La vie en Noëlle

7 ene 2020

Trescientas sesenta y seis noches por delante



Quería haber titulado esta entrada como "Un año por delante". Luego he recordado que la url hubiese discriminado la "ñ" convirtiendo mi bonito manifiesto en "Un ano por delante". Y no sé vosotras pero yo tengo un humor muy básico y quería evitar todos los ojetes posibles porque quiero que os toméis este post en serio.

Nah, es broma. Nunca me toméis muy en serio.

Trescientas sesenta y seis noches por delante, aunque ya son unas menos. Este año me evoca muchas emociones; hay vibraciones positivas en el aire que erizan mi piel.

Para empezar es un año bisiesto y tendremos 24 horas más. Parecen un regalo caído del cielo para personas como yo que tanto queremos abarcar y tanto nos frustramos con las horas que no dan de más. Eso sí, el día extra cae en sábado y os animo desde ya (a un mes vista) que dediquéis ese día al ocio en vez de a la productividad. Porque después de casi un lustro de "vida adulta" estoy aprendiendo mucho sobre la importancia de atender a nuestras necesidades de ocio. Esto cualquier jugador de "Los Sims" lo tiene que ver claro: si estás pasando por un mal estado de ánimo puede que hayas descuidado tu derecho a divertirte y a descansar. Así que enlazo estas palabras con uno de mis grandes propósitos del año: cuidarme. O más bien, no descuidarme.

Quiero pensar en mí e incluirme en el tiempo que dedico a mis tareas. Quiero que mis ratos libres, los momentos para mí, dejen de parecerme una irresponsabilidad. Tampoco deben ser un premio: son un básico tan básico como beber agua. Quiero, ahora que tengo las vacaciones bien frescas en el cerebro, animarme y obligarme a hacer más noches de juegos de mesa, de encender la consola y de tumbarme en el sofá con un libro. Que no me pueda el cansancio y la desidia de creer que no tengo fuerzas ni para iniciar una partida. Sí, sí debo tener ese arranque en el motor para cuando se trata de mí misma. Sí puedo dedicar quince minutos por las noches a limpiarme la cara e hidratarme como es debido. 

Qué fea es la palabra desidia, por cierto. Qué bonita suena y qué de cosas malas implica. La falta de ganas es mi enemigo a abatir este año. Porque este año, 2020, se me antoja como un lienzo en blanco. Mirad ese cero y no me digáis que no os apetece empezar cosas. Empezar de cero. Todo es cuestión de empezar, de ponerse a ello. De hacer, pasito a pasito; de no quedarnos quietos.

Después de un 2019 penoso en el que todos mis propósitos se fueron al garete podríais pensar que tendría más objetivos entre manos, pero la verdad es que no. Seguir, seguir es mi propósito. Avanzar. Centrarme en las cosas pequeñas. Nadar a pesar de la corriente y aprender de todos esos momentos en los que creo ahogarme.

Vivir. Vivir y seguir creando. Porque, si dejase de crear, mi mente entraría en ebullición. Y espero que os gusten todas las cosas que nazcan este año, porque van a nacer de las mismísimas entrañas y éstas están en sus niveles máximos de ilusión.



¿Cómo no voy a tener un 2020 a tope de ilusión? Empiezo el año oficialmente casada. Bueno, con pareja de hecho (es casi lo mismo). Y tener ese compromiso con mi compañero de aventuras hace que me apetezca todavía más este viaje. Tenemos programado un viaje muy grande para dentro de unos meses, sí, pero con viaje me refería a nuestra vida. A la familia que estamos creando.

Ay, 2020. Sé que sólo eres un número aparentemente bonito, pero espero de verdad que te conviertas en un año digno de recordar. 

¡Y que quede por escrito! También me propongo hacer un consumo más responsable, a ser más amable conmigo misma (esto entraría en el tema de cuidarme) y a mantener el orden en mi casa y en mi vida desechando todo aquello que ya no me aporta nada. 

¿Vosotras qué expectativas y propósitos tenéis para este año? ¡Contadme!
Feliz año y felices comienzos, por cierto. Que por aquí no os lo había dicho y a eso he venido.

12 comentarios :

  1. Qué bonito leerte siempre, Noe <3

    Parece que 2019 ha sido malo para muchas de nosotras y, caray, cuántas ganas de saborear mejores tiempos. Ahora que tengo más tiempo para mí (100% importante lo del ocio y tomárselo como la necesidad que es cuando se tiene la suerte de acariciarlo), quiero interactuar más en RRSS, pasear por los blogs/canales y disfrutar DE VERDAD de leer y ver contenido de calidad (te incluyo en esa lista mía, por supuesto, y me hace feliz).

    Me siento identificada con tus palabras y, como tú, lo que estoy construyendo a nivel personal me da muchísimas fuerzas.

    No dejes nunca de compartir contenido con nosotras. Ayer reflexionaba en Twitter sobre lo importante de rodearse de perfiles que crean con pasión y generosidad. Las RRSS pueden ser un precioso lugar donde refugiarse y encontrar apoyo.

    Gracias. Te deseo un 2020 lleno de cosas bonitas. Luv <3!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, flor! Me hace muy feliz tenerte por aquí, no sólo por tus palabras cargadas de amor del bueno sino porque significa que te sientes más cómoda en redes y con ganas de invertir tu tiempo en ti misma y eso es MARAVILLOSO. 2020 compensará todo lo malo, ya lo verás. ¡Un fuerte achuchón!

      Eliminar
  2. Feliz 2020!! Que tengas un buen año!! Yo también tengo algún que otro propósito en común... cuidarme es uno de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz año bonita! Espero que este año te cuides y te mimes un montón. ¡Besitos!

      Eliminar
  3. ¡Feliz año nuevo!

    No me voy a cansar de decirte que leerte es un gustazo y cuanta razón tienes, cuidarse tiene que ser siempre el objetivo principal en todo; yo tengo un montón de propósitos escritos en mi libretita pero no pienso agobiarme nada, iré haciendo pasito a pasito y voy a disfrutar un montón de todos ellos. Total TODOS son un gustazo de hacer: Leer 6 libros, no dejar de ir a bailar, escribir 180 días de mi diario en japonés, ahorrar X cantidad de dinero (esto no es un gustazo pero es necesario jiji), aprender a hacerme el eyeliner y a ponerme sombras de ojos, probar nuevos restaurantes, animarme a quedar más con la gente... etc. JAJA SI, ETC.

    Espero seguir leyéndote un año más, ¡un abrazo muy gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME ENCANTAN tus propósitos. Yo para 2019 también me propuse aprender a hacerme el eyeliner y... jajaja *emoji payaso*. Espero que, como tú has dicho, poquito a poco vayas haciendo realidad esa lista y te sientas bien contigo misma. Gracias por leerme y por ser tan cuqui y tan achuchable. ¡Abrazo gordísimo!

      Eliminar
  4. ¡Me ha encantado el post! Tenemos que contagiarnos entre todas los ánimos de hacer las cosas bien este año, para que sea mejor que el anterior, y así alcanzar las metas que nos hayamos propuesto.
    ¡Va a ser un gran año Noelia, ya verás! ¡Un abrazo, bonita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues sí! Yo siempre intentaré contagiarte todas las fuerzas y las energías positivas del mundo mundial. TÚ PUEDES CON TODO, ALBA. ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  5. ¡Que post tan inspirador! Como tu dices, este 2020 se siente como el reinicio de muchas cosas y el empezar muchos proyectos y metas. Una de mis metas más importantes para este año es tomar más tiempo para el self-care.
    Te deseo lo mejor en este inicio de año, y que los ánimos no decaigan :)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Espero que tu 2020 esté lleno de cosas nuevas, sueños hechos realidad y mucho muchísimo self-care y mimos. ¡Un achuchón!

      Eliminar
  6. ¡Feliz año 2020! No había pensado en el cero de este año como el lienzo en blanco que mencionas o un borrón y cuenta nueva y me gustó mucho, porque el 2019 fue un año muy difícil para mí, y tengo tantas cosas en mente que quiero realizar que estoy entusiasmada, aunque sea un simple número, para mí eso de cerrar ciclos me gusta y personalmente siento que me funciona JAJAJA.

    Mucho éxito, buena vibra y amor para tí este año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo también creo que FUNCIONA! Ya sea por el olor a "aire nuevo" o no sé, pero tengo todas las esperanzas puestas en este año sin miedo a desilusionarme. Espero que 2020 compense todo lo malo del 2019. ¡Abrazote intenso!

      Eliminar