La vie en Noëlle

30 ene. 2018

Nuevo look: Balayage



Hoy os quiero hablar de un cambio de look sutil pero más que necesario. El pasado 18 de enero dejé atrás mis raíces de 10 centímetros y la vergüenza crónica que me impide hacer cosas de persona adulta normal (como llamar por teléfono o interactuar con desconocidos mientras me tocan la cabeza) para arreglarme el pelo que con tanto mimo estoy cuidando últimamente.

No iba a la peluquería desde principios de mayo de 2017. Es decir... shame on me. Volví a ir a la misma peluquería donde doné la melena a finales de 2016 porque las paredes eran rosas y me pareció un sitio "bien". Criterio exigente, ya lo veis. En aquella ocasión me teñí de cobrizo en manos de profesionales para dejar de teñirme en casa, porque una no tiene ganas ni de hacer el mínimo esfuerzo después del trabajo.

Aunque me gustaba ser pelirroja (en ese tono cobrizo/miel que ha llegado a ser característico con el paso de los años) a la vez me sentía exhausta de que el tono ideal no me durase eternamente: o muy rojo al principio o muy rubio pollo al final. Además me involucré a conciencia en el mimo y cuidado de mi pelo desde que conocí Lush por lo que me parecía que todo ese esfuerzo se quedaba en mi cepillo en forma de nudos y pelo quemado y roto si me teñía cada mes.

Los meses iban pasando, mi culo seguía quieto y mi pelo crecía a gran velocidad. Una vez superé los primeros centímetros de raíces, aquellos dichosos centímetros que solían ponerme histérica a grito de "¡necesito teñirme!", me reencontré con mi color natural y volví a enamorarme de él.

Además estaba sano, brillante... ¡tan bonito! Aquel rubio ceniza oscuro/castaño que tanto apagaba mi rostro empezaba a reclamar su sitio en el trono. Por lo que, hasta el 18 de enero de 2018, llevé sin vergüenza ni pudor el pelo a dos colores: lo natural y lo teñido en mayo aclarado hasta el famoso rubio pollo. Lo podéis apreciar en las fotos junto a Sara en esta entrada.

Para solucionarlo opté por unas mechas balayage que me darían un resultado similar a lo que ya llevaba pero con la gran diferencia de no tener el "corte" de tinte tan exagerado, descuidado y feo. Os recomiendo mucho esta opción si buscáis un look "natural" o si sois fans de póster de Jennifer Aniston como yo. Literalmente fui a la peluquería más perdida que un pulpo en un garaje sin saber si ponerme las puntas más rojas o más rubias o qué; al final llegué a la conclusión de "no sé, pero me encanta el pelo de Jennifer Aniston, la amo". Y así me dejé hacer... también para evitar hablar mucho más. Dios, a ver si mejoro mis habilidades sociales de una vez.

Primero me matificaron el tono eliminando el rubio pollo y transformándolo en mi color natural. Horror. Esos breves pero intensos minutos de recuperar el castaño a lo largo de la melena fueron horribles. No sé si es porque mis facciones necesitan un acabado más claro alrededor (o porque soy una exagerada, que también) pero me vi especialmente horrible. Pero entonces me aplicaron las mechas balayage, aclarando mi base mechón a mechón, y... ¡tachán!

El resultado, con puntas saneaditas incluidas, es el look que plasmo con orgullo a golpe de sesión de fotos casera. No puedo estar más contenta y más cómoda con mi nuevo look. Ya no me importa que crezca y no tener tiempo ni para armarme de valor e ir a la peluquería; ahora no sólo tengo un look imperecedero sino que además me veo muchísimo mejor así que no con las raíces claras y oxidadas. Más natural y más yo.



Espero que os guste el cambio (si es que lo llegáis a apreciar respecto al anterior look). ¿Vosotra/os también habéis empezado el año con un nuevo look? ¡Contadme!

24 comentarios :

  1. Se han puesto muy muy de moda las mechas Balayage, de hecho, ¡yo también acabo de hacermelas!. No me extraña nada porque a mi parecer quedan muy bonitas, personalmente, las californianas, que son las anteriores a estas mechas, no me gustan, creo que marcan mucho el corte entre el cabello teñido y el natural. Sin embargo, las balayage son suaves y dan mucha luz. En mi caso, al tener el pelo oscuro (y no gustarme nada los tonos rubios, ni verme con ellos) me las he hecho en tonos cobrizos, la peluquera me ha reconocido que todo el mundo viene a hacérselas en tonos rubios, pero que en tonos cobrizos el resultado es espectacular. Y la verdad es que estoy encantada, a pesar de que me las he hecho muy suaves. Mi pelo estaba totalmente sano antes del cambio eso sí, así que solo necesitaba sanear y cambiar un poco. Ahora, a lucir melena. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué guay que tú también seas del balayage club! La verdad es que has descrito perfectamente ese toque de luz tan natural y bonito, casi como algo "necesario" para tu melena, que ofrece las balayage. Tu look suena increíble con el pelo oscuro y las mechas cobrizas, ¡disfrútalo mucho! ¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ay, ¡pero qué bonita que sales en las fotos! Me encanta la luz y los colores (y ese jersey <3333). Yo llevo siglos sin ir a la peluquería. Es algo que me da taaaaanta pereza... Pero debería ir pronto. Además, cada vez tengo más ganas de hacerme un cambio. Nada de cambiar de color ni nada muy drástico, pero sí cortar y darme algún reflejo, algo diferente.
    Aún teniendo el pelo oscuro, quizá debería atreverme con unas balayage en tonos cobrizos, como dicen aquí arriba. Ay, ¡qué indecisión!

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu pelazo es TAN increíble (ese brillo cegador gracias a Rehab, WOW). La verdad es que tú has nacido con ese tono tan oscuro y preciosísimo y se nota que debes seguir con él a muerte, porque te favorece un montón. AUNQUE de cara a la primavera quizás sería guay darle algún matiz de color a esa oscuridad. ¿Sabes que me pirran los reflejos azabaches/azulados sobre tono oscuro? O un matiz chocolate, cálido. Y rojizo... ay ay ay, te quedaría bien todo. Si vas a la pelu espero que nos compartas tu experiencia. ¡Un abrazote!

      Eliminar
  3. ¡Bonica! Me gusta muchísimo el nuevo look, te queda muy natural y precioso y REQUETEADORABLEEEEE (: Además, las fotos son maravillosas... ¡estoy enamorada de la luz de tu piso! <3

    Yo no voy a la peluquería desde abril del año pasado, cuando me corté el fequillo (no me atrevía a hacer un cambio más o menos "radical" en casa, jajaja). Desde entonces, de vez en cuando me da la venada y al salir de la ducha doy un tijeretazo. Normalmente no queda mal, así que de momento no voy a la pelu hasta que me quiera cambiar de corte o hacer algo raro xD

    ¡Un besazo Noe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja cómo te entiendo. Yo el paso hacia el flequillo lo hice en la pelu (hace mil millones de años, creo que aún estaban los dinosaurios pululando y todo) y ya desde entonces tijera en casa. Incluso aprendí a cortarme y sanearme las puntas yo sola (haciéndome una coleta y tal) pero uf, al final para mí (y mi torpeza) fue un coñazo seguir la rutina del flequillo con lo rápido que me crecía el pelo. A veces lo echo de menos, eso sí, porque es como lo más cuqui que puede enmarcar tu cara. Gracias por tus palabras y por ser tan bonita como siempre, ¡un achuchón!

      Eliminar
  4. Siempre tan bonita y tan dulce :) Estás preciosa y te sienta genial el cambio, es sutil pero te añade una alegría y una luz al rostro increíbles. Me alegra ver que te decidiste a llamar a la peluquería, eso es un gran paso jeje.

    ¡¡Más fotitos bonitas a menudo please!!

    Besitos ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo muchísimas gracias. La verdad es que al final no me atreví a llamar: tuve un día de perros y me fui directamente a la peluquería a preguntar si tenían hueco. Y como tenían pues... me quedé. Eso sí, al principio sudé como un pollo de la tensión... ¡qué poquito me gustan estas situaciones! Pero el resultado es genial y vale la pena recurrir a profesionales porque yo sola en casa jamás me hubiese quedado ni un 5% así de bien. Espero hacerme más fotos ahora que vuelvo a verme bien entre el pelo y la cara sin estar hinchada jajaja ¡Un besito!

      Eliminar
  5. ¡Me encanta! Te queda súper natural y bonito <3

    He muerto de risa con tu vergüenza crónica hahaha ¡yo estoy igual!. Me cuesta un mundo hacer cosas que para cualquiera serían nada de nada. ¡Este año me aplico y mejoro! ;)
    Yo he acabado/empezado el año yendo a la peluquería, foto de Lucy Hale en mano et voilà!

    Un besazo y ¡más fotos de tu pelaso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Hay que reírse porque es lo que toca, pero de verdad que menudo desastre de adulta jajaja normalmente voy acompañada a los recados y estoy en mi salsa (o cuando voy de shopping disfruto todavía más si voy sola) pero cuando hay contacto físico me puede la timidez, ¡qué mal! Seguro que estás súper guapa con tu nuevo look y que hará que empieces el año muuuy bien. ¡Besitos!

      Eliminar
  6. ¡Qué bien te queda! Estás muy guapa. Te entiendo con lo de las llamadas por teléfono (y eso que estoy haciendo muchas de ellas últimamente). Yo empecé el año tiñéndome de nuevo de pelirroja/pelinaranja antes del viaje a París. Me ha quedado más rojo que naranja, pero es algo que ya solucionaré la próxima vez que me tiña. Aunque yo lo hago en casa (mi hermana tiene la paciencia de mezclar los colores y aplicármelo por el pelo). No voy mucho a la peluquería porque con el pelo rizado no se nota si te lo saneas en casa. ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias! Te confieso que tengo mucha mucha envidia de tu melena... ¡y además con tono cobrizo te queda ideal! Esos rizos, ese volumen y ese color... ¡uah! Si tuviese el pelo rizado sin duda también elegiría ese tono para el resto de mis días (y bien largo, tipo Mérida). Se nota que me encanta tu pelo, ¿no? jajaja pues eso. ¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. No sabes cuanto me alegro de que fueses a la peluquería... no solo para quedarte TAN preciosa como estás, si no por ese pequeño empujón de "voy a pensar en mi, ¡hagámoslo!". Y conste que no he podido evitar reirme con la situación de, "me gusta Jennifer Aniston, calla ya y no me hagas hablar, zeñora". ¡De verdad que estás espectacular, Noe! Y tienes un pelo taaaaaaan bonito, que de verdad envidia muy envidia yo lo quiero.

    Ser pelirroja es guay pero conlleva muchas cosas que no lo son tanto. De hecho, por lo visto, el pelirrojo es el tinte que más destroza el cabello y eso es... pues una mierda, la verdad. Por otro lado, en cuanto a la duración, existen espumas de color que lo mantienen o utilizar como ya sabes champús sin sulfatos que harán que tu pelirrojo siga precioso. ¡Lo mismo para el rubio! Para que no se te vaya o se apague, el mismo proceso.

    Un besazo enorme, bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo taaanto... Y si dices que el pelirrojo es lo que más destroza es como AJÁ, ELEMENTAL QUERIDO WATSON. Eso explica mucho deterioro de mi pelo, pero bueno, también he disfrutado muchos años de sexy pelirrojez. Ya sabes que estoy a tope con el cuidado capilar y que acepto todos y cada uno de tus consejos, si descubres más productos indispensables soy toooda oídos. Lo que me recuerda que mañana me toca día de mascarilla de banana en la cabeza y QUÉ FELICIDAD. ¡Un besito bella mía!

