La vie en Noëlle

25 jul. 2019

Abarcarlo todo



Se me caería la cara de vergüenza si empezase las vacaciones sin dejaros unas palabras de "hasta pronto" aquí, en mi blog. Sé que ha sido una temporada extraña para el rincón: menos actividad por mi parte, muchas menos lecturas por el otro lado. He ido sintiendo cómo el formato se desinflaba. Mis blogs favoritos dejaban de actualizarse y a mí cada vez me envolvía más y más la soledad. Y la desazón. Los contenidos han ido mutando a otras plataformas con mayor audiencia y más retorno (porque para eso buscamos tener un altavoz en internet, para que alguien nos escuche), y yo misma me he centrado en otros caminos, en otras redes.

Pero mantener este sitio, La vie en Noëlle, seguirá siendo una necesidad. Es mi refugio.

Hoy, desde el refugio, os quiero hablar de qué he hecho y cómo me he sentido estos meses. Y lo que tengo pensado para los próximos, para cuando terminen las vacaciones y el descanso que tanto anhelo.

Como decía al inicio de la entrada, este año he ido blogueando a contracorriente. El esfuerzo y la implicación eran los mismos (o más) que el año pasado, sin embargo los números me iban desalentando. Sí, blogueo por y para mí. Sí y no. Blogueo porque me gusta crear contenido (gratuito y accesible), y porque me gusta mantener viva la comunidad. Pero estos meses han sido complicados. Las comparaciones son odiosas y me costaba un mundo encontrar las ganas (cada vez más enterradas bajo obligaciones y otras prioridades) cuando sentía que, respecto a meses anteriores, apenas había interés en leerme por aquí.

Y es completamente comprensible y normal. Va por épocas, por modas. Además he estado dando guerra en otros sitios, incluso podría haber alguna lectora saturada de mí (¡Socorro! ¡Deja de publicar!). Sea como sea, la falta de actividad ha sido consecuencia de sentir que ahora no era el mejor momento para invertir tanto esfuerzo aquí. Pero eso no significa, ni mucho menos, que esto sea un abandono. ¡Jamás!

Quiero aprovechar las merecidas semanas de descanso para poner en orden las ideas. Y los planes. Quiero dejar de crear de una manera tan improvisada y dejarme más cartuchos en la recámara (no, antes no lo hacía... soy un desastre). Es decir, que me centraré en tener contenido seguro para evitar las dichosas épocas de sequía. Tengo mucho que contaros por aquí, muchísimo. Tanto de cosas que ya tengo a medias (en mi mente) como las que vayan surgiendo en el día a día. Sé que contenido hay, pero me falta una mejor gestión del mismo. Dejarme entradas creadas, terminadas, y poder garantizar una entrada en el blog a la semana. Ése es mi objetivo. Poder compaginar este sitio y este tipo de contenido que tantas alegrías me ha dado con todo lo que tengo entre manos hoy en día.

¿Y qué tengo entre manos? Mucho. Quizás demasiado.

Hace un año no me podía ni imaginar estar tan a tope con la ilustración. He trabajado en comisiones y encargos personales; lo he puesto como una prioridad por encima de todo. He organizado sorteos para agradecer y premiar la confianza de los que ya están y a la vez poder llegar a gente nueva. He dejado unas sirenas a medias porque me sobrepasaba el trabajo, pero espero terminarlas en mis ratitos de ocio. Y en pocos meses repetiré la experiencia del Inktober. Esta vez, pintaré pájaros bajo el título de "Jaulas". Tengo muchísima ilusión por mancharme de tinta otra vez después de tanta ilustración digital.

He seguido grabando para documentar mi vida en YouTube. Tengo el Document Your Life de primavera en proceso, y voy grabando pequeños instantes del día a día para el DYL de verano. Se me acumula la faena, pero es que cuando hay encargos a medias no puedo (ni debo) olvidarme de mis obligaciones por ir adelantando este trabajo audiovisual. Un contenido que siento más íntimo y más para mi entorno cercano. Prioridad baja, necesidad alta.

He conseguido encontrar mi sitio en Instagram. Esta red, a la vista está, es de las que más mimo e importancia hay que darle hoy en día. A veces cuesta encontrarle el punto, ya que puede llegar a pecar de lugar frívolo. Pero a mí me gusta, el aesthetics. Me gusta y me motiva hacer fotos, editarlas, encajarlas en el puzzle de mi feed y sentir que todo tiene un sentido. Me gusta escribir desde lo que me inspira esa foto, o ese día en concreto. Es como un micro-blogging más improvisado. Al menos yo lo utilizo así, de diario visual. Y me gusta la cercanía que transmite, aunque no pueda explayarme tan a gusto como aquí.

He escrito. Me he centrado en mí en mis horas más bajas. He conseguido terminar la segunda temporada de mi novela de fantasía, RYU. El primer libro, con sus dos temporadas, está publicado en Wattpad. Cada vez que recibo el feedback de alguien que me lee tengo que pellizcarme porque parece un sueño. Escribir es y será mi hobby más ambicioso. Crear historias a través de las letras me resulta lo más poderoso. Es... mi bebé más guapo. Y, lidiando con todos mis quehaceres creativos (sumados a que trabajo cinco horas al día, estoy independizada y tengo mis obligaciones y esas cosas del adulting) he conseguido encontrar el hueco (el resquicio) para seguir escribiendo. Y, con todo el respeto y el cariño hacia el resto de mis creaciones, pero es lo que me hace más feliz. Cada vez que he publicado un capítulo he temblado tanto o más que cuando le doy al botón de "Publicar" por aquí. Pero era un temblor bueno, muy bueno.

Ahora estoy sumergida en la tercera temporada, tejiendo la base. También preparo relatos extra y el contenido "premium" que quiero ofrecer en Patreon (de esto os hablaré en unas líneas más abajo). Todo ello haciendo malabares con comisiones (las últimas antes de cerrar durante un tiempo) y demás contratiempos que han ido surgiendo.

Y es que no es nada fácil intentar abarcarlo todo. Pero es que todo me apasiona tanto que, a veces, no sé ni por dónde empezar.

Entonces, después de esta vomitona de texto, os comento: este verano me voy a centrar en preparar. Asentar bases. Organizarme. Que todo tenga un equilibrio. Todo lo que he decidido que quiero crear y compartir. Que fluya y se transmita con orden por el bien de mi salud mental.

Me voy a centrar, también, en descansar. En flotar en el mar y rebozarme en la arena. En comer y beber mucho y bien. En quedar y estar con mis personas favoritas. Será un verano tranquilo, muy distinto al "veranazo" anterior. Tranquilitos y sosegados, ahorrando para el futuro desde nuestra playa autóctona. Seguiré publicando en Twitter e Instagram de vez en cuando, pero con la misma frecuencia que un baile lento a la luz de las velas. Lo que surja.

¡Y en cuanto a la vuelta en septiembre! Quiero establecer una rutina que me mantenga animada y con la motivación a tope. Una entrada en el blog a la semana, uno o dos capítulos de la tercera temporada de RYU en Wattpad a la semana (dependiendo de lo que consiga adelantar durante las vacaciones)... tener un horario y un ¡hoy toca ESTO!, dentro de que siempre seré una improvisadora de manual.

En cuanto al contenido "premium": me encanta la palabra premium. Quiero probar Patreon y ofrecer contenido exclusivo a aquellos que quieran dar su apoyo económico de una manera rutinaria. Ko-Fi sigue siendo una buena plataforma para recibir micro-mecenazgos por todo el contenido gratuito que va a seguir siendo gratuito (Blog, Wattpad, RRSS). Pero me llama mucho el concepto premium. El crear relatos extra adicionales para los más fans. El compartir bocetos y entradas más personales en un rincón íntimo (lejos de stalkers), subir vídeos y contar anécdotas... En cuanto se ponga en marcha esa plataforma, os lo diré. Por ahora sólo son bocetos en mi cabeza (y un relato ya a medias porque, repito, qué feliz me hace escribir).

Y... ya toca ir cerrando la entrada por hoy, ¿no? Siento la verborrea. Me vengo arriba cuando hablo de proyectos e ilusiones. Nos vemos a la vuelta, pronto-muy-pronto. Os deseo un buenísimo verano con cero estrés y mucho selfcare. Que os miméis y os pongáis hasta el culo de tapitas y helado. Que os lo habéis ganado.

¡Hasta pronto!
Nos seguimos leyendo por Twitter e Instagram

Y si buscas lectura de verano, anímate a leer mi hijo más guapo

12 comentarios :

  1. YO espero seguir leyendote por aquí, que aunque Instagram es la red social que más utilizo,también me gusta de vez en cuando dar un repaso a los blogs que sigo. Aunque haces bien tomandote unas vacaciones de verano. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por leerme por todas partes, amor! Aquí nunca te faltaré, aunque aún falten un par de semanitas para volver a publicar contenido. ¡Un abrazote!

      Eliminar
  2. ¡Hola guapa!

    Me ha encantado este post, lo cierto es que últimamente me está costando mucho "conectar" con las redes sociales y espacios como éste... Hasta tal punto que mis propios rincones me han saturado y me quedé sin ideas. Pero leerte, leer los planes que tienes pensados, la ilusión que transmites... hace que yo también quiera retomarlo y poner un orden, crear contenido con antelación para no agobiarme si la creatividad sale corriendo.
    Me encanta no perderte la pista, porque eres pura inspiración. ¡Feliz verano!

