La vie en Noëlle

22 may. 2018

Más mascarillas coreanas

¡Hola, hola! Hoy os quiero hablar de mis dos últimas experiencias con mascarillas coreanas. En esta entrada de aquí os hablé de cómo me interesaba el mundo de la belleza asiática por ser el culto a la belleza, y en esta otra entrada dialogamos sobre los beneficios de las mascarillas de un sólo uso. Recuerdo que entre los comentarios se habló sobre lo curiosas que son estas mascarillas por sus diferentes aplicaciones e ingredientes, pero lo más curioso (y lo que captó más mi atención) es que las podemos encontrar para zonas específicas de la cara... ¡o del cuerpo!

El pasado domingo me dediqué unos minutos de más a mimarme y fue la ocasión ideal para probar dos mascarillas asiáticas nuevas y para zonas algo más específicas y diferentes: mascarillas para las manos y para los labios. Os prometo que próximamente probaré una mascarilla de escote porque (al igual que el contorno de ojos) suelo olvidarme de que tengo un escote, un cuello y una papada que deben hidratarse y cuidarse como trozos de piel que son. Qué desastre, y porque no me habéis visto los codos...

La primera mascarilla que me apliqué fue la que me envió el equipo bonito de Le Mini Macaron. Tener la oportunidad de probar este producto de la marca ya de por sí era un placer, pero no fui plenamente consciente de hasta qué punto necesitaba este cuidado extra hasta que estuvo literalmente en mis manos.




Quizás acabáis de descubrir que Le Mini Macaron consta de mascarillas hidratantes entre sus productos. Pues... ¡así es! En su página web podréis encontrar sus mascarillas en "otros" y van desde los 3,99€ (dedos) hasta 4,99€ (manos completas). Sin duda me decanté por el olor a mandarina porque no hay nada mejor en el mundo que tener ese aroma cítrico entre tus dedos.

¿Y por qué incluyo esta mascarilla en esta entrada? Porque, si os fijáis en el precioso packaging, la mascarilla está hecha en Corea. Su primer punto a favor es que al abrir el envase no te pringas, pero ni un poquito. Y al retirar la mascarilla del interior tampoco porque *redoble de tambor* ambas manos están selladas por las muñecas, por lo tanto el sérum de su interior se mantiene intacto.



En quince minutos la aplicación de la mascarilla ya ha hecho efecto y lo mejor de ésta es que te ayuda a nutrir y reparar tus manos sin dejártelas incapacitadas por embadurnarlas en algo pegajoso. Los guantes de la mascarilla te permiten seguir usando tus manos (e, insisto, no ensuciar nada) mientras el sérum rico en nutrientes se sumerge en tu piel.

Pasados estos quince minutos retiré los guantes, me froté las manos lentamente masajeando los restos del sérum (y disfrutando del olor a mandarina) y después me aclaré las manos con agua tibia. Nada más secarlas noté la diferencia: piel suave y unificada. ¿Y las escamaciones que a veces sufro en las falanges de tanto limpiar o con los cambios de temperatura? Ni rastro. Así que si un día estáis haciendo un pedido en Le Mini Macaron y buscáis un mimito extra (o que los gastos de envío salgan gratis al llegar a los 50€) no dudéis en añadir una (o muchas) mascarillas en vuestro carrito. ¡Valen la pena!



La segunda mascarilla que me apliqué el domingo fue ésta de G9 Skin, Miin Cosmetics, que os enseñé en esta entrada. Por fin me resigné a abrir semejante packaging precioso (de los que dan pena utilizar) y a sacar de su interior mi primera mascarilla de hidrogel. La textura es fabulosa, es como gelatina. Y fue muy divertido ser un patito durante treinta minutos.



Al retirar la mascarilla me quedé con boca de pato perenne.

Soy una sufridora innata de labios secos, despellejados e irritados. Y, por si fuese poco, tiendo a mordérmelos si estoy nerviosa y/o estresada. No es raro verme con alguna herida o pielecita destrozándome la oportunidad de llevar los labios pintados y... ¡qué rabia me da! Esta mascarilla fue un regalo de mi querida J y la podéis encontrar en Miin Cosmetics (seguro) o quizás en otras tiendas que distribuyan marcas coreanas como G9 Skin. El chute de hidratación se consigue gracias a ingredientes como el ácido hialurónico, el extracto de pomelo y el aceite de aguacate, que ya sabéis por esta entrada de aquí que el aguacate es de lo mejorcito para hidratar (y para comer, yummy). La restauración profunda y total de los labios, también conocida como Vita Ampoule Lip Patch, vale 3,99€ (en Miin) y es otra buena oportunidad de daros un mimo extra a un precio económico. Por cierto, es súper fresquita y huele genial (¿será el extracto de pomelo?).

¡Espero que os hayan gustado estas reviews! Seguiré probando mascarillas y aprendiendo más (y mejor) sobre el fantástico mundo de cosmética asiática. Y seguiré mimándome los domingos, eso es inamovible. ¿Conocíais estas mascarillas? ¿Habéis descubierto alguna que queráis recomendarme? ¡Contadme!

Esta entrada ha sido incentivada por Le Mini Macaron. Consulta mi código de confianza.

10 comentarios :

  1. Devoro tus entradas a la velocidad de la luz. ¿Soy adicta a tí? Lo soy... aunque quizá debería decir "a tu blog" para no sonar tan creepy, jajaja.

    Lo de las mascarillas de Le Mini Macaron me llaman mucho porque tiendo a tener las manos ultra secas (como todo en mi) y además muchas pielecitas y padrastros en las manos que me tienen loca y me escuecen... Así que si vienen bien para ello, en el próximo pedido en el que se antoje un color, entra en ellos FIJO. Pero, ¿me explicas como puede ser que me convenzas tanto y tan bien?

    En cuanto al parche del patito, ¡doy fe! Ayer mismo me lo puse tras leer la entrada porque tenía los labios super secos y pensé que qué mejor momento para experimentarlo y así poder contrastar. Y estoy de acuerdo en el que "hidratados" no es la palabra que yo usaría si no "reconstruídos", como si todas las grietas desapareciesen cosa que doy gracias al cielo porque me pasa como a ti y siempre tengo pielecitas y heridas que escuecen y lo paso mal...

    Asi que gracias por colarte en mi subconsciente y como siempre, por las maravillosas recomendaciones y contenido que traes. Que me tienes yonki perdida.

    (Y por cierto, soy fan de tus labios con el patito y post patito, JAJAJAJAJA).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mira que eres adorable! La adicción es mutua, ya lo sabes. Tu última entrada de The Ordinary la leí recién sacada del horno. Si ya has probado el parche de patito exijo desde YA que nos envíes por el grupo de Bellas un selfie jajaja Ambas mascarillas me dieron esta sensación: reconstrucción. Lo cual es genial porque significa que realmente penetra y repara la piel y no sólo la envuelve en un espejismo nutrido que al día siguiente se evapora. Deberías tocarme las manos, ¡qué suavecitas están! ¡Un besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Ay, ay, ay, ¡me estoy muriendo de amor con los morritos de pato! Tiene pinta de dejar los labios preciosísimos.
    Aunque reconozco que me ha llamado muchísimo (más) la atención la mascarilla de manos. ¡No tenía ni idea de que Le Mini Macaron tenía mascarillas! La verdad es que a mí siempre se me resecan bastante las manos y me paso el fia dándome crema hidratante, aunque aún no he encontrado nada que provoque un efecto maravilloso en mi piel. Así que esta mascarilla de manos me parece una idea estupenda. Y si encima huele rico, y no es nada pringoso... ¡Me está llamando a gritos!

    Qué maravilla es leerte siempre. Contenido trabajado, fotografías preciosas... Noëlle The Queen <3

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que hace poquito dijiste que la crema de manos que utilizabas (de TBS, creo recordar) no te acababa de gustar del todo porque no tenía mucho efecto. La mascarilla de Le Mini Macaron me hizo pensar en ti al instante: repara muchísimo la piel, unifica el tono -deja las manos muy bonitas- y no ensucias naaada ni te pringas en el proceso de aplicarla. Luego te las lavas y a disfrutar de unas manos como nuevas, ¡mejor que ir gastando cremas de manos que no sabes cuándo ponértela para no pringarlo todo! Gracias por tus palabras, amor. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me acabas de descubrir cosas que no sabía que existian. ¿Cremas específicas para las manos o productos para hidratar los labios? Por supuesto. ¿Mascarillas? No tenia ni idea.

    Con el frío suelo tener las manos destrozaditas, a veces hasta con heridas...y una mascarilla de ese tipo fijo que ayuda a sobrellevar mejor el invierno. Lo de los labios me ha hecho mucha gracia, yo creo que me haría mil fotos y me reiría sola (así de simple soy jaja)

    Siempre aprendo algo nuevo en tu blog, es increíble

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡qué ilusión me hace tu comentario! ¡Mil gracias! Espero poder descubrirte muchísimas cosas nuevas durante muchísimo tiempo. La mascarilla de manos es un MUST para el invierno, yo la aplicaría una vez al mes para evitar la sequedad que puede provocar incluso cortes. Por ese precio sale muuucho más rentable que ir gastando una crema de manos (además, las cremas dejan la piel húmeda y con el frío eso es EL MAL). ¡Un fuerte achuchón!

      Eliminar
  4. A mí también me descubriste estas mascarillas! No sabía ni que existían Ö

    La de manos la veo una necesidad primaria para mí. Mis manos sufren muchísimo con los cambios de temperatura y mi relación con las cremas es complicada porque no soporto no poder tocar cosas mientras se absorbe -.-

    Y mira lo de los labios es que me encanta, me encantas tú con ello puesto, es inquietante y adorable al mismo tiempo jjajajaaja y tus labios me gustan tanto, ay! Me haré con alguno solo por probarlo y mirarme al espejo ajajajaja

    Y los packaging son tan amoooor que es tan dificil decidirte a romperlos para usarlos,... pero has sido valiente y lo has hecho y te felicito por ello.

    ¡un besote enorme, Reina Pato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja aquí Reina Pato, ¡hola! Estas mascarillas son una pasada, tienes que probarlas sólo por la experiencia y la comodidad de "usar y tirar", aunque el packaging sea tan bonito que "abrirlo" es algo así como sacrilegio. Me muero por probar la mascarilla de escote, y si hay una de "culo" ya sí que me muero. ¡Un besitooo!

      Eliminar
  5. Vale, reconozco que no sabía que Le mini macaron tiene también mascarillas y ahora, por tu culpa, siento la necesidad de probar las mascarillas de manos. En serio, ¡quiero probarlas! Es una parte del cuerpo que tengo muy descuidada (ejemejempadrastrosejemejem) y siento que me vendría muy, muy bien. Además, si hay algo que no soporto es no poder hacer nada mientras me hago sesiones de beauty, y ver que con estas puedo seguir haciendo mis cosas me motiva aún más a probarlas, así que tomo nota de ellas.
    En cuanto a la mascarilla de patito, más de lo mismo. También soy una sufridora de los labios cortados y los pellejitos (confesión: por eso apenas me los pinto, ¡me quedan fatal teniéndolos tan mal!), y fíjate que cuando lo vi hace un par de semanas en Miin me llamó la atención pero tampoco me detuve demasiado en verla. Ahora que conozco una opinión sincera sobre ella (porque si de alguien me fío es de ti) creo que iré a probarla dentro de no demasiado. ¡Yo también quiero ser un patito!

    Te diría que te mando besazos enormes pero como eso es lo que te suelo decir esta vez te voy a mandar abrazotes, porque te echo de menos y es algo que me apetece mucho darte <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, con lo bonitas que son ya de por sí tus manos (siempre me han gustado, lo confieso) seguro que post-mascarilla te quedan taaan uniformes, blancas y preciosas que PFFF. Modelo de manos YA. Yo también te echo muchísimo de menos y me encantaría poder verte de aquí no mucho (y quizás ponernos un par de mascarillas juntas y hacer el tonto con el movris, a nuestro estilo). Te quiero cuqui, ¡UN ABRAZOTE!

      Eliminar