      Eliminar
  8. Qué bien te quedan, la verdad es que el resultado de esas mechas es mucho más natural y queda mejor que las californianas (cuando las raíces son negras y las puntas rubio pollo me parece el horror D: ) A mí el rubio me quedaría fatal, pero no se me había ocurrido que podría hacérmelas en un tono rojizo, ojalá tener el pelo un poquito más largo para poder hacérmelas ^^U

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Estoy muy contenta con el resultado y, ahora que han pasado ya días, orgullosa de haber dado el paso hacia algo cómodo y fácil de mantener pero muy resultón. En cuanto a ti, no sé cómo de largo lo tendrás ya pero voy a dejar este enlace aquí y me voy con una bomba de humo :P ¡Gracias por pasarte! ¡Un besito!

      http://hairstylehub.com/wp-content/uploads/2017/06/lavender-balayage.jpg

      Eliminar
  9. Decir que estás preciosa es poco (aunque tú ya eres guapísima de por sí, maldita), pero es que me encanta como te queda este estilo. Creo que los toques claros, como tú dices, te favorecen, y ahora da la impresión de que tienes la piel más luminosa.
    Ya sabes que yo también tengo como tarea pendiente ir a la peluquería de una vez por todas, pero me pasa como a ti, no sé muy bien lo que quiero y la idea de ir y explicarle a la peluquera lo que me gustaría que me haga me aterra, ¡no hablemos ya de la posibilidad de que quede mal! Supongo que por eso tengo el pelo tan descuidado desde hace tiempo. A ver si un día de estos me animo y doy el paso... Aunque no quede ni de lejos tan guapa como tú.

    (P.D: Vivo enamorada de esa foto con las cortinas rojas de fondo. Si es que por qué unas tanto y otras tan poco)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mi piel del color de la cal necesita toques de luz sí o sí o sino parezco una muerta en vida, de verdad. Gracias por tus halagos, ya sabes que son RECÍPROCOS y que ay, Dios, si tu súper melena es de las mejores cosas que he tenido el placer de tocar y admirar *guiño, guiño*. Si quieres un día hablamos y buscamos fotos de diferentes looks y tintes (que si llevas foto apenas tienes que explicar nada), ¡tengo ganas de que te animes a dar el paso! Es que estarás guapa SÍ o SÍ y creo que además te sentará bien el cambio, por sutil que sea. Besitooos~

      Eliminar
  10. PEROQUEGUAPANOELIAQUEMEMUERO. Ese ha sido a grandes rasgos el resumen de tu entrada. A mi siempre me ha flipado tu pelo (desde tu momento loco del rosita, hasta el naranja precioso...) Y no sabia que tenias tanto drama con las raices -aunque tu pelo natural me parece que te sienta de fabula- pero si lo tienes las balayage son tu solucion ha sido una decision super acertada, y te quedan genial. Yo ahora estoy teniendo el momento raices, pero me da un poco igual. Estoy esperando a tener mi pelo virgen otra vez para teñirme de rubia y dejar atras mi epoca de decoloraciones y tintes fantasia. Un besote bebe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA MUCHASGRACIASBEBÉ. Creo recordar que sobre todo me disgustaban los principios de raíz porque me quedaba el pelo como chafado, sin vida. Pero claro, también es que no me lo cuidaba ni la mitad que ahora así que en parte NORMAL que ahora esté más reconciliada y feliz con él. By the way, ¿¡te vas a teñir de rubia!? OMG, habrá que verlo. ¡Besoteees!

      Eliminar
  11. GUAPA GUAPA Y GUAPA.
    Ya te comenté por Twitter lo bien que habían hecho su trabajo porque te ha quedado una melena Jennifer Aniston TAL CUAL. Estás preciosa tanto en la primera como en la segunda foto, la sutil diferencia es que tu emoción y tu nivel de "preocupación" (por llamarlo de alguna forma porque estoy segura que tu pelo "bicolor" era uno de tus ultimisimos problemas) ha descendido del todo y ahora eres una Noelia llenadecroquetas feliz y contenta con haber dado con la solución a no tener que retocarte y a mantenerlo sano de una forma más sencilla.

    Me pasa como a i, tengo la sensación de que mi color de pelo natural no le queda bien a mi cara y llevo bastantes años tiñéndomelo de un color más oscuro que mi castaño soso y tirando a rojo... pero confieso que empiezo a estar cansada de tintes...

    ¡Ah! Y en tu momento "horror" frente al espejo, te diré que le tengo pavor a ir a la peluquería porque siempre me veo como un orco de Mordor, entre el pelo rata que se me queda después de mojarlo y que te empiezan a separar mechones, cortar por aqui... aplastado por allá... y con mi gran complejo por la poca cantidad de pelo que tengo (que mojado parece que tengo mil veces menos...) odio exponerme de esa forma en las peluquerías U__U

    ¡un besazo enorme, Noe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias bonita! Efectivamente, ES QUE TIENES TANTA RAZÓN, quiero enmarcar tu comentario. Ahora estoy totalmente despreocupada de mi pelo a nivel de COLOR (aunque me haré con productos matificantes para no "pollear" mi rubio /creo que suena muy mal lo de pollear pero lo voy a dejar así, va/) y ahora sólo me centro en cuidarlo y tenerlo bien sanito. Y es que, de verdad, somos almas gemelas. Es que la sensación es totalmente esa: estar EXPUESTA. Yo también tengo "cuatro pelos" (por si no se nota) y me acompleja mucho. Ojalá tener melenote, pelo de león... Yo estas chicas que tienen que ir a VACIARSE la melena... me hacen llorar, de verdad. Y sí, además es que te van poniendo como un cristo cerca de la ventana donde pasan GENTE CON OJOS y uf, es mucha ansiedad. De hecho te confieso que en secundaria fui a la peluquería de siempre (de las últimas veces que fui antes de pasarme al tinte y corte en casa) y unas imbéciles de un curso menos se rieron de mí desde la puerta (por fuera, claro... valientes) y el peluquero me dijo "esas niñas que se están riendo llevan tu uniforme del instituto" y yo como ME QUIERO MORIR YA. En fin. Se pasa mal, la verdad, así que aunque parezca una tontería estoy orgullosita de haber dado el paso tanto mental como económico de sobreponerme a todo y dejarme el look "arreglado". ¡Un besooote enorme! Y el día en que necesites un cambio de look avísame y hacemos "lluvia de ideas" juntas buscando lo que te puede ir mejor :) MUÁ

      Eliminar
    2. Mira que me he emocionado con la respuesta al comentario de la entrada del risotto por los consejos y las palabras preciosas que me dices pero es que esto de aquí arriba me ha dado la fucking vida.

      No me malinterpretes, por favor, no estoy diciendo que me haya gustado leer lo mierdas que son los adolescentes y lo mal que lo pasaste... se me ha encogido el corazón porque es una época horrible, llena de inseguridades como para que encima las fomenten de esa forma. Pero es que yo también me he sentido así y no sé, quería decírtelo. Mi mayor horror e la peluquería fue cuando un PELUQUERO le dijo a la que me estaba cortando el pelo "ay que poquito pelo ¿no?"... creo que sabrás exactamente lo que quise hacer en ese momento: QUIERO IRME DE AQUÍ YA, POR FAVOR.

      Mi complejo con el pelo no lo he superado aún a mis 26 viejunos años... reconozco que estoy aprendiendo a quererlo como es, rizado -que al menos así se disimula algo más...-, y ya no lo maltrato con secadores y planchas que me lo jodieron en la adolescencia. Pero el tema de la cantidad me atormenta mucho... Yo me muero de la envidia al ver coletas tan gruesas como mi puño y la mía es finita finita... >.<

      En fin, guapa, que me enrollo, yo no quería dar mucho la lata pero de verdad que gracias por estas respuestas :) y me has dejado partiéndome de risa con tu "creo que suena muy mal lo de pollear pero lo voy a dejar así, va".

      Pd. Me apunto acudir a ti para esa lluvia de ideas <3

      Eliminar
    3. Ay de verdad, cómo te comprendo :( ahora que te tengo por "privado" (ñejeje) te hablaré más por ahí, pero vaya, que sepas que tuve que ir a buscar fotos tuyas porque nunca NUNCA me había dado la sensación de poca "cantidad" de pelo. Tienes el pelo muy bonito y tú eres muy bonita. MUÁ.

      Eliminar