La vie en Noëlle

26 nov 2020

Haul: comfy clothes

¡Hola, hola! Hoy os traigo un haul de ropa meses más tarde desde el último que compartí por aquí. Con todos los cambios que ha sufrido mi vida en este 2020 tan surrealista he tenido millones de prioridades para mis gastos antes de pensar en renovar el armario y/o caer ante la tentación de las últimas tendencias. Pero el confinamiento y las largas jornadas de estar en casa han puesto un par de cosas en evidencia: que no tengo ropa cómoda más allá de los pijamas y que tanto sofá ha ensanchado mi culo.

Con la reforma pagada y los meses transcurriendo en el nuevo hogar volví a poner el foco en mí misma. En mis necesidades. No siempre me resulta fácil escucharme y dar con la tecla que mejore mi estado de ánimo. Últimamente me sentía alicaída, apática. Pero claro... ¿cómo no estarlo? Con tantos altibajos. Con tantos disgustos. Con todo lo que tenemos encima.

El punto de inflexión llegó un día en el que, después de una semana sin hacerlo, me vestí para salir a la calle. Mis tejanos favoritos, los mom jeans que apenas tenían un año de vida, ya no me cabían ni por arte de magia. Me miré al espejo y fui consciente de lo diferente que me veía. De la poca autoestima que me envolvía. Me veía mal incluso cuando mi razonamiento me sermoneaba con la verdad más objetiva: ¡estás bien! Normopeso, sana, estupenda. Antes te acomplejaba la extrema delgadez, ahora deberías estar más conforme con las curvas. Sin embargo, el cambio en tan poco tiempo supuso un mal rato hasta lograr digerirlo.

No era capaz de quererme ni de evitar las comparaciones con una yo que ya no existe porque forma parte del pasado. Me daba incluso vergüenza hablar de este problema conmigo misma porque sabía que estaba siendo injusta e irracional, que mis cuatro kilos "de más" eran una soberana estupidez. Por suerte, tengo a las mejores amigas del mundo y una charla con ellas fue todo lo que necesitaba para cambiar el chip.

Envejeces y tu cuerpo cambia. No se trata de "darse por vencido" sino de aceptarse. Como equilibradamente (aunque no niego que con todo el drama que hay en el mundo me doy más caprichos que antes). Intento hacer ejercicio, pero estar tanto tiempo en casa supone hacer un extra para el que no encuentro ninguna motivación. Para que me vuelvan a caber esos tejanos (que ya me quedaban algo apretados) tendría que volver a tener veinticinco años. Y estoy a nada de los veintiocho y con la certeza de que la ropa no tiene que ser mi enemiga, sino mi aliada.

Así que si ya no me caben unos pantalones de costura ceñida y cintura estrecha me compro otros. Y se acabó. Aunque me cueste gastar en mí misma; invertir en mejorar nuestra autoestima debería ser una prioridad tan básica como tener buena higiene personal.

Me senté frente al ordenador y abrí mis tiendas de confianza (algún día espero poder permitirme algo más allá que Inditex, pero por ahora...). Seleccioné durante días la ropa y miré la guía de tallas una y otra vez antes de elegir y rezar para que no tuviese que lidiar con cambios y devoluciones. El carrito de la compra me ayudó a controlar los gastos y a eliminar sin dudarlo aquellas prendas que sobrepasaban el presupuesto y que, en comparación al resto, no las necesitaba/deseaba tanto. Todas las entregas fueron como la seda, no he tenido que devolver nada y he recuperado gran parte del amor propio al vestirme todas las mañanas con ropa cómoda, bonita y de mi talla que no me hace sentir deprimida/enferma por estar todo el día en pijama.



Crop top seamless - Stradivarius - 12,99€
Pantalón malla seamless - Stradivarius - 12,99€
Pantalón rojo - Oysho - 12,99€

Antes de entrar a comentar la ropa en cuestión quería hacer un par de apuntes. En las fotos salgo posando (en ocasiones con posturas un tanto imposibles -y un poquito absurdas, ejem- hasta lograr verme bien). Quiero que lo tengáis muy presente que es así y que no es mi imagen más natural aunque las fotos sean sin editar y sin filtros para que apreciéis bien los colores. Piernas por delante para parecer más alta, cintura torcida para marcar una curva bonita con la cadera, respiración aguantada en los pulmones... Plantada tal cual frente al espejo y sosteniendo el móvil sin más no hubiese conseguido una foto que me gustase como para publicarla. Admiro muchísimo a todos los perfiles body positive que muestran la parte real para compararla con la posada, pero yo no tengo autoestima suficiente como para dejar publicada en internet una foto 100% real de mi cuerpo. Espero que lo entendáis y que lo tengáis súper presente antes de juzgaros mal por la imagen sin posar que os pueda devolver un espejo.

¡La otra cosita que os quería comentar es que os pongo el precio de todo tal cual me costó en su momento para que podáis verificar si hacen rebajas reales en los descuentos del Black Friday!

El conjunto verde de Stradivarius fue el primer flechazo que tuve cuando me dispuse a mirar ropa nueva. Creo que es muy fotogénico, me impactó mucho el estilo yoga aesthetics tan guay que me transmitía la modelo (tanto en este color como en rosa, pero me decanté por el verde). Es muy cómodo y de gran calidad. El crop top te hace un pecho bonito sin necesidad de sujetador y las mallas tienen la parte de la cintura con un tejido tipo faja que te hace sentir muy "uniforme". Combinándolo por separado (algo oversize que tape el culete para las mallas y un tiro alto para el top) creo que incluso es ropa muy apta para sacar de casa. En cualquier caso es un MUST para estar cómoda en el día a día y para sudarlo al hacer yoga u otro ejercicio. 

El pantalón rojo de Oysho fue mi última adquisición y lo compré en vistas de posar al lado del árbol de Navidad. Forma parte de un conjunto de pijama camisero muy bonito, pero a mí sólo me interesaba el pantalón. Es muy holgado, 100% algodón. ¡Una delicia! El único pero para ambos pantalones es que no tienen bolsillos.


Conjunto de pijama constelaciones - Women' Secret - 21,99€

Vale, quería comprar ropa para quitarme el pijama y... ¿qué hice? Comprarme un pijama nuevo. Son mi perdición, no tengo remedio. Necesitaba más pijamas de invierno de grosor intermedio después de jubilar un par de ellos el año pasado. Algo que abrigase pero sin ser un mastodonte peluchoso que reservo más de cara a enero/febrero. Este pijama de velour tiene un tacto aterciopelado exquisito. ¡Nunca antes he acariciado un tejido igual! Brilla muchísimo más en persona, las "constelaciones" son puntitos bien adheridos a la tela (no suelta purpurina). Las mangas son abullonadas, súper bonitas. Parece incluso un chándal de estar por casa más que un pijama.


Zapatillas "botín" fruncido - Oysho - 22,99€

¡Por cierto! Las zapatillas que veis en todo el haul también son una última adquisición de esta inversión en ropa. Yo a este tipo de zapatillas las llamo "peucos". Mis anteriores peucos murieron trágicamente en el último lavado. Agujeros y suela despegada, imposible de reparar. Espero que los de ahora, también de Oysho, me sirvan un par de añitos. Son muy cómodos, te dan mucha estabilidad para subir y bajar escaleras. Por dentro está forrado en pelo corto bien calentito y suave. La suela es tirando a blanda por lo que no haces ruido al caminar y tampoco sientes la dureza del suelo justo en la planta.


Top tirantes satén - Stradivarius - 10,39€
Pantalón jogger tacto suave - Stradivarius - 19,99€

Otra de las virtudes de comprar online es que no he tenido que enfrentarme al espejo del probador. ¿¡Verdad que esos espejos alteran la imagen real!? Con esa luz tan fuerte y artificial, la tensión de tener gente al otro lado de una cortinilla que se cierra mal y la incomodidad de desnudarte en un espacio pequeño... Sin duda no me hubiese comprado nunca este top tan bonito si me lo hubiese probado en tienda. Hacía muchísimo tiempo que quería algo de vestir rollo camisón, ¡me parece súper sexy y muy elegante! Me atreví con este top al verlo rebajado y ha sido un gran acierto. Lo he comprado en talla XS porque tengo muy poco pecho y me acomplejaba que quedase muy holgado. La caída de la tela tapa el escote muy bien sin revelar nada.

El pantalón es un básico necesario para la moda comfy. ¡Tiene un buen par de súper bolsillos! Es rollo chándal con cordones y los bajos del pantalón acaban en puño. Se adapta muy bien a tu cuerpo y es tan o más cómodo que un pijama.


Pantalón jogger polar - Stradivarius - 17,99€
Top tacto suave - Stradivarius - 15,99€
Chaqueta punto manga globo - Stradivarius - 25,99€
Sobrecamisa punto cuadros - Stradivarius - 35,99€

¡Cerramos el haul con uno de mis conjuntos favoritos! Estos colores neutros me resultan irresistibles. Si elegí a Stradivarius como la tienda en la que invertiría más billetes fue por la newsletter que me sedujo con las sobrecamisas. Llamémosle abrigo. Este abrigo me encanta porque es muy cottage vibes. Muy para pasear por el pueblo. El equilibrio exacto entre algo más adulto para un estilo informal. Lo mismo ocurre con la chaquetita de punto con manga de globo (¡cómo me gusta a mí una manga abullonada!). Tiene un toque clásico exquisito. Es mi rebequita para cuando quiero estar por casa con algo que no sea la bata gruesa. Ideal para abrigar sin añadir capas.

El pantalón polar es una de las cosas que más os recomiendo de esta entrada. Es increíblemente calentito y agradable. Con bolsillos y con una cintura elástica que moldea sin apretar. ¡Un MUST! Puedo verme a mí misma vistiéndolo durante años. El top me lo compré más por capricho que por necesidad. Quería acabar de conjuntar los tonos neutros igual que la modelo de la foto. ¡Queda todo súper bonito! No os podéis ni imaginar el subidón que supuso verme y gustarme frente al espejo después de tanta apatía conmigo misma. Un pequeño sablazo para los ahorros, pero un sablazo bien invertido si me ha sacado del pozo en el que yo misma me había enterrado.



Y quería acabar la entrada con otra foto general de las prendas en el vestidor pero Ficus llegó y decidió que no, que mejor le fotografiase a él. ¿Quién soy yo para rechazar a este modelazo? Él sí que sabe posar, collons.

¡Espero que os haya gustado esta entrada de haul y outfits! Ojalá que mis elecciones os inspiren y os ayuden ya sea porque esta historia de estar en casa se va a seguir alargando (que parece que sí, ¡pero no pasa nada!) o porque os toque teletrabajar y necesitéis ropa comfy para ir variando el look pijama.

Escuchaos cuando os sintáis mal. No ignoréis las señales que apunten hacia abajo. Aunque hayan problemas más grandes vuestros problemas siguen siendo problemas. Cuidaos, mimaos y quereos mucho tal y como sois (¡aunque os veáis mejor posando!).

¿Vosotras os habéis comprado algo de ropa últimamente? ¿Vais a pecar en las rebajas del Black Friday? ¡Contadme!

12 comentarios :

  1. Lo último que compré fue un par de pantalones para salir a la calle. Yo he cogido peso también, como todo el mundo, pero sigo teniendo que salir a trabajar, así que mejor ir cómoda. Ya en mi cumpleaños mi madre me regaló una gabardina de Lefties en tono camel preciosa y una chaqueta impermeable.

    Qué ganas de salir más, la verdad. Echo de menos andar más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooh esa gabardina tiene muy buena pinta. Yo también echo muchísimo de menos andar, antes tenía mucha rutina de ir a todos lados a pie (incluso a veces al trabajo aunque fuese una hora de caminata) y es lo que más he notado en el tema de echar culo. PERO ES QUE CLARO, no voy a dar vueltas por casa tampoco. Ojalá ya falte poco para poder retomar buenas costumbres sin poner en riesgo a nadie. ¡Gracias por pasarte! ¡Un besote!

      Eliminar
  2. ¡Holi!

    Me encanta TODO pero especialmente el conjunto rollo yoga, yo tuve el rosa en el carrito pero al final lo quite porque TOTAL no iba a estar TANTO en casa ya. JAJAJA PAYASA QUE VOLVIO AL ERTE 100% 3 DIAS MAS TARDE. Total, que perdida la oportunidad y después de darme el caprichin en noviembre de cogerme un par de cositas de ropa nueva y que acabo de reponer mis cositas de rutina coreana durante el "bright" friday de Miin... pues se acabaron las compras durante una temporadita :')

    Y y y y el pijama de constelaciones me parece una pasada!! comodo, el color es precioso, tiene brilli brilli, parece super suaveee...

    Por otro lado cuanta razón tienes, el cuerpo cambia con el tiempo y aunque no hay que dejar de cuidarse, si que hay que aceptarse más 💖

    ¡Un besote enorme!

