño-rubio CENIZA, lo cual da un reflejo blanquenizo-brillante que es lo último que necesita una blancucha como yo. Amo ser pelirroja por encima de todas las cosas, y de vez en cuando, un baño de color te da un toque de brillo para que tu melena esté a punto. Por lo que, las que estáis aquí buscando opiniones porque queréis teñiros, no os sintáis "mal" por hacerlo... creedme, hay melenas "naturales" que por mucho que no hayan sufrido de tintes pueden estar perjudicados por miles de motivos (las hormonas también afectan a la calidad y brillo de tu cabello).

Pues bien, hasta ahora he estado usando baños de color de peluquería dados en casa (que rondaban los 15 € más o menos). Pero después de leer buenas críticas sobre Casting Crème Gloss (y, además, no tener ni un duro) me he lanzado a probarlo. El packaging es muy cómodo ya que se transforma *mediante un troquel* en sujeta-aplicador. El color que he elegido es similar al que ya tenía, un "Rubio Ámbar" 834 que, según dicen, queda bastante pelirroja *NOTA: los baños de color OSCURECEN uno o dos tonos, nunca aclaran*. Además es amoniaco-free y su precio era de 8 euretes en el Mercadona.



*Fotos libres de photoshop y con balance de blancos ajustado para que podáis apreciar bien el color real de las imágenes*

El aplicador me ha encantado (mezclas revelador con el color, mezclas agitando y te lo aplicas con la boquilla) y también que incluyera savia de jalea real como "mascarilla". Os dejo una imagen de "las raíces". No es lo que más me preocupa en sí, más que nada es que estaba algo cansada del "rubio pollo" que tenía al no darme un baño de color desde Noviembre.



Antes de darme el baño de color (el color natural no es tan diferente al que llevo realmente)



Después del baño de color he recuperado "pelirrojismo" y las pocas raíces se han esfumado. Otra nota importante a favor del baño de color es que ya de por sí no crea mucho efecto de raíz.



Y voilà! El efecto "mechas" por el aclarado del Sol y el rubio pollo han muerto.

¿Repetiría con esta marca y este color? Por supuesto que sí. Me ha encantado la manera de aplicarlo, mucho más cómoda y sin gotear *no he ocasionado un estropicio como la última vez en Noviembre*. Me ha quedado el pelo muy suave y brillante (aunque antes de estar del todo seco parecía algo "pegajoso" supongo que por la jalea real, pero una vez seco está extremadamente suave). Y otro punto a favor que me ha llamado la atención, es que mientras me lo aplicaba tenía un olor mentolado muy agradable. Si notáis que vuestro color natural está apagado y no os gustan los grandes cambios, os animo a que os lancéis a por los baños de color, sobretodo si son sin amoniaco =) *p.d.: en la foto del "después" estoy sin peinar, no hagáis caso al pelo estarrufao ni a las ondulaciones naturales que se me forman últimamente*

Au revoir!


2 comentarios :

  1. Por fin puedo comentar! jaja. Te ha quedado muy chulo el color de pelo :P. De vez en cuando está bien hacerse un cambio de look :3. Yo a veces me hecho un champú de camomila para aclararme un poco el pelo jeje. Un saludo :D

    ResponderEliminar
  2. Síii yo en verano también le doy a la camomila :3 porque para que te quede un pelirrojo chuli se debería "decolorar" pero eso ya es muy agresivo! Igualmente no se debe abusar (como todo) >_< p.d.: muero por aceite de cocoooo jajaja besitos

    ResponderEliminar