La vie en Noëlle

10 dic. 2019

Últimas joyas: Aina Joies, Swarovski y P de Paola



¡Hola, hola! Hoy me engalano con mis mejores joyas para escribir estas líneas. Mis mejores y mis únicas joyas, casi casi. No tengo joyero como tal (utilizo uno de los cajones del tocador) y de hecho todas las novedades de este año que os mostraré por aquí son de un precio bastante módico. Así que "privilegiada", llena de joyas, pero no mucho.



Empezaré hablando de Aina Joies. No es la primera vez que hablo de ella por aquí y de hecho ya os había enseñado mis nuevos anillos en la entrada de birthday haul (porque fueron regalos de cumpleaños), peeero tengo la imperiosa necesidad de recomendaros a esta joyera artesana hasta la saciedad. Yo soy "artista de manos pequeñas" y mis dedos son ridículos. Enanos y delgados. Siempre he querido ser una señora que lleva muchos anillos (como Phoebe) y hasta este año, ya con 26 palos a la espalda, no he podido tener anillos de mi talla. Con Aina he encontrado diseños preciosos y en medidas midi que me han cabido en mi delicado dedo anular. Por fin tengo anillos gracias a ella.

Aina, además de anillos, diseña y elabora joyas preciosas. Tengo una extensa wishlist a lo largo de toda su tienda (entrad a echar un ojo, no os arrepentiréis). Y tengo claro, muy claro, que será ella quien dé vida a mis futuras alianzas de boda. Estos dedos pequeñitos necesitan a una artesana que trabaje con todas las medidas. Incluso las de una "pezqueñina" como yo.


La siguiente joya que os enseño por aquí es este preeecioso collar de Swarovski. Ya es el tercero que me regala À con motivo de aniversario amoroso. No suelo gastar "tanto dinero" (80 euros) en una joya. Ni en nada, en general. Así que Swarovski suele ser sinónimo de acontecimiento especial. Se une a sus hermanos de diamantes trébol y estrella. Éste es mi primer collar en oro rosado porque últimamente me ha dado fuertemente por el oro con ese matiz. Por el oro en general, no sé. Es como más adulto, más sexy, más vintage. Esto va por etapas, claro. La plata sigue siendo una perdición.

El diseño es muy místico (me pieeerden los ojos) y tiene incorporados cristales de pavé azul. Vamos a fingir que sabemos lo que es un pavé azul, ¿vale? Yo lo llamo fake zafiros. Porque, por cierto, me encantan los zafiros. Las joyas con toques azules. No soporto los rubíes en comparación, son como de mala de telenovela (me voy por las ramas, sorry).



Añado este collar de Swarosvki para la colección aunque tenga que hacer un salto en el tiempo porque me lo regalaron después del que os enseñaré a continuación. Estas luna y estrellas son una preciosidad. Una gargantilla que suelo llevar en corto, como choker, y que fue una bonita sorpresa después de unos días muy malos. Al collar le acompañaron pizza rica y vino delicioso. Menos mal que me cuidan así de bien.


Y para terminar, una marca nueva de mi joyero. Este verano, en mi primer día de vacaciones, me saltó una publicidad en Instagram. Qué raro ver publicidad en esa red social, ¿verdad? Estoy atónita. Y claro, aquí la menda es débil y llevaba demasiado tiempo portándose bien y resistiendo tentaciones. Un flechazo como una catedral con los collares de letras. Ay mi madre. Corrí a enseñárselo a À con mi voz de "toma nota, que esto es wishlist total" y él, que a pesar de que estemos en modo ahorro le encanta mimarme, decidió que sería mi regalo de santo. Porque bueno, yo de pequeña celebraba mi santo en agosto porque sino se solapaba con Navidad. Y bastante cruz tenía encima con que mi cumpleaños fuese en enero.

Es que en serio, mirad qué preciosidad. Me tiene el corazón robao'. Elegí la A por motivos obvios. Porque le amo y me encanta llevarle encima (a falta de un anillo de compromiso, cof cof, À espabila). Y porque la N tenía forma de rayo y me recordaba más a Harry Potter más que a una N.

Espero que os haya gustado descubrir más a fondo mis últimas incorporaciones en el joyero (que no es joyero, aunque lo guardo todo en sus cajas originales para que no se estropeen). Las tres marcas son muy recomendables por calidad-precio y se pueden encontrar cosas muy finas y bonitas. Ojalá de cara a Navidades y fechas especiales os caiga un poco de joya y brilli-brilli para alegraros la vida.

¿Vosotras sois muy de tener joyas/bisutería? ¿Me recomendáis alguna de vuestras marcas predilectas? ¿Tenéis joyero o cajón revoltoso? ¡Contadme!

12 comentarios :

  1. ¡Holi! Que alegría ver post nuevo por aquí ♥

    Yo nunca he sido muy de joyas; no puedo llevar pendientes, los anillos si no son finitos me molestan, las pulseras se me enganchan por ahí y se parten (torpe quien?), así que normalmente sólo llevo collares jeje. Y no se porque lo digo en plural, llevo UN collar que me regaló el churri hace aprox un millón de años de plata, finito, to kiut y pega con todo. Y ahora GRACIAS a tu recomendación hace varios meses he conseguido el anillito de la turquesa de Aina Joies ¡Es precioso! ¡Me encanta! Es finito, tan mono y además no molesta nada de nada.

    Me encantan las piedrecitas verdes, azules, sin color... pero uy las rojas, no las veo con nada oye jaja y eso que el color rojo es uno de mis favoritos; pero en joya no no, y mucho menos si le ponemos DORADO al asunto.

    ¡Muchas gracias por tus recomendaciones! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola amor! ¡Qué rabia lo de los pendientes! ¿No hay ningún material que NO te dé alergia? (imagino que debe ser tema alergias). Me alegra muchísimo que hayas encontrado el anillo turquesita gracias a mí, ¡que además fue un regalazo! Aina también tiene collares de plata muy MUY bonitos, a ver si un día comparto mi wishlist ejejeje. ¡Gracias a ti por pasarte! ¡MUÁ!

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito todo! A mí a mis 30 años me ha dado por querer llevar anillos, cosa que no he hecho nunca. El primero me lo ha regalado mi madre, pero quiero tener más, así que voy a echarle un ojo a la página de los tuyos, que son preciosos 😊
    Gracias por la entrada, como siempre leerlas supone un buen ratito.
    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡AY! Pues de los anillos de Aina Joies ya verás como te enamoras de más de uno. Son un acierto total y sus diseños son tan finitos y bonitos... Además, apoyas a una artesana "pequeñita" y que le pone mucho amor a cada pieza. Gracias a ti por pasarte por aquí, ¡un besote!

      Eliminar
  3. Que bonito te ha quedado el layering! estoy enamorada del collar de ojo 😍

    Yo soy mas fan de los anillos que los collares y también tengo los dedos mas flacos y pequeños del mundo, siempre es una hazaña encontrar de mi tamaño. Me ha gustado mucho la entrada, que bonito todo 💕

    Te mando un abrazo bien fuerte y muchos saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que el layering me lo puse para la foto que resumiese toda la entrada, la de portada. Y oye, que creo que quedan súper bien los tres, así que algún día seguro que me los combino así. Gracias por pasarte y por enviarme un buen achuchón, ¡te lo devuelvo! ¡MUÁ!

      Eliminar
  4. No soy mucho de pendientes (porque me dan alergia todos) ni de collares (aunque debo admitir que el cortito de estrellas y luna es super super bonito *.*) pero me flipan los anillos y también tengo los dedos finitos. Lo malo es que no suelo ponermelos porque siempre me engancho con todo y al final me da miedo que se rompan.

    Tú tienes una colección de joyas muy bonita. No será amplia, pero cada una de ellas transmite originalidad y delicadeza. Me encantan.

    P.D: Me flipan los colores de las piedras con las que está formada la A.

    Un besazo enorme guapa. Eres inspiradora. ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué palabras más bonitas que me dedicas. ¡Muchísimas gracias! Las piedras de la A fueron lo que más me enamoraron de esa pieza, tenía que ser mía sí o sí. ¡En persona es incluso más bonito! Gracias de nuevo por todo, en serio. ¡Un abrazote bien fuerte!

      Eliminar
  5. Hala, qué colección más preciosa tienes. Me he enamorado del colgante de la luna y las estrellas. Los anillos son preciosos, el del copo es amor.

    A mí me pasa como a ti con los anillos, no hay ni uno que me sirva. Salvo si son de joyería y me lo ajustan a medida, aunque por mi trabajo no puedo llevarlos porque se estropean rapidísimo. Tengo una lanzadera de plata muy especial que me regaló mi madre, fundió toda la plata que tenía y la llevó a hacer, y aunque la uso a veces me da tanto miedo que se estropee que la guardo con mucho cariño.

    Este año estaba buscando un colgante que fuera especial para llevar prácticamente a diario, pero no veo nada que me convenza.

    Muchas gracias como siempre por tus entradas, un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa lo de no querer usar las joyas a veces por si "les pasa algo". Siempre que llevo los collares (lo de más valor económico, porque sentimental tiene el mismo valor todo) me los voy tocando a cada rato para asegurarme de que siguen ahí. Soy una paranoias de manual jajaja pero es que también es verdad que dentro del joyero/caja no tiene sentido tener las cosas. Hay que ponérselas y disfrutarlas. ¡Y disfrutar de una misma! Espero que encuentres un collar fino en breves (sé que Aina Joies hace piezas de plata muy finas para el día a día). ¡Gracias a ti por pasarte! ¡Un abrazote!

      Eliminar
  6. estoy absolutamente enamorada de tus collares.
    Me parecen FLI-PAN-TES. Los tres, juntos, por separado, por detalles.
    Aparte del que fuiste corriendo gritando WISHLIIIIIIST, tengo la curiosidad, ¿los otros dos los ha elegido À por completo él solito?
    Por le doy el número de M y que le asesore, OMG qué gusto más especial y bonito.
    Lo de fake zafiros me ha encantado jajajjajajaj y tu gusto por el oro es algo que me llama la atención porque últimamente también mis ojos se ven más atraídos hacia el oro, oro rosado que a la plata (y yo era anti oro total, todo plata plata plata)
    LA MADUREZ.

    Las fotos tan delicadas, luminosas y bonitas como siempre.
    ¡Un abrazo azul fake zafiro! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. À ha elegido el de la luna y las estrellas. ¡ÉL SOLITO! Ya le diré que le dé alguna lección a M, aunque quizás acaban hablando de openings de animes (y lo sabes jajajaja). Lo del oro lo estoy notando CON TODAS (Andrea, Raquel); es que es REAL, todas pasamos por la etapa adolescente de YO SIEMPRE PLATA y ahora es como que se nos van los ojos por las piezas doradas. A lo que quedan más elegante, más maduro, más todo. Y la plata, por el contrario, parece... de niña pequeña. OH WOW. ¿Será esto... madurar? Jajajaja. Te mando un besote lleno de fake zafiro, espero que bien prontito podamos ir a Parfois juntas para PECAR (y digo Parfois por low cost, porque ojalá bichear en Swarovski ejejeje). ¡MUÁ!

      Eliminar