La vie en Noëlle

24 nov. 2018

Mi primer Inktober



¡Hola, hola! Cuánto tiempo, lo sé. Casi un mes sin dar señales de vida por mi rincón es algo bastante insólito, algo excepcional. Hoy por fin (con los dedos congelados) puedo sentarme a escribiros para hablaros del proyecto que me ha tenido secuestrada estas últimas semanas. Quizás tengo un poco de síndrome de Estocolmo pero, a pesar de los sacrificios (no bloguear entre ellos), debo decir que he sido muy feliz. Y que esta sonrisa boba me va a durar un buen tiempo.

Si me seguís en RRSS, Twitter y/o Instagram, o sino de haber leído esta entrada, ya debéis saber que el proyecto en el que he concentrado todas mis fuerzas (las que me quedaban tras compaginar la vida con una buena bronquitis) es el Inktober. ¿Qué es el Inktober? Es un reto creado por Jake Parker (ilustrador que admiro mil, por cierto) en el que debes ilustrar usando técnicas de tinta cada día durante el mes de octubre. Se trata de aprender, de quitarte el miedo a entintar; pero también gracias a este reto (y su hashtag) puedes ver auténticas obras de arte de ilustradores increíbles que quizás no conocías. Existen más retos similares a este (confieso que me tienta la idea de realizar un "Mermay") y para otras disciplinas. Yo me he estrenado con un Inktober, con acuarelas y tinta china porque es de lo que más necesitaba aprender y practicar, y me he estrenado con una idea marítima que rondaba en mi cabeza desde octubre de 2017. Un octubre en el que, una vez más, ni siquiera lo intenté.



Pero este año ha ganado la ilusión por encima de las inseguridades. Por encima de la bronquitis, de los contratiempos, del adulting, y de la desidia. Este año he empezado y acabado un Inktober, he hecho 31 ilustraciones cumpliendo con el tiempo (aunque algunos días fallara y luego tocase hacer un sprint) y cumpliendo con la lista oficial de Jake Parker (creativa y puñetera por partes iguales). Os juro que no puedo evitar hinchar mis pómulos de orgullo cuando lo repito una y otra vez: lo he hecho, he podido con ello.

Este Inktober bautizado como "Peceras" me ha aportado millones de cosas buenas. Me ha dado más seguridad, no sólo con la ilustración sino con mi capacidad. Me ha demostrado que con un poco de empujón y ganas encuentras tiempo incluso debajo de las piedras. Me ha ayudado a tener más paciencia y a priorizarme, a valorar más ese ratito para mí en el que desconecto del mundo y me concentro en una tarea. He aprendido mucho sobre acuarelas y tinta, sobre sus pigmentos bailando con el agua y siendo a veces tan traicioneros como hermosos; aún me queda muchísimo por aprender y lejos de hartarme de los pinceles ya los echo de menos.

En definitiva: "Peceras" me ha hecho muy feliz porque, sobre todo, he podido reencontrarme con la ilustración y con las ganas de crear y compartir mis creaciones.

Y en cuanto a compartir, "Peceras" ha supuesto una primera vez muy importante para mí. Me he lanzado a vender y enviar originales y prints de mis pececillos del Inktober. Siempre he tenido ese gusanillo, esas ganas de preparar envíos con mimo, esa necesidad de ofrecer algo tangible de mí. Fantaseaba con la idea de usar mis washi tapes, dedicar palabras escritas a mano y dar un besito a cada sobre para desearle un buen viaje (besito metafórico), y este mes de noviembre tras un intenso mes de octubre dibujando... lo he hecho. He vendido, he preparado y he enviado con toda la ilusión del mundo. Y ha sido increíble.



Cuando compré el cartón piedra para proteger los originales, los sobres acolchados, las bolsitas de plástico y demás material para preparar envíos os prometo que me sentí como si acabase de arrasar en mis tiendas favoritas de ropa y cosmética. Mi novio me acompañó esa gélida mañana de noviembre a pocas horas de empezar a vender vía Twitter: volvimos cargados y con más nervios que ilusión. Yo sonreía mientras miraba por la ventana del bus imaginándome un futuro, próximo o lejano, en el que me abastecía de material con regularidad para seguir trabajando en enviar arte y contenido físico.



Fueron horas (muchas horas) de gestionar pedidos, de dar malas noticias si un original ya se había vendido, de organizarme vía Trello (os lo recomiendo mucho) todas las direcciones y contenidos de cada envío (no quería ni podía permitirme ningún error). Las pruebas de impresión de los prints salieron perfectas a la primera y sólo quedó producir el stock de prints que me habían pedido y preparar, preparar y preparar cada envío con mucho detalle. Uno a uno, con las mismas manos congeladas que ahora aporrean el teclado, sin dejar de pensar en lo bonito que es que alguien pague por una ilustración que has parido con todo tu amor.



Fue todavía más increíble cuando el novio de una seguidora se puso en contacto conmigo desde antes de las ventas preocupado por querer comprar un original especial para ellos. Estuvo al pie del cañón el día de las reservas y pudo hacerse con él, así que junto a los originales y prints que había comprado ella (Clara, eres la mejor, en serio) le llegó una sorpresa en la que yo había podido ser partícipe y ay, de verdad, qué afortunada me he sentido.



Algunas fotos de envíos recibidos. Muchas gracias Otamega, Marta, Sara, Lara, Andrea y Azucena. ¡Gracias a todas y todos por vuestros stories, fotos y vídeos! Y gracias Elena por vivir esta aventura tan de cerca, codo con codo.

La acogida ha sido absolutamente increíble. No esperaba tanto, ni siquiera la mitad. Os animo de corazón a que dejéis atrás miedos e inseguridades y hagáis aquello que os hace cosquillas en la nariz, siempre, porque quizás la vida puede llegar a sorprenderos muchísimo. Yo era consciente de tener en mi entorno, en mi ciber familia, muchas personas bonitas (¡súper bonitas!) pero no me podía imaginar que el apoyo sería tal, tan incondicional. De verdad que ya no me quedan sinónimos para agradeceros este sueño hecho realidad, os quiero un montón

Gracias también al mejor novio del mundo que me ha ayudado con todo, desde animarme cuando las ilustraciones no salían hasta ir a Correos por mí. Ya sabes que eres el mejor y que te amo, pero como sé que siempre te pasas por aquí aunque hable de pintalabios pues quiero que lo leas por enésima vez. T'estimo!



Para terminar la entrada os recuerdo que si aún no habéis comprado ningún original y/o print de "Peceras" tenéis hasta el próximo martes 27 para hacerlo. El miércoles 28 saldrán los últimos envíos (de 2018, al menos). Los originales que me quedan son los de aquí arriba, ¡corred insensatos!

Pero "Peceras" no se queda sólo en este bonito mes de noviembre, no no no. En 2019 sacaré el fanzine (mi primer fanzine) de esta experiencia con todas las ilustraciones del Inktober. Se producirá de manera edición limitada y según las unidades encargadas vía pre-order (haciendo algunas más de margen) y os avisaré por Twitter e Instagram de cuándo y cómo hacer dicho pre-order. No os preocupéis porque otra cosa no, pero pesada soy un rato, así que os enteraréis seguro. Cuando vuelvan los días de preparar envíos probablemente vuelva a ofrecer la posibilidad de vender algún original aletargado que busque hogar y prints de nuevo, así que si ahora no es el momento siempre os quedará enero de 2019. Y sí, en diciembre cierro el chiringuito porque no quiero que mis envíos interfieran con los de Papa Noel.

Si queréis realizar algún pedido escribidme vía mensaje directo por Twitter y/o Instagram, o bien vía email: noleethesheep@gmail.com

O si queréis apoyarme sin pez a cambio siempre podéis invitarme a un café vía Ko-fi (a ver si así me caliento un poquito los dedos).

Gracias una vez más y perdón por la ausencia en el rincón. ¡Nos leemos muuuy pronto con otras historias que ya no huelan a tinta! ¿Os ha gustado leer sobre mi primer y no último Inktober? ¡Contadme!

FREEBIE: Descarga wallpapers gratuitos de los prints más vendidos AQUÍ

8 comentarios :

  1. ¡Holi!

    Soy una persona horrible para comentar, te leo siempre, pero ponerme a escribir a veces puede conmigo :(

    Seguir tú inktober ha sido precioso, no sabía lo que era hasta este año y la verdad he disfrutado muchísimo viendo tanto talento, y gracias a eso tengo 3 prints maravillosos a los que les estoy buscando lugar en un rinconcito de casa :-) (mis paredes llevan 2 años vacías ya me toca). Ay qué ganas de ver lo siguiente en lo que trabajes jiji

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Con saber que me lees siempre yo ya soy MUY feliz (entiendo que a veces cueste porque yo soy la primera incapaz de comentar sin un ordenador/teclado físico delante, y eso que os leo muchísimo desde el móvil). Muchas gracias por disfrutar de "Peceras" y por adoptar a esos pececillos, ¡si los pones por casa mándame una foto porfa! ¡Un besazo enooorme!

      Eliminar
  2. ¡Me encanta leer lo bien que te ha ido con esto! La ilusión con la que lo has vivido (y todos los que hemos ido compartiendo tus avances). Ha sido un mes de octubre muy especial, y un noviembre muy dulce viendo como se iban vendiendo uno a uno los originales.
    Espero que pronto saques nuevos originales y acabes vendiendo tu arte, porque merece tantísimo la pena tener ilustraciones tuyas... Es una buenísima inversión.

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Alba! Yo también creo que ha sido una etapa muy muy bonita y especial y me ha ayudado mucho (y en muchos sentidos) atreverme con esto y sobre todo atreverme a compartirlo. Espero que os gusten las próximas cositas que tengo entre manos, sobre todo aquellas que me ensucien mis manos de pintura (ahora que ya le he cogido el gustillo a ir a Correos...). ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Este ha sido el mejor Inktober del año que he tenido el placer de ver EVOLUCIONAR. Y qué evolución. Deseando tener mis prints en casita, colgaditos en mi cocina nueva, JEJE <33 No sabía que tenías tremendo talento, de verdad. Ha sido maravilloso descubrir esa faceta de ti. NO LA DEJES EN EL RINCÓN NUNCA MÁS O TE HUNDO EL PECHO.

    Sigue dibujando, porfa, no sabes lo ilusionada que se te lee hablando de dibujo </33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien leerte por aquí! ¡ME EMOCIONO! Muchísimas gracias por tus palabras, y más viniendo de ti con lo que me flipas como artista. Yo también tengo mil ganas de que tengas por fin tus prints (¿lo bueno se hace esperar? Al menos vendrán con danza incluida) y te prometo que nunca más dejaré pasar tanto tiempo sin abrazar mis pasiones. O me hundes el pecho, sin falta. ¡Un abrazoteee!

      Eliminar
  4. Ya sabes que estoy enamorada de tus ilustraciones desde la primera que vi, pero es que el trabajo que has hecho este octubre ha sido digno de enmarcar. En serio, ¡qué peces tan bonitos! Es que no hay ninguno que digas: "uf, este es feo, hoy no estaba inspirada". NINGUNO. Todos son preciosos y se nota el mimo que les has dedicado, ya no sólo a ellos, sino a todo lo que les envuelve. Ya viste mi reacción al ver el paquete: enamoradita perdida <3
    Estoy deseando tener el fanzine en mis manos (porque lo voy a tener como que me llamo Sara) y poder presumir de amiga con todo el mundo. Y eso que todavía la gente no te ha descubierto como mereces. Dentro de unos años daré entrevistas en plan sí, sí, yo conocí a Noelle antes de que fuera famosa, soy su amiga e incluso dormí en su sofá, ¡olé!
    De verdad, ha sido un HONOR adoptar a uno de tus chiquitines, y me siento super orgullosa de ti. has logrado muchísimo con un reto muy complicado, así que lo menos que puedo hacer desde aquí es aplaudirte por ello y seguir animándote a que continúes superándote día a día, porque en serio, puedes con todo lo que te propongas y más <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo, ¿me puedo tatuar este comentario? O al menos enmarcarlo. Qué fantasía. Jolín, me he puesto como un tomate al leerte. Muchísimas gracias por tu aprecio, tu cariño y tu AMOR. Con un apoyo como el tuyo es fácil volar y poder tocar las estrellas. Quiero que estés ahí, a mi lado, con el paso de los años y los proyectos, de la misma manera que yo estaré al pie del cañón con cada letra que escribas porque eres una CRACK. Te adoro, Saris. ¡Un besote!

      Eliminar