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias bonita! Es normal sentirse saturada; crear contenido requiere de esfuerzo, implicación y creatividad... y el agotamiento pasa factura. Es mejor tomarse un respiro que no forzarse con un contenido más "mediocre" con el que no te sientas identificada. ¡Mucho ánimo y a volver con fuerzas! ¡Feliz verano!

      Eliminar
  3. ¡Que alegría leerte cargada de ilusión y ganas! A mí con el blog me está sucediendo algo similar; en mayo lo retomé con muchas ganas y poco a poco se ha vuelto a quedar un poco aparcado, básicamente porque tengo que priorizar y elegir en qué ocupar mi tiempo libro y de momento el blog no está en los primeros puestos de la lista. De todas formas, espero volver a escribir en septiembre porque es algo que me encanta y no quiero volverlo a dejar. Como dices, es cuestión de organizarse y planificar bien todo lo que queremos hacer (: ¡Ojalá lo consigamos, yo aquí seguiré leyéndote como siempre!

    ¡Un besazo enorme y feliz verano bonica! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es súper difícil mantener esto en los puestos altos de prioridad, ¡implica mucho tiempo! Tiempo bien invertido, pero que a lo mejor prefieres invertir (en esos momentos) en otros temas de ocio y descanso. Espero que puedas organizarte bien y estar a tope porque me encanta leerte en tu rincón. Gracias por tu amor y por pasarte por aquí. ¡Feliz verano!

      Eliminar
  4. Hacía un montón que no me pasaba por aquí, ¡qué rabia!

    Ya sabes que tus proyectos e ideas siempre me parecen fantásticas y te voy a seguir apoyando hasta el día que dejes de comer croquetas, véase nunca.
    Sigue así, que queremos seguir viéndote crecer♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (He leído el "qué rabia" con voz de María José... animalisssta). Muchas gracias por todo tu apoyo y tu amor incondicional. ¡Te mando un fuerte besote! MUÁ

      Eliminar
  5. ¡Hola! Pues decirte que me encanta tu blog.
    Sé que los blogs son mucho más difíciles de mantener que otras redes sociales, y que por desgracia caen en desuso, pero a mí me gusta ver que aún quedamos románticas a las que nos vaya esto. No sé, pienso que el blog es más personal, le dedicas más palabras, y aunque no tengamos el aesthetics tenemos el diseño, además, necesitamos un ordenador, dedicarle un tiempo... es como un ritual. Y es como más... "selectivo".
    Por otro lado, decirte que mucho animo con tus proyectos, espero que retomes fuerzas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchísimas gracias. Me encanta considerar a las bloggers unas románticas. Es TAN cierto todo lo que dices: el proceso de bloguear (idea, foto, texto, revisión, links, publicar) es todo un ritual. Me gusta mantener este espacio y que siga habiendo este contenido por aquí, más mío y más a mi gusto. Con mis normas. ¡Gracias por tus palabras y por leerme! ¡Un besote!

      Eliminar
  6. ¡Hola bonita! Tiene delito que leyera este post en julio el día que lo publicaste pero no haya sido hasta hoy, mi último día de vacaciones cuando me detenga a comentarte. Por suerte o por desgracia creo que es un secreto a voces que los blogs se están apagando poco a poco y que redes sociales más inmediatas y de "consumo rápido" como Instagram son las que están comiéndoles el terreno. Aunque yo no llevo tantas cosas a la vez como tu, la verdad es que también me he sentido un poco desbordada este año... No he querido dejar el blog en ningún momento (ni quiero hacerlo, de hecho hasta lo he rediseñado jaja) pero me ha sido inevitable tener altibajos que me permitieran dedicarle más tiempo a Instagram puesto que veía más frutos allí. Más interacción y más oportunidades.

    Pero bueno, termino ya que sino mi comentario puede ser más largo que tu post jajaja. Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones, que hayas recargado energías y mandándote muchos ánimos para que consigas cuadrar tus proyectos y llevarlos lo mejor posible.

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias amor! Me consuela saber que no soy la única que se siente así (aunque es un putadón y ojalá estuviésemos en otra situación). Las plataformas y el contenido va mutando, en constante cambio, y nosotras como creadoras tenemos que adaptarnos a ello. Pero no es fácil. Y no puedes evitar sentir que haces algo mal si el esfuerzo y la calidad es igual pero los frutos se van haciendo más pequeños. Es por eso, por la inmediatez de otras plataformas que tienen tu contenido y el de otros en un simple vistazo. Entrar en una url, leer el post... ya es como que requiere de más y transmite cierta pereza. Espero que luchemos contra eso, o nos adaptamos a ello, pero que consigamos mantener los rincones porque son como nuestros hijos. ¡Muchísimo ánimo con todo! ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar