¡Encantada de conocerte!

Noëlle, 28 años. Artista de manos pequeñas. Madre de plantas y de un perro llamado Ficus. Ilustradora, diseñadora gráfica, fotógrafa aesthetics y bloguera desde la cuna.

¿Qué quieres leer?

Leyendo a Nora

¡Hola, hola! ¡Hoy os traigo tres reseñas! Dos de ellas muy recientes porque han sido de mis mejores lecturas de 2021. Hoy hablamos de Nora Roberts, una autora que probablemente conoces (aunque sea de oídas). Sus más íntimos la deben llamar por el nombre (Eleanor Marie Robertson), pero si te gusta la literatura romántica llámala Nora Roberts (para sus novelas fantásticas firma como J. D. Robb). Es una escritora estadounidense muy popular y aclamada. Sus letras se convierten inmediatamente en best sellers y no exagero cuando os digo que mis calificaciones con ella, por ahora, siempre bailan entre las cuatro y las cinco estrellas.

También es verdad que yo tengo un criterio un tanto generoso para puntuar y que no suelo exigirle mucho a las lecturas. Basta con que me atrapen y me ayuden a evadirme. Nora Roberts sabe hacerlo, captando mi interés desde el primerísimo capítulo en las tres historias que conozco de ella. Pero es que además leerla siempre me contagia de fuerza y empoderamiento. Sus protagonistas son mujeres con carácter; independientes y ambiciosas. El romance navega por las páginas sobre un clima de suspense. Un crimen o un peligro suelen ser el hilo conductor de sus novelas por lo que todos los capítulos siempre te dejan con ganas de más. ¡Qué poquito me han durado sus páginas en mis manos! ¡Y ya son un par de sequías lectoras las que Nora ha remediado!

A falta de adentrarme en "La huida", el libro que compré en este último Sant Jordi, os comparto las reseñas (¡sin spoilers!) de otros tres libros autoconclusivos de Nora Roberts. ¡No descarto empezar a leer sus sagas para que mi colección de romántica vaya en aumento!


La casa de la playa  4,5/5  Leído en 2019

Eli Landon, miembro de una respetable familia bostoniana y abogado de éxito, acaba de librarse de la acusación del asesinato de su esposa por falta de pruebas. Ahora es libre, pero las brutales y misteriosas circunstancias del crimen hacen que la sombra de la sospecha se cierna sobre él. Incapaz de volver a enfrentarse al mundo, decide instalarse en la propiedad de la costa de su abuela, deshabitada desde hace un par de meses. Aislado de curiosos y de impertinentes, creerá que ha encontrado el lugar idóneo para descansar hasta que se topa con Abra Walsh, la joven e insistente vecina a quien su abuela le ha encargado el mantenimiento de su casa y la recuperación anímica de su nieto.

¡Mi primer apretón de manos con Nora! Este libro me acompañó durante un mes de verano (de junio a julio) en mis trayectos de autobús de camino y de vuelta del trabajo. Quizá fue ese contexto (el ir devorando la historia en transporte público en vez de en la tranquilidad de mi hogar) lo que empujó un poco hacia abajo mi puntuación, porque realmente recuerdo este libro como un muy buen libro. Estoy convencida de que Nora disfrutó como una enana describiendo la casa: sus cimientos, sus molduras, sus acabados... y el entorno de ensueño que la envolvía. Suspiro al recordarla. También suspiro al pensar en Abra y lo mucho que me inspiró ese personaje. ¡Energía inagotable! Buenas vibraciones y muy buen karma. A Eli le cogí mucho cariño (aunque al principio me sentí incómoda con que el suspense tratase sobre la muerte de su esposa, por muy inocente que nos lo pintaran a él). El viaje que hace el protagonista para sanar sus heridas me caló hondo como un recorrido que podría haber andado yo misma. Y cómo un lugar puede ser tan refugio como juntarse con las personas adecuadas.

