La vie en Noëlle

26 feb. 2018

Escapada a Andorra



Bones! Lo había guardado con recelo, como un deseo que si pronuncias en voz alta se puede desvanecer, pero ahora que ya lo he vivido y que se ha hecho realidad vengo a compartirlo con vosotros: mis padres me regalaron por mi cumpleaños un fin de semana para mí, para evadirme del mundo.

El destino elegido fue Andorra, ese pequeño país vecino rodeado de montañas y encanto. ¿La compañía? Mi indispensable marido. Y nada más. Ni cámara réflex ni datos en el móvil. Compartimos dos días de paseos, compras, comida deliciosa, risas, siestas... mucho descanso muy merecido. Además nos maravillamos con las aguas termales de Caldea y sus imponentes vistas hacia las montañas nevadas desde el vapor de sus jacuzzis. Una experiencia inolvidable.

Capturé algunos recuerdos con el móvil, instantes "rápidos" e imperfectos pero llenos de vida. No es la primera vez que comparto una escapada en la que por descansar descansa incluso mi Canon y todas las fotografías son hechas con el movris, ni la última vez que me refugiaré en los Pirineos así que... ¡espero que os guste! Aunque ya os advierto que no he podido plasmar todo lo feliz que he sido (no hay manera de capturar algo tan intangible como la paz).

14 comentarios :

  1. Ay, me flipan estas entradas llenas de momentos preciosos. Y no tanto palabras si no enseñarnos de forma tan cercana y bonita lo que ha sido para ti este viaje. Lo primero es que me alegra millones que consiguieses desconectar un poquito y disfrutar como tocaba. Te lo mereces no mucho, si no muchísimo. Y por otro lado, QUÉ PRECIOSA ES ANDORRA, por favor. La foto en la que estás de espaldas con las montañas de fondo... ¿Hola? Es un sueño. Además me recuerda mucho a Heidi, no sé por qué, porque no son los Alpes pero es una serie que vi tanto de pequeña que cuando veo montañas digo: HEIDI. Y me espero encontrar Niebla y Copito de Nieve.

    La ciudad me parece muy, muy bonita y tus pecaditos más. Qué ganas tengo de ver los resultados con el nuevo objetivo, ay, qué nos gusta la fotografía. ¡Y sobre el contorno tienes que contarme a ver qué tal te lo sientes! Y si te gusta tanto como a mi que ojalá, ojalá mucho.

    Tienes un estilo tan bonito, cercano, delicado y artístico de enseñar tus viajes y vivencias que se me antojan hasta pocas fotos. Y la forma de presentarlas, me encanta.

    ¡Un besito enorme, Bella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay millones de gracias, siempre me llenas de una energía muy positiva. A mí me flipan también los paisajes montañosos y el AIRE, respirar un aire más puro que el de la ciudad siempre es un regalo para cada uno de mis sentidos. Gracias por pasarte por aquí y por ser tan BELLA. ¡Un besito!

      Eliminar
  2. Sólo puedo decir esto: <3

    Y también que las fotos son preciosas, transmiten tanto... Aishh (suspiro).

    ¡¡Besos guapísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias bonita! ¡Un abrazote! :)

      Eliminar
  3. ¡Hola! La última vez que fuimos a Andorra también estubimos en La Taverna d'Excalibur y en Caldea.

    Aunque tengo que decir que cada vez que voy a Caldea salgo peor de lo que entro por estar tanto rato en remojo u.u'

    Si algo se respira en Andorra es relax :)

    BB.
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡qué guay! Comimos muy bien allí. Quizás te sienta mal el tema baños calientes por tener la tensión bajita :( (yo precisamente iba con la tensión alta estos días así que me quedé bien). Fue muy relajante todo, la verdad. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Por fin puedo pasarme a comentar!! Leí la entrada cuando la publicaste y amé cada una de las fotos y en especial LAS DE LA BAÑERA es que me encantaron!! Ya me fliparon cuando las pasaste en primicia (ehehehe) pero cuando las volví a ver aqui... ¡es que son geniales! Todas en general, los paisajes, la espotaneidad de cada una... yo soy mucho de hacer fotos con el movil por la pereza de llevar la cámara... (aplauso pa' mi por comprar una réflex cuando me da pereza llevar cámaras grandes... clapclap) y tienen un encanto especial.

    Me encantan las que se ve la ciudad y al fondo la cordillera de montañas, bfff es que tiene que ser calma total. Me parece una escapada que hay que hacer para desconectar del todo y me alegro que lo hayas hecho, Noe.

    Un besazo enorme enorme y no puedo irme sin decir que adoro vuestras caras en la selfie con la nariz coloradilla cual rudolph the red nose reindeer. Y en la que sales dándote la vuelta... me parece mágica, los colores, la luz, tu carita preciosa *^*

    muac!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy amor, qué mona eres. Un aplauso para mí también por cargar con réflex con semejantes contracturas de espalda, clap clap clap jajaja (somos un caso). La verdad es que recomiendo mucho mucho Andorra como escapadita por la fusión de entorno mágico (y más en invierno) con el consumismo puro y duro. Hay tiendas por doquier y restaurantes en cada esquina en contraste a las montañas, al río y a la naturaleza. Muchas gracias por tus palabras y por convertirte en mi amiga, ¡postulas a ser de lo más mejor del 2018! ¡Y estamos en marzo! ¡Un besoooOT!

      Eliminar
  5. Me encantan este tipo de post porque, gracias a las fotos, consigues trasladarte allí y... ¡créeme que me iba ya mismo porque menuda tranquilidad!

    El "hotelito" es precioso (sí, siempre que veo fotos de un viaje me fijo en las habitaciones y esa claqueta de cine me ha conquistado jajaja) Además, como ha dicho Elena justo aquí encima, yo también soy de las que hace las fotos con el móvil para evitar ir cargada con mil cosas cuando voy de viaje.

    Me alegro mucho de que hayas disfrutado de la escapada Noelia, a veces creo que a todos nos viene genial tomar un poquito de distancia de nuestra rutina y desconectar.

    Un abrazo enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo también me fijo mucho en los hoteles! Éste era el Art y tenía cosillas temáticas como el restaurante de la planta baja, con la claqueta. Además olía de maravilla y el colchón era una nube, increíble todo (también tenía spa dentro del hotel por si Caldea da más pereza). Muchas gracias por tu comentario, ¡me ha sentado de fábula la escapada y ya lo echo de menos! ¡Un abrazote!

      Eliminar
  6. Me encanta eso de salir en busca de paz, sin preocuparte por hacer fotos ni por estar con el móvil a todas horas, ¡todos deberíamos tomarnos unas vacaciones así de vez en cuando! :D

    Nunca he estado en Andorra pero las fotos me han transmitido una tranquilidad inmensa <3 No lo tengo demasiado lejos y a lo mejor puede caer como escapadita próximamente, sin duda es un destino que tendré en cuenta *-*

    ¡Un besazo Noe!

    PD: Ese objetivo 10-18... *-* ¡Qué ganas de ver las fotazas que vas a hacer! (y de que nos cuentes un poquito cómo es, jijiji, que una por aquí también quiere ampliar su familia de objetivos ^^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, entre necesidades básicas deberíamos incluir este tipo de escapadas y estos momentos "para nosotros", y para nadie más. Ojalá puedas conocer Andorra porque es un lugar con mucho encanto (y si tienes en mente comprar algo relacionado con la fotografía... espera a hacerlo allí. Confía en mí). El objetivo es O-M-G, este mes os hablaré de él por aquí porque ha sido una muy buena decisión. ¡Un besito, bonita!

      Eliminar
  7. Me alegro muchísimo de que pudieseis disfrutar de un buen finde solo para vosotros dos, lejos de los problemas del día a día. ¡Os lo merecíais! (especialmente tú) Haces bien en dejar atrás todo lo demás en estas escapadas porque al final, por estar pendiente de nimiedades (cámara, hablar por whastapp, rrss y demás) acabas perdiéndote momento geniales del día a día. Además, salta a la vista que no te hizo falta la cámara para nada. ¡Qué fotos más bonitas! Soy especialmente fan de las fotos en la bañera, ya lo sabes. Me encanta cómo te quedaron porque a pesar de estar estudiadas se ven muy naturales <3
    Aunque si de algo me he enamorado es de... ¡El funko de Mérida y la pared con el vinilo de una claqueta! Qué maravilla, me encantan ambos, aunque como no creo que me dejen pintar una pared de mi cuarto así tendré que conformarme (algún día) con el funko, que es amor absoluto.

    ¡Besazos gigantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay muchísimas gracias cuqui, no te esperaba por aquí y tu comentario ha sido como un gran abrazo. El funko era precioso y dolorosamente caro, eso de que en Andorra está todo más barato es una verdad a medias, jum. Nos sentó súper bien esta escapada y ya la echo mucho de menos... es como que no sé qué hacer con mi vida hasta la próxima escapada, de verdad jajaja Gracias por el cariño y por todo. ¡Besitos!

      Eliminar