    PD: FICUS GUAPOOOOOOO HERMOSOOOOOOOO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *Responde con un emoji y se va* NO, MI CIELA jajajaja Gracias por pasarte siempre siempre, de verdad que me hace mucha ilusión leerte por aquí (y por allá). ÓYEME, ¿y el conjunto rosita no podría caer para Navidad? Porque LO NECESITAS, te lo digo yo. Te sentaría de maravilla. Aunque claro... como regalito de Papá Noel porque reponer skincare siempre pica mucho (I feel you). Tengo ganas de ver todos los hauls navideños, ¡como no os mimen a todas parto piernas! ¡Un besote! *Ficus te manda un lametón y un puñao de pelos*

      Eliminar
  3. Te sienta todo de maravilla tanto por fuera como por dentro 💛✨

    ResponderEliminar
  4. No me sorprende que me gusten tus compras porque tienes un gusto CUQUÍSIMO y todo lo que has enseñado es muy tú, muy soft y bonico, no sé expresarlo mejor.
    Me hace muy feliz ver cómo has llevado el proceso de cambio en tu cuerpo y cómo lo has expresado ♥ estoy muy orgullosa de ti ♥

    pd. FICUS TE QUEREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEMOS
    pd2. Á a ti también pero a Ficus un poco más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejejeje muchas gracias. La verdad es que de puertas para dentro (como te podrás imaginar) el berrinche fue gordote. Ni siquiera lo quise compartir con À los primeros días, simplemente me sentía mal y triste. PERO ya está, ese berrinche también era parte del proceso. Ahora me siento cada día un poquito mejor. Suspiro mucho con estas compras porque en verdad tengo mono de seguir renovando armario pero tableta gráfica happens y AY, ojalá pronto más de tó. Y pa' toas. ¡Gracias por pasarte! ¡BESOTES de Ficus!

      Eliminar
  5. Me he sentido TAN identificada con el cambio del cuerpo durante el confinamiento y el problema con la ropa... Ojalá no tuviésemos tanta presión por aceptar nuestro cuerpo y todo por lo que pasa y lo que influye en su cambio, y que no todo lo que vemos en RRSS no es la realidad. Gracias por hablar de esto, de verdad.



    Dejando eso a un lado: ME ENCANTA toda la ropa, sobre todo el conjunto verde de Stradivarius. Llevo desde verano sin comprarme ropa (un vestido que tenía fichado desde el confinamiento) y gracias a esta mierda de pandemia me he dado cuenta de que muchas veces compraba ropa pensando en cómo me verían los demás con ella, y he llegado a quedarme con ganas de no comprar una falda larga de Stradivarius monísima por eso mismo. Y aunque es verdad que también soy más consciente de que antes compraba mucha ropa que no necesitaba, si ahora lo hago lo haré por mi comodidad y autoestima. Así que mis próximas compras van a ir muy encaminadas a lo que enseñas, porque llevo todo el año entre pijama y el chándal ancho jajaja.

    ¡Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por tu feedback! La verdad es que estaba un poco nerviosa escribiendo sobre esto porque sé que puede ser un tema muy delicado y no quiero en ningún momento sonar frívola. Este año ha sido muy duro para todas y bastante jodido ha sido sentirlo por dentro como para además ver sus consecuencias en nuestro físico (la piel, la falta de vitaminas, los kilos de más por movernos menos... muy duro). Me ha gustado mucho tu reflexión sobre la ropa, QUÉ GRAN VERDAD. Hay que comprar quitando esa opinión externa de nuestra mente. No queremos vernos bien para los demás sino vernos bien NOSOTRAS. Si al final haces compras compártemelas por redes para que pueda cotillearlas un poquito, porfi. ¡Un besote!

      Eliminar
  6. Yo vistiendo dentro de casa soy lo menos sexy del planeta: pantalón de pijama con manchas varias, camiseta vieja, sudadera de propaganda, bata de casa, pantuflas... Y, por supuesto, los calcetines por encima del pantalón. No lo puedo evitar, es entrar en casa y todo el sexyness se esfuma. Pero es cierto que si vas a pasar tiempo en casa y no quieres verte hecha un cristo viene muy bien tener prendas cómodas pero cucas con las que te sientas como en pijama pero que no te hagan pasar vergüenza si tienes que abrirle la puerta al mensajero. Lo que más me ha gustado es el primer conjunto tipo malla, ¡menudo verde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja sí sí, sexyness hasta luego. A mí me pasa mucho lo de tener que abrir la puerta, me muero de vergüenza si me pillan con las pintas. Encima ahora que voy con gafas 24/7 es ponerme la mascarilla para abrir la puerta y se me empañan y, junto a la bata roñosa y los calcetines gordos por encima del pantalón, paso muchísimo apuro. Menos mal que ahora tengo más y mejores jugadores en mi equipo. Los días en los que me siento un poco plof además me pinto los labios. ¡ME ENCANTA pintarme los labios para animarme! Y sí, el verde menta es mi nuevo "turquesa" (obsesión que tuve en 2016 y que condicionó muchos muebles y accesorios de mi primer piso jajaja). ¡Un besote!

      Eliminar