La vie en Noëlle

1 feb. 2018

El risotto



¡Hola, hola! Inauguramos el mes de febrero con una entrada deliciosa. Hoy os revelo los secretos detrás de "El risotto", el plato estrella con el que À y yo nos despedimos de 2017 y que desde entonces se ha convertido en uno de mis favoritos. Es muy fácil de preparar y absolutamente exquisito así que coged lápiz y papel para tomar nota de la receta y un babero para la saliva.

Esta receta la sacó À, el cocinillas de la relación, del libro Manual del Aprendiz del Cocinero de Masterchef. Las cantidades son para dos personas y el objetivo es conseguir "una cena romántica". La receta original también incluye un primer paso con cebolla rehogada en aceite pero como nosotros somos cebolla-haters tenemos nuestro amado risotto sin ni un ápice de cebolla en él (y, oye, delicioso).

Necesitaremos:

  • 150 g de arroz
  • 50 g de setas de cardo (o cualquier seta/champiñones, está rico igual)
  • 25 g de mantequilla
  • 1/2 litro de caldo de verduras
  • 4 espárragos verdes finos
  • 1 vaso de vino blanco (y otro para ti mientras cocinas)
  • Parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Cortamos a cachitos las setas y los espárragos y los añadimos a una sartén con aceite de oliva.



Cuando estén dorados incorporamos el arroz y removemos. Luego "regamos" con el vino y cocemos unos minutos para después verter el caldo poco a poco. Removemos (sin parar) suavemente y vamos mojando con más caldo según lo vaya pidiendo el arroz.



Cuando el arroz esté al dente agregamos una nuez de mantequilla, removemos y rallamos parmesano por encima. Lo dejamos reposar unos minutitos antes de servir y lo acompañamos con un vino blanco o rosado bien fresquito. Bon profit!



Espero que os haya hecho salivar esta receta y que os animéis a probarla. Si es así, ¡contadme qué tal el resultado! Spoiler alert: os encantará.


24 comentarios :

  1. ¡¡Uuoohh!! Sección de recetas <3 Pintaza tiene desde luego, se lo comentaré a R. por si quiere probar (no es muy amigo del risotto, dice que el "arroz plastoso" se le hace bola y no traga -.-"). Cada día me gustan más aún tus entradas.

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Espero que lo probéis porque queda muy al dente y poco "bola", de verdad. ¡Un besito!

      Eliminar
  2. ¡Qué buena pinta! El risotto es un plato que lo veo, me parece apetecible, pero nunca llego a probarlo... Lo tengo un poco ahí atascado.

    BB.
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasaba igual: no lo había probado nunca hasta esta receta, hasta ese fin de año. Y me encantó y ahora mírame... en la droga del queso y los espárragos. ¡Espero que te guste! ¡Un besito!

      Eliminar
  3. Desde luego viendo las fotos apetece mucho ese risotto, pero si tú odias la cebolla, yo odio las setas...voy a tener que hacer una versión de la receta y ver qué tal queda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes probar otras verduritas de sabores más o menos suaves para que lo acompañen, ¡seguro que queda igual de rico! :) Si creas una variación interesante de la receta compártela plis. ¡Besitos!

      Eliminar
  4. Si empiezas a subir recetas de vez en cuando yo me hago más fan aún eh.. tendré que estar atento para no perdérmelas, porque esta tiene una pintaza increíble :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje muchas gracias Jaac. Difícilmente me convertiré en un blog de recetas sabiendo cocinar dos o tres cosas y ya, pero este año quiero aprender más sobre cocina (y sobre comer) así queee... sí, ¡estate atento! ¡Abrazote!

      Eliminar
  5. ¡QUÉ BUENA PINTA! Y lo digo así en mayúsculas porque es como lo siento. Encima sin cebolla <3

    Lo mismo la pruebo este fin de semana, porque soy una amante del risotto. Una duda, ¿mejor arroz especial risotto o con el redondo normal va bien?

    ¡Mil gracias por compartir esta rica receta con nosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Sin cebolla es la clave, TE AMO). Pues nosotros lo hacemos con arroz redondo, el normal, el que tenemos siempre :) y va perfecto: al dente y sin pegarse. ¡Gracias a ti por pasarte por aquí! ¡Un besito!

      Eliminar
  6. Ya sabes que yo no soy muy cocinillas. La comida no es algo por lo que mate peeero necesito decirlo: ¡VIVA LA CEBOLLA!
    No, ya en serio, la verdad es que tiene bastante buena pinta así que si algún día me toca cocinar algo especial, vendré aquí a tomar nota de esta receta. ¿Lo malo? Que seguro que ni de lejos me saldría tan rica como À. Ais, por qué tendré estas manos tan torpes...

    ¡Te mando un abrazo enorme, bonica! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que te quiero pero cuando te pones cebolla-lover ES QUE TE BLOQUEARÍA EH. Un día que vuelvas por casa y nos apetezca más gastar en shopping que en restaurantes te haremos el risotto y lo pruebas :) (y croquetas, también croquetas). ¡ABRAZOTE!

      Eliminar
  7. ¡Qué pintaza! Yo soy más de cocina de supervivencia, nunca hago nada elaborado, pero como amante del arroz voy a guardarme el post para probar algún día que tenga tiempo (y ganas) de cocinar <3 Eso sí... lo haré sin espárragos porque no me hacen mucha gracia, ¡y sin cebolla! (;

    ¡Un besazo y gracias por compartir sabiduría! (a la próxima una entrada croquetil, jajaja) ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, cuando creía que no podía estar más in love contigo vas y eres amante del arroz y hater de la cebolla. AAAH ME CASO. Me apunto hacer una entrada temática de croquetas para la sección "gourmet" :3 ¡Un besote!

      Eliminar
  8. Mira, qué hambre. Ahora quiero risotto muy fuerte, snifffff. Lo leí por el grupo de Divas y lo reafirmo, ¿Por qué hasta las fotos de comida, del aceite de la sartén, de la verdura picada son tan PRECIOSAS y tan tú y dan tanto gustito verlas? Eso no es justo Noe, ¡comparte talento, mujer! <3

    Es de mis comidas favoritas y algún día me encantaría probar el tuyo... porque el mío sin cebollita es sacrilegio, jejeje.

    El vasito de vino imprescindible, así me gusta, nunca decepcionas nena 8).
    ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo qué dices, ¡muchas gracias! Yo creo que es el objetivo de 50mm que hace milagros incluso sin mi querida luz natural. Qué hambre me está dando a mí también de responder estos comentarios y recordar el sabor de mi risotto para recomendarlo... ¡es que está TAN rico! Qué hora más malas son las 12:30 para hablar de comida, ofú. ¡Un besito de vino blancooo!

      Eliminar
  9. Jajajaja me ha hecho muchísima gracia ver que los dos sois cebolla-haters, tenéis mucha suerte de haberos encontrado el uno al otro porque la distancia que deja la cebolla en una relación es fuerte y poderosa.

    Dejando bromas aparte... qué pintaza, se ha ido de cabeza a mi tablero de pinterest de Cooking para guardarla para siempre. Cuando consiga independizarme la haré mil y una veces (y alguna más para probarlo con cebolla jajajaja). Pero antes probaré a hacerla en mi casa porque a saber cuando sonsigo volar del nido *suspiro desesperado*
    Miedo me da porque soy algo nefasta con la cocina (y M también... qué va a ser de nosotros), de hecho ayer hice arroz blanco, normal, sin ningún añadido que me dificultara la tarea de cocer el arroz (luego iba a ir acompañado de un huevo a la plancha) y ¡lo quemé! Primero me quedé corta de cantidad y cuando fui a hacer más quemé la cacerola y el arroz... DE-SAS-TRE TO-TAL... Trataré de no mancillar esta maravillosa receta que nos has chivado.

    ¡¡un besazo!! (y vino for the win!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, te confieso que me he reído mucho con tu drama-arroz. ¡Tranquila! Es normal quemar una (y más de una) cacerola al principio. El truco para torpes (como yo) es estar súper pendiente, literalmente viendo hervir el agua. Luego vas pillando los tiempos y el tranquilo y te puedes permitir ir cocinando mientras haces otras cosas (es el nivel máximo de "ama de casa", yo estoy ahí ahí ya con sólo dos años independizada). ¡Gracias por tus comentarios tan llenos de risas, mimos y anécdotas! Me encanta leerte y te confieso que me gustaría hablar todavía MÁS contigo. ¡ABRAZOTE!

      Eliminar
  10. Ay, QUÉ HAMBRE. Nosotros solemos hacerlo parecido, pero utilizamos champiñones Portobello. Fueron todo un descubrimiento y están riquísimos <3
    Tú eres de las mías: ¡que viva el club anticebollil!

    Abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm me los apunto e iré a por ellos un día de estos. Ay, de verdad, mira que te quiero por muchos motivos pero si es que además odias la cebolla ES QUE NO PUEDES SER MÁS PERFECTA. ¡Abrazo sin cebolla!

      Eliminar
  11. Me apunto la receta, aunque sin duda le pondré cebolla, en esta casa somos amantes de ella. Parece muy sencilla de hacer así que habrá que probar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que te guste y que quede delicioso :)

      Eliminar
  12. ¡Que buena pinta! Pensaba que sería mucho más complicado de hacer pero la verdad es que tal como lo explicas no parece tan tan complicado... Intentaré recrearlo aunque no puedo garantizar resultados porque no suelo ser muy mañosa en la cocina jaja
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es bastante sencillo! Remover sin parar y estar pendiente de si necesita más caldo, ¡ya está! Si lo pruebas ya me dirás qué tal :) ¡Un besito!

      Eliminar