Si no tienes muchas expectativas con esta autora, "La casa de la playa" es un buen comienzo.


Colinas Negras — 5/5  Leído en 2021

Nadie conoce la belleza y los peligros que encierra el paisaje indómito de las Colinas Negras, en Dakota del Sur, como Cooper y Lillian. Lo recorrieron juntos, palmo a palmo, durante todos aquellos veranos de la infancia, cuando la aventura esperaba en cada recodo del sendero. Años después esas mismas montañas fueron el escenario de su primer beso y de ese primer amor que se graba en el alma. Y entonces la vida separó sus caminos. Doce años después el destino les ha traído de vuelta a las Colinas Negras. Ha pasado el tiempo y ninguno de los dos ha conseguido olvidar el sabor de aquellos días del pasado. Pero mientras ambos se adentran de nuevo en el territorio familiar e inhóspito a la vez del amor verdadero, algo o alguien despiadado y feroz les sigue el rastro con el único objetivo de convertirlos en su próxima presa. Una historia de amores y odios imperecederos, de animales salvajes y de paisajes bellos y recónditos donde únicamente rige la ley de la naturaleza.

Antes que nada... me gustaría que nos tomásemos un segundo para admirar la fotografía que le he hecho al libro. Que está mal que yo misma me tire flores, pero es que me gusta un montón. Sobre todo porque tuve la idea de ponerlo en la cortina porque colinas... cortinas... En fin, perdón por ser como soy.

Mi última lectura con Nora pero la segunda que quería comentaros. Esta historia fue un regalo de mi amiga Ana (amiga que conocí gracias a este blog y al poder bonito que tienen a veces las redes sociales). Ella tiene una colección de Nora apabullante, ¡es una ávida devoradora de libros! Todas las recomendaciones que me hace dan en el clavo y con Colinas Negras volvió a acertar de lleno. Lil y Cooper son mi pareja favorita de Nora, por ahora. No tienen rival. Los sentí tan reales en sus discusiones, en su tensión sexual (esa que chisporrotea con el primer amor). Los paisajes que se describen son cautivadores y me gustó muchísimo que se le diese tanta visibilidad a todo el trabajo que hay en un santuario de animales. Lo difícil que es conservar una especie y protegerla aunque para ello tengan que estar en cautiverio (lo cual a veces puede resultar complejo e incoherente). El clímax del final es de infarto, creo que estuve conteniendo la respiración a lo largo de dos capítulos.

Si te gustan los romances que nacen desde la infancia "Colinas Negras" te garantiza una buena lectura. Eso sí, puede que sufras con los animales más que con los asesinatos de las personas, ¡y eso que es ficción! Cada uno de ellos son personajes imprescindibles a los que echarás de menos en cuanto termines el libro.


Al atardecer — 5/5  Leído en 2021

Una familia. Un rancho. Un cadáver. Un oscuro secreto. Y el amor que llevas esperando toda tu vida. Bodine Longbow siempre tiene mucho que hacer. Es complicado encontrar tiempo para algo que no sea el trabajo cuando diriges un resort de lujo en Montana. Desde luego, no tiene tiempo para el amor. La llegada al rancho de Callen Skinner, el chico que le robó el corazón cuando no era más que una niña, devuelve la ilusión a Bodine. Pero el hallazgo del cadáver de una chica dará al traste con todo, ya que Callen se convierte en el principal sospechoso. El asesinato trae horribles recuerdos a la familia de Bodine. ¿Y si el crimen tuviera algo que ver con la misteriosa desaparición de la tía Alice, en aquel mismo lugar, hace veinticinco años? ¿Podrán Callen y Bodine descubrir la verdad antes de que sea demasiado tarde?

No quiero ponerle a nadie las expectativas por las nubes, ¡pero ay! ¡Cómo disfruté de este libro! ¡Devoré sus más de 500 páginas en seis días! No sé por dónde empezar, así que me alegra contar con el respaldo de la pequeña reseña que ya os hice por Instagram.

Nunca había leído una historia sobre vaqueros (nota: Colinas Negras también tiene parte de esta temática, pero fue una lectura posterior) y no sabía si llegaría a gustarme el rollo. Pero vaya que sí. Me encantaba sentir que todo olía a heno y que pasar del trote al galope era como echar a volar. He leído reseñas que critican a Bodine y a esta historia por "aburrir" al lector con los tejemanejes del día a día de una jefa emprendedora, pero a mí me resultaba adictivo saber qué comían los personajes o cómo les gustaba el café. Las páginas sobre el trabajo (organizando eventos, contratando personal, asignando tareas) ayudan a rebajar la tensión del suspense de esta historia. Creo que nunca había pasado tanto terror leyendo un libro (básicamente porque huyo de ese género). De todos los villanos, el supremacista misógino de "Al atardecer" es el peor que he leído de Nora. El más real, por desgracia. Quizá también es el libro menos romántico (?) para mí, ya que la historia de Bodine y Callen es algo simple y predecible. O al menos pasa totalmente desapercibida en contraste con la parte más tétrica del relato y a las relaciones familiares (que me enamoraron). Realmente me sentí una más de esa estirpe tan unida, con sus más y sus menos. Deseé formar parte, ser una más de los Longbow (reconozco que lo de heredar hectáreas es un plus añadido). Y Callen el vaquero se me antojaba buenorro hasta decir basta.

Si quieres que un thriller te absorba por completo (hasta el punto de que no dejas de pensar en todos los posibles desenlaces incluso cuando no estás leyendo) "Al atardecer" te conquistará el corazón. Aunque creas que las historias de caballos y vaqueros no van contigo.

¡Espero que os hayan gustado estas reseñas y que os ayuden a elegir una próxima lectura! ¿Habéis leído estas historias y queréis comentar vuestra opinión en el cajón de los comentarios? ¡No olvidéis avisar si hacéis algún spoiler para proteger a las posibles futuras lectoras! ¿Y habéis leído a Nora Roberts? ¿Me recomendáis alguna de sus novelas? ¡Contadme!

Comentarios

  1. Creo que me leí uno suyo hace años, tampoco lo podría asegurar. La verdad es que me llama bastante, pero no tengo mucho tiempo últimamente. Aprovecho sobre todo en puentes o vacaciones, pero me los apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, ¡me gustaría leer más pero es que no tengo tiempo! Sobre todo porque necesito tener un buen ambiente para disfrutar de la lectura. Para poder concentrarme en ella. Cuando estoy muy dispersa o cansada es que no me doy cuenta y leo sin enterarme de nada (y tengo que volver a releer el párrafo y... así no mola). Espero que en estas vacaciones pueda ponerme más al día con mis lecturas, ¡que necesito huir de este mundo de vez en cuando! ¡Gracias por pasarte! ¡Un besito!

      Eliminar
  2. ¡Hola caracola!

    Después de leer las tres reseñas si tuviese que lanzarme a la piscina con uno para estrenarme con Nora sería... *redoble de tambores innecesario* COLINAS NEGRAS. ¿Es que de amigos de la infancia a lovers? CLICHÉ TOP. Culpo a los mangas de esto pero no me avergüenzo.

    ¡Lo acabo de apuntar en mi lista de pendientes! Ya te diré si me animo jojojo

    Un besote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja BUENA ELECCIÓN, la verdad es que también es de mis clichés favoritos. El rencor mezclado con los recuerdos idealizados de las primeras veces emocionantes y bien de a fuegote. ¡Calor, calor! ¡Si lo lees ya me dirás qué tal! ¡Un súper besote! Gracias por pasarte SIEMPRE y por todo el apoyo que me das también "detrás de las cámaras" jejeje MUÁ

      Eliminar

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *