¡Encantada de conocerte!

Noëlle, 28 años. Artista de manos pequeñas. Madre de plantas y de un perro llamado Ficus. Ilustradora, diseñadora gráfica, fotógrafa aesthetics y bloguera desde la cuna.

¿Qué quieres leer?

Receta: nuestra pizza casera

¡Hola, hola! Hoy el segundo "hola" es de parte de Àlex, que está aquí a mi vera. Queremos compartiros nuestra receta de pizza casera así que necesito a mi chef para no errar en esta receta sencilla y a ojímetro, pero infalible. Cenamos esta pizza mínimo una vez a la semana y siempre nos alegra la vida y la panza.

Empezamos a hacer pizzas caseras (desde la masa) durante el primer confinamiento de 2020 como probablemente hizo muchísima gente en sus casas. Fue el descubrimiento del año en nuestro recetario y no hemos parado desde entonces. Si no la hubiese eclipsado la receta del arroz con curry (de mi amiga Sonia, muy pronto os compartiré la receta por Instagram) seguiría en el podio absoluto para mi paladar.

¿Tenéis gusanillo de comer pizza de calidad restaurante sin salir de casa y sin gastar? ¡Tomad nota!

Ingredientes

Es todo a ojo, pero más o menos necesitaremos:

  • Una masa de pizza casera (a continuación os doy más detalles de cómo hacerla)
  • Harina de trigo
De base:
  • Tomate frito
  • Queso mozzarella
Nuestros toppings favoritos:
  • Una lata de aceitunas negras ya cortadas (me encantan)
  • Bacon cortadito a tiras
  • Champiñones a láminas
  • Queso roquefort o cualquier otro queso azul (¡aquí hemos venido a ganar!)
  • Orégano
Y ganas de ensuciarnos un poquito las manos.

¿Esto de aquí que parece un Voldemort bebé medio muerto? Es la clave del éxito.

La masa casera aprendimos a hacerla gracias a Laura y a su post de Instagram (y eso que yo no soy muy amiga de la etiqueta "realfooding" porque toda la comida es real, pero eso es tema aparte).

En un bol grande mezclamos 500 gramos de harina con una cucharadita pequeña de sal y media cucharadita de levadura de panadería. Añadimos dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y 290 ml de agua tibia (que no esté fría pero tampoco caliente).

Amasamos a mano hasta que ya no se nos queda pegada a los dedos añadiendo harina muy poco a poco si es necesario (la propia masa nos lo irá pidiendo). Cortamos en tres porciones y las metemos en tuppers con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y las dejamos reposar en la nevera mínimo 24 horas si las queremos utilizar enseguida (sino al congelador). ¡En media horita tienes masa para tres próximas comidas! En cuanto descubras lo deliciosa que es la masa casera no volverás a comprar masas precocinadas ni pizzas congeladas.

Cuando queramos cocinar la pizza debemos tener en cuenta que hay que sacar la masa de la nevera una media horita antes. Una vez tenemos la masa en su punto precalentamos el horno a 220-225ºC durante quince minutos. Para dar forma a la masa podéis usar un rodillo o las manos. Nosotros tenemos rodillo, pero somos más de meterle un puño a la masa. No os asustéis si os queda con forma de península, es parte del encanto de hacerla casera.

Es importante ayudarse echando un extra de harina para trabajar la masa.

La base de nuestra pizza es la tradicional tomate y mozzarella. De tomate a mí me gusta poner una capa muy muy fina porque sino queda muy ácida y con un sabor predominante. En cuanto al queso creemos que no hay límite: cuanto más mejor.

No hay ningún orden establecido pero en casa nos hemos acostumbrado a colocar los toppings en la secuencia de: champis, bacon, aceitunas y queso azul (éste último que quede bien repartido en las zonas más despobladas de la pizza). Todo previamente cortado y preparado. Por último espolvoreamos el orégano que, al igual que el queso, no tiene límite porque le da un punch delicioso.

Está mal que lo digamos nosotros pero incluso cruda tiene buena pinta.

¿Y qué hacemos si hemos terminado de preparar nuestra pizza pero el horno aún no ha hecho beep? Pues una sesión de fotos a nuestra mascota.

¡Ahora llega el momento de la verdad! Para que la masa quede perfecta (como hecha en horno de piedra) primero le daremos unos cinco minutos directamente en la base del horno sin rejilla, sobre el papel que utilicemos (nosotros usamos uno reutilizable de Ikea). Con esto conseguimos que se hagan los bordes primero y que cojan volumen. ¡Nadie osará dejarse estos bordes de ensueño! Pasados los cinco minutos colocamos la rejilla sobre la tapa abierta y arrastramos el papel sobre ella (truquito de la casa para no quemarnos) y movemos la pizza a media altura de horno. ¿El tiempo restante de cocción? Lo que el ojímetro marque, aunque suelen ser otros cinco minutos. Que el queso quede fundido y los bordes estén doraditos (a nosotros nos gustan "poco hechos").

¡Mirad qué pinta! Nos cuesta terminar de escribir este post sin salivar, ¡incluso Ficus la mira con devoción! (y eso que él no la puede catar). La servimos cortadita en rectángulos sobre una tabla de madera y la solemos acompañar de un buen vino tinto. Bon profit!

¡Esperamos que os haya gustado esta receta! ¿A vosotras cómo os gusta la pizza? ¿Qué condimentos/toppings le ponéis? ¡Contadme! ¡Contadnos!

Comentarios

  1. Hola, hola!!!

    Nos encanta la pizza! Yo he tenido varios problemas con recetas que me han ido dando y al final son tan diferentes que acabo con muchas masas raras y en fin... Ahora lo tendré mucho más fácil, GRACIAS!

    Luego ingredientes aparte...esos ME ENCANTAN! El queso azul a mi pareja no, pero solemos hacer dos pizzas, pequeñitas (nuestro horno es tamaño microondas) así que variamos ingredientes para cada uno, o a veces compartimos (sin queso azul, cachis!). Pero vamos, vuestra mezcla es una fantasía de sabores, y yo os recomendaría bacon+ atún, a ver si os gusta.

    A ver, tengo dudas:
    -Dices que hay que dejarla reposar 24h, esto es antes de congelarla? Porque como luego dices lo de la media hora, imagino que es eso. Necesito confirmación! jeje
    -La esterilla es aque usáis ahí con los tamaños, de DÓNDE es? Odio ensuciar toda la encimera con harina :( (además vale para el horno!!!1!!😱)

    Y bueno, tiene una pinta PARA MORIRSE, si no tuviera que trabajar de noche me hacía una (el viernes caerá 🌝)

    Muchas gracias por la receta con medidas (bastante concretas aunque sea a ojo), la verdad es que Alex cocina de muerte, por lo que nos vas enseñando, eso es +1000!

    Voy a ver si me voy, muchos besos a los dos!♥️

    P.D: Geniales fotos de Ficus muriéndose de ganas, nunca os ha robado comida de la mesa? Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por pasarte a comentar! Me encanta el atún, mi panini favorito es el de atún con aceitunas negras jejejeje. Respondiendo a tus dudas: ¡puedes congelar directamente! Déjala en la nevera 24-48 horas si te la vas a comer mañana o pasado, pero si es más de tres días congela esa porción (nosotros solemos dejar uno de los tuppers en la nevera porque se comerá "pronto" y los otros dos directamente a congelador). Cuando los descongeles ponlos en la nevera un día antes de comerlos, y luego desde la nevera sácalo una media horita antes. La esterilla es de Ikea, ¡va genial! Y no jajajaja Ficus nunca nos ha robado comida de la mesa porque nuuunca le hemos dado, es muy educado y siempre nos deja comer sin molestar (aunque luego, si hemos comido por ejemplo jamón, le gusta lamernos las manos). ¡Un besito!

      Eliminar
  2. ¡Hola caracola! Que ilusión ver mi nombre por ahí como proveedora de recetas jeje

    Ay la pizza pizza, ¿qué haríamos en la vida sin pizza? nosotros probamos un par de veces esta masa y esta super bien, pero tenemos un problema llamado congelador enano (e invadido por hielo) por lo que tener las masas ahí para otras veces era un poco problemático. Ahora hacemos una masa que comemos en el mismo día y queda genial ¡Nada como una buena pizza casera!
    Además eso de ponerla en la base del horno sin tener lo que tenéis ahí para ponerla encima yo no lo veía nada claro jajaja

    Las nuestras son base de salsita de tomate, mozzarella, cebollita, pimiento rojo y verde, choricito picante y claro, más queso. ¿Cuánto queso quieres? Sí.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja bien de queso, porfi. ¡No puede faltar tu mención en un post gourmet! Real que estoy aprendiendo a cocinar (por fin) gracias a ti. Eres la reina de los guisos, ÑAM. Un día que vaya a tu casa a robarte a Mochi (?) hazme esa pizzita pero sin cebolla porfi. ¿Qué choricito es? NECESITO DATOS. ¡Gracias por pasarte! ¡Un besazo!

      Eliminar
  3. ¡Qué pintaza! Me encantan las pizzas de masa finita y, además, esos toppings son de mis favoritos. Yo normalmente voy a caballo ganador y la cubro únicamente con todos los quesos que tenga en la nevera en ese momento, siendo mis preferidos el queso azul y el rulo de cabra. Desde el confinamiento empecé a usar tomate triturado de lata, en lugar de salsa de tomate, y también fue un acierto porque no soy yo muy fan de las salsas de ese estilo y siempre me parecía que, como tú dices, predominaba el sabor del tomate sobre el resto de ingredientes. Y luego mi truco más infalible es meterla al horno sobre una base de molde de bizcochos desmontable, que deduzco que tiene el mismo efecto sobre la masa que cocinarla unos minutos directamente sobre el horno (esto yo no podría hacerlo porque el mío es antiguo y en la parte de abajo hay llamas, literal). En fin, que ahora quiero pizza (y cuándo no). Gracias por la receta y por compartir vuestros truquitos. ¡Que aproveche!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola bonita! Tomo nota del tomate porque es que sí, las salsas de tomate que tenemos en casa es lo que le dan ese sabor (si no controlas bien las cantidades) de "meh, la he hecho en casa en plan cutre". Es increíble que mi mundo pizza casera haya evolucionado de algo low cost y que me quita el antojo pero no mucho a ser un plato estrella que desbanca a Telepizzas y Casas Tarradellas. ¡AY! Mi reino por una pizza ahora mismo (que he empezado una dieta estrictamente sana y qué largo se me hace llegar hasta el viernes, hasta el día de "pecar"). ¡Un besote! ¡Come pizza por mí!

      Eliminar

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *