¡Encantada de conocerte!

Noëlle, 28 años. Artista de manos pequeñas. Madre de plantas y de un perro llamado Ficus. Ilustradora, diseñadora gráfica, fotógrafa aesthetics y bloguera desde la cuna.

¿Qué quieres leer?

Cuidados básicos para plantas

¡Hola, hola! Ya va faltando menos para que llegue oficialmente el otoño, esa estación que hace suspirar a los nostálgicos *levanta la manita*. Las calles empiezan a acumular hojas secas que crujen bajo nuestros pies y el frío marchita la vida con su manto gris. Pero aunque los árboles se queden desnudos podemos seguir teniendo verde en casa.

Tener plantas en nuestro hogar es todo un estilo de vida. Purifican el aire, embellecen cualquier rincón y nos aportan bienestar, ¡nada que ver con las de plástico! "Ya, sí, vale, muy bien... ¡pero es que si no son de plástico se me mueren!". ¡Que no cunda el pánico! ¡Hay esperanza! Hoy os compartiré una guía básica para dejar de ser mata-plantas y la firma alguien que se le morían hasta los cactus y ahora es madre de más de medio centenar de plantas de interior y exterior.

Lo primero que tenemos que asumir es que incluso a los más expertos (profesionales incluidos) se les van muriendo alguna planta de vez en cuando y muchas veces ni siquiera encuentran la respuesta a lo que ha sucedido. Nosotros tenemos dos años de experiencia bajo el brazo y no siempre conseguimos salvarlas cuando deciden abandonarnos. ¡No por ello hay que darse por vencido! 

Lo más importante es aprender a detectar los problemas y actuar en consecuencia. Las plantas suelen ser muy comunicativas y nos hacen saber que algo ocurre con su aspecto: se ponen mustias por falta de riego, amarillas cuando han tenido un exceso y en general pierden sus hojas cuando algo falla.

Problemas de riego: es algo paradójico que el agua, fuente de vida, sea el arma homicida más común en los planticidios. Debemos conocer las necesidades de cada planta pero incluso con las instrucciones bajo el brazo lo ideal es ser cautos. Es más fácil corregir una falta de agua que un exceso. Regando con un platito por debajo nos aseguraremos de que las hojas no se mojan (a muchas especies eso les sienta fatal). Esto parece obvio pero recuerda que tu planta debe estar en una maceta con agujeros por debajo. Los cubre macetas (lo que solemos llamar directamente macetas) evitan que el suelo se ensucie de tierra pero bajo ningún concepto deben ser el recipiente que contiene la planta si no tienen agujero por el que drenar el agua.

Si notamos que nuestra planta tiene falta de riego (está seca y alicaída) aumentaremos los días en los que le damos agua, nunca la cantidad. No hay que atiborrarla de golpe porque podemos ahogarla, lo mejor es darle otra rutina (dos días a la semana en vez de un día, por ejemplo). Si nuestra planta, por el contrario, ha sufrido un exceso de riego (tiene hojas amarillas, blandas) la dejaremos sin agua hasta que se recupere. Renovarle la tierra puede ayudar, aunque no conviene estresarla. Lo único que se puede hacer es dejarla tranquila y cruzar los deditos.

Problemas de sustrato: la tierra lo es todo para la planta. Es su hogar, su mundo. Allá donde echan raíces y por donde se nutren. A lo mejor notamos que nuestra planta tiene mal aspecto a pesar de tener el riego súper controlado y resulta que es porque se está quedando sin espacio. Si las raíces sobresalen por debajo del tiesto significa que nuestra planta necesita mudarse a un nuevo lugar. Siempre hay que transplantar poco a poco, aumentando sólo un poquito el tamaño de la nueva maceta. Nunca hay que apelmazar la tierra ni dejarla muy compacta, ¡las raíces necesitan expandirse y no lo harán contra algo duro! Una vez efectuado el transplante regaremos incluso aunque no le toque en ese momento. El agua ayuda a asentar a la planta y elimina los huecos de aire que sobren.

Si las raíces están bien pero la superficie está retraída puede que a tu planta le falten nutrientes. Añade un poquito de tierra nueva (nosotros usamos la "Compo Sana" de toda la vida, el sustrato universal) y remueve por encima. Si es primavera-verano no olvides echarle un extra de fertilizante a tus plantas, ¡les ayudará a pegar el estirón!

Problemas de higiene: sí, las plantas no sobreviven únicamente con agua y sol. También necesitan que les echemos una manita con su higiene para que estén sanas y bonitas. Quitar las hojas mustias y secas (algunas se caen sólo con tocarlas y otras tendremos que cortarlas con tijeras por el tallo) favorece que sigan creciendo y manteniendo su verde y su belleza. Las hojas feas quitan energía a la planta e interrumpen el nacimiento de las hojas nuevas. Del mismo modo debemos mantener las hojas libres de polvo y se recomienda limpiar las hojas con un trapo húmedo y mucho cuidado para que no acumulen suciedad.

Y aunque las hojas luzcan bonitas es bueno ir cortando algunos tallos cuando la planta está muy salvaje. Del mismo modo que a nuestro pelo le sienta bien un corte para sanear las puntas, las plantas agradecen contar con una mano amiga que les dé forma.

¿Las reconocéis? Estas plantas junto al poto del inicio del post tienen ya dos añitos. Recordatorio de mí para mí: quitarle el polvo a la dracaena y "esquilar" a la syngonium de atrás.

Saber detectar los problemas es algo básico para asegurar la supervivencia de nuestra planta, pero debes empezar por conocerla. Pregunta siempre por sus cuidados y en caso de que no te queden claros busca información sobre tu nueva compañera verde en internet. Hoy en día hay Apps como PlantSnap que reconocen tu planta con una foto y te informan de qué especie se trata. Otras Apps prometen además reconocer el problema concreto que esté perjudicando a tu amiga con hojas, aunque yo nunca las he probado.

La experiencia hace mucho y conforme vas teniendo plantas sabes responderte a ti misma cómo mantenerlas vivas. ¿Las manchas marrones? Suelen ser hongos y se tratan con un producto que no puede faltar en tu estante. ¿Por qué mi planta recién comprada está mustia a los dos días de estar en casa? ¡Calma! Las plantas necesitan un tiempo de adaptación y se estresan con los cambios. Ten paciencia y sólo muévela de sitio si notas que el lugar no es el adecuado por la cantidad de luz que recibe o por la temperatura del ambiente. ¿Lo has hecho todo bien pero tu planta se ha desvanecido? ¡Quizás es una planta de temporada! ¡No la tires! Infórmate y en caso de que sea así corta el tallo y espera su retorno al año siguiente.

¡Espero que este post os haya resultado útil y entretenido! En una próxima entrega sobre plantas os contaré cuáles son las que considero más fáciles o "inmortales" por si necesitáis un último empujón para pasar de las plantas de plástico a las de verdad. Como todo en la vida no es más que ser constante, concederle tiempo y prestar atención. Dadle una oportunidad al verde porque os garantizo que os alegrará el día a día.

¿Vosotras tenéis plantas en casa? Confesad: ¿alguna vez habéis matado a un cactus? ¡Contadme!

Comentarios

  1. Holii! TUTORIAL CUIDA-PLANTAS!

    Se me ha muerto todo: cactus, cualquier otra planta... Yo ya he desistido, y prefiero las de plástico, entre otras cosas porque mi vecina de abajo tiene mil plantas y no sé si es que no las cuida o de la acumulación de agua o qué, pero salen bichitos que se me cuelan a mi por las ventanas! Así que no, no puedo, me da pánico tener plantas en casa por los cuidados, los bichos, el tiempo... Y los gatos!

    Pero tus consejos son muy buenos y se nota que tú las tienes bien cuidadas y bonitas!♥️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ¡qué mal el tema bichitos! Aquí la verdad es que no tenemos ni uno, aunque sí que un pelín de hormigas en el patio ahora en verano (lo vamos controlando pero de vez en cuando aparecen). El clima y los cuidados hacen muchísimo... pero si tienes gatos mejor ni planteárselo jajaja sé que es infinitamente más complicado cuando se tienen gatetes (¡y muchas plantas son tóxicas!). Ficus por suerte siempre ha ignorado las plantas, como mucho las huele o les da un lametón fugaz, NUNCA se ha comido ni una hoja aunque se la encuentre en el suelo. En eso es un poco vago y a veces no se come del suelo ni los restos de su hueso jajaja es un señorito. ¡Gracias por leerme siempre y por pasarte a comentar! ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Tus dos últimas entradas me han venido como anillo al dedo! Justo el otro día vino mi vecina con un montón de esquejes y me asusté porque ya he perdido la cuenta de cuántas plantas han muerto en mis manos (aunque ahora leyéndote lo mismo tenían salvación).

    A mí me encanta tener la casa llena de verde, pero se me da tan tremendamente mal que decidí dejar de coger plantas de verdad y me pasé a las de plástico, pero a raíz de lo de mi vecina y que además ahora voy a pasar más tiempo en casa, me he vuelto a lanzar a la aventura.

    Y sí, maté a un cactus, solo a uno. Un día fui a trasplantarlo porque pensaba yo que su problema era que no cabía y...cuando fui a cogerlo, aquello era gelatina, estaba hiper blandito :( .Por suerte ha sido solo uno, de cactus claro, porque de plantas llevo ya unas cuantas jaja.

    Así que mil gracias por los consejos, lo de echarles tierra nueva nunca se me había ocurrido, así que me anoto todo a ver si estas me sobreviven!

    Mil gracias como siempre por tomarte la molestia de escribirnos cosas tan entretenidas y útiles, amenizas mucho los días :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! ¡Gracias a ti por pasarte a comentar! Recibir feedback me ayuda muchísimo a seguir con ganas y a arañar minutos al día para dedicarlos a esto. De verdad que yo también pasé por una época de "es IMPOSIBLE que me sobrevivan las plantas" y mira ahora. Creo que sobre todo hay que tener paciencia y no agobiarse y tirar la pobre plantita a la basura a la mínima que la vemos en mal estado. Te juro que a veces hemos salvado y resucitado plantas que estaban tiesas, sin hojas y prácticamente marrones. Para que los esquejes tiren adelante ten paciencia y no los marees mucho, son bebés que necesitan un tiempo extra de adaptación (están en proceso de agarrarse bien a la tierra). Si alguna vez tienes alguna duda sobre lo que le pueda pasar a tu plantita pásame foto por DM y te ayudo en lo que pueda. ¡Pronto serás una súper mami de plantas, ya verás! ¡Besitos!

      Eliminar
  3. ¡Otra exmataplantas por aquí!

    Lo primero que comentas, lo de no regar la planta directamente sino en un plato/cubremacetas y dejar que la maceta absorba por los agujeritos es algo que me costó mucho asumir pero que sin duda ha sido un acierto. A mí me parecían feísimas las macetas de plástico y me empeñaba en poner las plantas directamente en los cubremacetas divinos de cerámica/loquesea. Y claro... se me iban al garete las pobres. Las que tengo ahora mismo están genial, pero desde el año pasado he matado un par de ellas: las malditas plantas con flores. Es que me odian, te lo digo. Sólo sé cuidar plantas verdes, cualquier otra cosa se me va al traste.

    P.D.: Sí, yo también he matado cáctus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Compis exmataplantas! jajajaja la verdad es que es una cerdada lo de los cubre macetas porque claro... sólo te sirven para X tamaño y si vas transplantando a veces sobresale o queda fatal. ¡Pero realmente es lo que hace que sobreviva una planta! Yo una vez también las transplanté directamente en una maceta sin agujeros y... cagada. Las que tienen flores suelen ser más delicadas, creo que de las mejores con flor son los rosales, ¡súper resistentes! Aunque también sirven para atraer bichitos y son detectores de plagas por eso: si tienes algún bicho cerca primero irá a tu rosal. ¡Gracias por pasarte a comentar! ¡Un besote!

      Eliminar
  4. Me ha encantado el post aunque mi relación con las plantas es NULA, sólo tengo cactus y con moderación porque han muerto un par de ellos bajo mi tutela. De todas maneras, me apunto todos los vegeticonsejitos porque, algún día, intentaré tener alguna planta a mi cargo y haré todo lo posible para que sobreviva ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vegeticonsejitos, me encanta jajajaja cuando te vea te daré un esquejito de alguna de mis niñas más todoterreno que ya verás que se cuidan facilísimo y crecen en cero coma. ¡Gracias por pasarte a comentar! ¡Te lo agradezco mucho! ¡BESOTES!

      Eliminar

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *