La vie en Noëlle

11 sept. 2018

Campineo




¡Hola, hola! Toca reprimir las ganas de otoño (con el delicioso olor a lluvia y las temperaturas más dóciles que están llegando a Barcelona) para echar la vista atrás y hablaros de mi verano. Sí, ése que ha sido tan mágico. Pese a trabajar todas las semanas excepto esas dos tan intensas que viví en agosto, el verano empezó por todo lo alto con un fin de semana de camping con los de siempre. Y en el lugar de siempre, el camping La Vall. Quizás esto os pillará por sorpresa porque durante esas semanas estuve completamente ajena y desconectada de las redes sociales (y qué bien me hizo).

Ya casi casi se ha convertido en una tradición para nosotros y este año se ha sumado incluso más gente. Los días de campineo son un MUST para dar la bienvenida al verano (y empezar a coger colorcito). Las canciones a berridos, los atardeceres, la comida, la bebida, el campo, los insectos más grandes que tu puño, las Fantas congeladas que casi explotan... y pasear la Canon para volver a dejarla en la funda. Ya os hablé de esta experiencia el año pasado, y cuando releo la entrada me doy cuenta de la paz que me transmite siempre ese lugar.

Repito modus operandi de compartiros fotos de móvil sin editar (o casi sin editar), de daros pinceladas que se quedan cortas respecto a lo vivido. Aquellos días de disfrutar de la GoPro como enanos, de jugar al Trivial y al Mario Kart desde las literas, de ser más honesta que nunca conmigo misma... aquellos días fueron como una vacuna contra la tristeza. Y me alegra saber que cada año me refuerzan la dosis esas personas que ya ni recuerdo cuánto hace que están en mi vida pero que consiguen que ya no conciba vida sin ellas.

Y es que, jo, encima repetir en un sitio tan especial para mí como lo es el camping de mi infancia... Si es que se hacen querer, los cabrones.



Puedo llegar a oler estas fotos y eso me hace sentir muy afortunada.



El restaurante del camping ha pegado un bajón importante respecto a años anteriores (ya no hay menú, sólo tapas), pero como contrapartida el año que viene haremos directamente barbacoas en la bungalow. Ay, ya puedo saborear las alcachofas.



Presumiendo de logros. Paus, por favor, no aparezcas cual seta a decir la de copas que ganaste tú, tengamos la fiesta en paz.



También practicamos deportes (fútbol, basket) en las horas de menos calor (es decir, un par al día), pero como aquí la bloguera es un poco patata en cuanto a coordinar extremidades pues no le doy tanta relevancia en la entrada.



Los buenos selfies pre-cena en el porche. Este año os los traigo sin filtros de animales en la cara (2017), ¡todo un logro!



La piscina en la que amortizamos la GoPro que me regaló À por mi cumpleaños.



Las bonitas casualidades de que tu amiga y tú llevéis un bikini rojo y el mismo pijama (que comprasteis juntas hace años) sin haberlo acordado de forma premeditada.



Y las risas, que no fueron pocas.

20 comentarios :

  1. No sé qué tienen los camping que me transmiten un buen rollo increíble. El año pasado ya me dejó maravillada la entrada que hiciste sobre el camping de tu infancia (cosa que por cierto me parece preciosa, el volver al mismo camping pero con compañía distinta. ¡Ese camping te está viendo crecer!) y sigo igual de maravillada en la entrada de este año.
    También me parecen muy bonitas las fotografías, el tiempo de relax que te diste y las amistades bonitas ♥

    Gracias por contarnos parte de tu día a día.
    Abrazos.

    N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Nerea! Precisamente al releer la entrada del año pasado he encontrado tu comentario y ay, qué ilusión TODO: tus palabras, que pase el tiempo y siga teniéndote por aquí (y por otros sitios)... la magia de internet. Y sí, es un sitio súper especial para mí (si algún día te apetece aventurarte a estar de camping por Cataluña te doy toda la info que necesites). Allí aprendí a andar, a nadar, a ir en bici... y pasan más de dos décadas y sigue todo en su sitio: perfecto. Aix. Me pongo "blandita". Gracias a ti por leerme y por plasmarme tus impresiones en el cajón de comentarios. ¡Un abrazo súper fuerte!

      Eliminar
  2. Un post muy dulce, transmite la calma y la felicidad que sentiste aquellos días. Además, me gusta ver como de un año para otro sigue teniendo la misma esencia, que eso no cambie es precioso.

    ¡¡Besos, preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Alba! Se lo decía a Nerea aquí arriba: es que han pasado más de dos décadas y el lugar sigue intacto respecto a mis recuerdos. Es genial que las cosas que nos gustan perduren y se mantengan, que no perdamos ese ALGO (de tantas cosas que perdemos por el paso de los años). Gracias por pasarte bonita, ¡un besito!

      Eliminar
  3. AAAAY, en cuanto he leído "campineo" no he podido más que entrar corriendo a leerte 💛

    ¿Qué tienen los campings que atrapan tanto? Yo también sigo yendo a mi camping de siempre y es que esa paz, esa sensación de hogar mezclado con la sensación de estar en un universo paralelo... ¡No hay mejor lugar de desconexión que el camping!

    Me ha encantado tu entrada y me han dado ganas de irme al camping ya de ya. Tienes una manera muy bonita de transmitir tu día a día, tus experiencias y tus viajes 💛

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Lei! Significa muchísimo para mí que te guste mi forma de transmitir el contenido, ¡es un placer tenerte por aquí! Y totalmente de acuerdo: ¿qué tendrán los campings? ¡Ya estoy deseando volver! ¡Un abrazote!

      Eliminar
  4. Voy a enseñarle esta entrada a M a ver si le convenzo para ir de camping. ¿Te puedes creer que yo no he ido nunca y él no quiere ir? Pero es que al leerte me han dado más ganas de ir aún, qué envidia y qué gusto poder vivir experiencias así con los amigos, pasarlo bien y desconectar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡DEBÉIS IR! No hay mucho que turistear (algún animal rollo cabras y demás, o "mira aquella roca de allá") lo cual también es ideal para DESCANSAR en mayúsculas y centrarte en hacer otras cosas en el mejor ambiente EVER. Te lo recomiendo mucho muchísimo, tanto en buena compañía como sola (te juro que un día cualquiera me voy a MI camping a beber vinito en el porche mientras leo un libro, ojalá hacerlo). ¡Un besito!

      Eliminar
  5. Jo, de verdad ojalá tener un rinconcito recurrente al que ir a desconectar y disfrutar de la compañía y la naturaleza. Me parece un planazo, ya lo sabes.
    De pequeña mis padres nos llevaron varias veces de camping y me parecía alucinante pro es que creo que ahora me gustaría el triple...
    ...
    ...
    *Elena abriendo una nueva pestaña para buscar campings en la sierra*
    Y por otro lado tus fotos, siempre llenándome de calma y tu cara preciosa sin filtros ojalá saliese en más fotos (tengo que decir que me matas con las gafas de buceo con la nariz tapada jajaajajaja mi topillo)

    Lo del pijama me parece muy TOP, esas bonitas casualidades que hay que enseñar igual que ir las dos con bikini rojo :) te queda taaaan bien *-*

    Y estoy muy de acuerdo con Lei, tu forma de contarnos las cosas es tan cercana y bonita que enamoras.
    ¡un besito bien gordo y grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenerlo lo tienes: estás más que invitada a MI camping *guiño, guiño*. Déjate de campings en la sierra y una vez tengas más que vista Barcelona te vienes a CATALUÑA PROFUNDA a comer rico y ver cabras catalanas. ¡Gracias por tus palabras llenas de amor, por pasarte y por ser tan bonita! ¡MUAAAÁ!

      Eliminar
  6. Ay zeñó que se me acumulan las entradas que publicar (Tú vas a toda velocidad, ¿o yo soy ultra lenta últimamente? Jajajaja).

    Tengo que decir que he leído todo con una sonrisa. Eso es lo que me ha transmitido tu crónica de camping, de verdad. Paz, diversión, desconexión... E incluso más que "amistad" creo que lo relaciono más a esos momentos en los que dijiste "basta" y te centraste en recuperarte a ti misma, y eso me gusta MUCHO. Además de que lo reflejas con cariño y entre líneas y, pues eso, que no he podido parar de sonreir.

    Una pena lo del bajón de calidad del restaurante, por cierto, porque las croquetas tienen PINTAZA (bueno, vale, las croquetas siempre tienen buena pinta...).

    Estoy deseando leer las próximas de viajes <3 Ay, que muero.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay muchísimas gracias Des. Sí, lo mejor de esto es el punto de inflexión que supuso para empezar a cuidarme y a tomarme las cosas de otra manera. Y SÍ SÍ SÍ, que no se me malinterprete: las tapas estaban que flipas. PERO CLARO, antes el menú era con platazos de churrasco, macarrones y demás... todo por 10 euros. Y se echa de menitos, snif. Pero por lo demás es un sitio diez (y barato). ¡Gracias por pasarte bonita! ¡Un besote!

      Eliminar
  7. ¡Qué bonito tener una "tradición" de inauguración del verano en modo campineo! Adoro las fotos llenas de vivencias y sin artificio; a veces es necesario desconectar al cien por cien sin tener que preocuparte de cargar con la réflex ni de las redes sociales.

    PD: No sé de qué te quejas porque no haya menú en el restaurante cuando "tapas" es sinónimo de CROQUETAS, jajajaja xD

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias bonita! ¡ES LA MEJOR TRADICIÓN DEL MUNDO! Y sí, las croquetas (además ahora no sé si eran de bacalao o de cocido, pero estaban increíbles) y las tapas que ponen son delicia pura, pero yo soy muy de "cuchara" y si me pones tapas dos días seguidos ya me quejo jajaja. ¡Gracias por pasarte cuqui! ¡Un abrazote!

      Eliminar
  8. Como decías por twitter, sip, estos post suelen ser "menos leídos" pero a mi me encantan porque dejan ver un poquito más de la Noelia que está detrás del blog, de tu "día a día" o de momentos especiales vaya jajaja (que ya quisieramos estar de vacaciones todos los días).

    Eso sí, eso de los bichos como puños... me ha traumatizado jajajaja Aunque la verdad es que esta genial que todos saqueis unos días cada año para poder ir de campineo juntos. Desconexión, anecdotas, risas... vienen genial y "curan" el alma. :)

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A mí personalmente (como lectora y consumidora) me flipan los blogs de lifestyle, el rollo diario/journal, leer experiencias... me parece muy importante conectar con la persona que escribe tanto eso como otras entradas que puedan "aportarme más" a nivel de información. Y ay, sí, este fin de semana fue maravilloso y ojalá poder volver a él (además de rememorarlo en una entrada). ¡Un besito!

      Eliminar
  9. ¡Quee buen rollo transmite esta entrada!

    Lo cierto es que yo no he vuelto a ir desde que era pequeña. Al ser de Andalucía, solíamos ir a un camping en Cádiz. Recuerdo que lo que más me molaba era dormir en la caravana (aunque en realidad era incomodísima jaja).

    Aquí en Madrid no tengo ni idea de donde hay, pero la verdad que leyéndote me han entrado unas ganas tremendas.

    Me alegro que te sirviera para encontrar la paz que necesitabas, espero que ahora vengas cargada de ganas y de nuevos proyectos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias bonita! Espero que puedas hacerte una escapada de camping pronto (seguro que hay muchos bonitos por allí) y sino siempre puedes pasarte por Cataluña y disfrutar del "mío" jeje. Vengo cargadísima de ilusiones y eso sólo lo consigue una buena desconexión para llenarte de energías. ¡Un besote!

      Eliminar
  10. Si te digo que nunca he ido a un camping... De pequeña a mis padres no les gustaba y de mayor... Me da la impresión de que va a ser super incómodo: niños por todas partes, camas incomodas, estar en el mismo sitio todo el rato sin poder hacer turisteo - que es lo que a mi más me gusta -. ¡Pero esta claro que tu te lo has pasado en grande! Y las fotos son genialosas ♥️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que hay campings y campings (y también va por temporadas). Éste es muy de relax y de hecho te llaman la atención si estás berreando de noche y esas cosas, cuidan mucho el descanso para todos (y a los niños también les van detrás por si corren o se exceden). A nivel de turisteo hay poco, sí jajaja o vas a ver naturaleza o el pueblecito de al lado pasando por un camino de tierra (un paseo muy bonito, la verdad); pero claro, eso no está hecho para todo el mundo. Si algún día te animas a probar la experiencia de campineo ya me dirás qué tal. ¡Un besote!

      Eliminar