La vie en Noëlle

17 sept. 2019

Favoritos de verano


Hola, hola! Ha llovido mucho desde mi última entrada de favoritos mensuales/estacionales, ¡no tengo perdón! Es un tipo de entrada que me gusta mucho hacer, aunque a veces me cuesta elegir el podio de favoritos entre tantas cosas que me han podido gustar durante ese periodo de tiempo. En la entrada de hoy no voy a incluir los favoritos más obvios de la estación que está llegando a su fin: la playa, el salitre, la paella (arroz negro), el gazpacho... Así puedo deleitarme más en mi top siete cosas favoritas de este verano, los favoritos más característicos.

¡Vamos allá!


Pintar con acuarelas en mi nuevo sketchbook rojo apto para técnicas mixtas. Tener este "espacio" donde mancharme con libertad y disfrutar del proceso. Por y para mí. Garabateo ideas con pinceles y practico con las Sakura Koi para adaptarme a sus tonalidades. Antes usaba recortes sueltos de papel de acuarela, pero tener esas ilustraciones en un cajón o en una carpeta no me evocan tanta inspiración como el tenerlas en un mismo cuaderno. Estoy llena de ganas de "ensuciar" cada una de sus páginas blancas.

¡Podéis ver mi sketchbook por dentro en Patreon!


Desde el año pasado tengo en mi poder uno de mis bienes más preciados: una GoPro. No es la más buena del mercado ni mucho menos, pero me ha servido desde el verano pasado para poder hacerme fotos debajo del agua. Lo hemos pasado en grande con ese pequeño cubo: en el Norte, en el camping, en Tenerife... Y este verano no podía faltar, claro. Pero entonces mi querida Andrea me habló de un accesorio que iba a mejorar todavía más la experiencia: una cúpula dome. Dome, domo... no sé. Yo no tenía ni papa idea de qué me hablaba (como siempre que alguien me habla de apps y novedades: soy una señora arcaica). Resulta que introduciendo la cámara en la cúpula puedes conseguir las codiciadas instantáneas mitad y mitad (como Todoroki): mitad debajo del agua, mitad fuera del agua. Además, al apartar el agua frente al objetivo, consigue imágenes más nítidas y claras. ¡Qué maravilla! Compramos una cúpula Telesin por Amazon (27 euros) adecuada para nuestro modelo de GoPro y... la hemos amortizado muchísimo. ¡La mejor compra del verano!


Lo siento por repetir spam, ya paro: tenéis un tutorial sobre cómo hago y edito mis fotografías debajo del agua en Patreon.


Ésta no fue la mejor compra del mundo porque ya la tenemos hecha polvo de tanta excursión a la playa. Pero oye, ¿y lo bien que nos lo hemos pasado con nuestra súper sandía? La compramos en el Natura, pero por el pueblo he descubierto modelos igual de buenos y un poquiiito más baratos. Esto es un capricho de parte de mi queridísimo marido: toda la vida he querido tener colchonetas y flotadores. Y ahora es cuando mi madre me grita histérica un "¡pero ten cuidado! ¡que te llevan mar adentro!". Que sí, mujer. La utilizo con mucha responsabilidad porque... se trata del mar y no de una piscina. Algún día tendré una piscina, ya veréis ya. Haberme quitado esta espinita a los 26 años ha sido una pasada.


Y claro, para hacer el mono en el mar sin que te desnuden las olas, ¡necesitas un bañador! Apenas tenía uno de rebajas del año pasado, y este año he ampliado la colección con un segundo bañador (también rebajado) del Oysho. ¡Me encanta! No sólo es cómodo, bonito y barato (rebajado, insisto, sino duelen como un puñal en el abdomen), sino que estiliza muchísimo. Nunca me he sentido del todo cómoda con los bikinis. Tan... expuesta. Y después de la experiencia con bañador creo que voy a tener brazos morenos y barriga blanca muchos más veranos.


Bueno, este helado del Mercadona no podía faltar en el podio de favoritos. Es un MUST de cada verano, otra obviedad como el gazpacho: los helados. Siempre he sido más de polos, fantasmikos, calippos y esas cosas, pero este verano me ha dado más fuerte por "coge la cuchara sopera, que con la pequeña voy demasiado lenta". Qué rico, papi. Dadme helado choco-cookies y bañadores que oculten el baby food en consecuencia. Verano redondo. Re-don-do, ¿lo pilláis?


Mis bolsos de piel de melocotón me daban tremendo calorazo para el verano, además de que... como que no pegaban. Necesitaba un bolsito nuevo para estos meses ya que el de pajaritos está desplumado. Hecho tan polvo como la sandía. Encontré este bolso rebajado a diez eurillos en Zara y me encanta porque, para llevar las cuatro cositas (cartera, móvil, llaves, pintalabios) va genial. Es un híbrido entre cesta y macuto, queda bien cerrado al estirar de las dos cuerdas aunque puedas ver su interior por los agujerillos.


Quería dejar el podio en siete cosas, pero es que me resulta taaan difícil... ¡me gusta todo tanto! Así que cierro la entrada con un pack de favoritos de cuidados veraniegos muy específicos: el protector solar de Babaria que he usado estos días de playa y el imprescindible acondicionador/protector de cabello del Mercadona. ¡Mucho coco, mucha hidratación! Este protector solar sustituye al de Ecran Sunnique que utilizábamos desde el año pasado. El dispensador es mucho mejor y el aceite se absorbe mucho más rápido. Huelen igual de rico, éste un poquito más a coco pero sin empalagar demasiado. Utilizamos las gamas de "protege y broncea" porque sino no cogeríamos color ni aparcando frente al Sol, en serio. Broncea de una manera muy natural (no es auto-bronceador) y me gusta la sensación del aceite porque o-d-i-o las cremas untuosas y blanquecinas. Estropean completamente la experiencia playera (a mi juicio). En cuanto a este acondicionador de pelo llevo años gastando uno detrás de otro. Huele muy rico y desenreda el pelo muy bien. Lo llevo siempre encima y lo aplico antes de la playa (antes de salir de casa) y luego estando allí, después del último baño en el mar. Lo aplico y me peino. Se me seca el pelo de una manera muy voluminosa y bonita con la brisa marina, así que me estoy planteando hacerme con algún producto capilar de "ondas marinas". Primeras necesidades. Si sabéis de algo así que esté bien, ¡avisadme!


¡Ay! Y yo que quería dejarlo en siete cosas y ya. No puedo despedir esta entrada sin volveros a recomendar (lo hice por Twitter, y ahora por aquí) mi repelente anti-mosquitos. Halley, de venta en farmacias. No me pagan comisión por nada, de verdad que no. Va genial y no salgo de casa sin él. Sólo he tenido dos picaduras en todo el verano y fue porque, a pesar de haberme puesto el repelente, pasé por un parque de noche. Dos picadas de recuerdo tenían que caer, por lista. Salvo este pequeño incidente os juro que no me han picado en todo el verano, ¡y eso que yo soy un imán para ellos! Si lo pasáis muy mal con las picadas tenéis que darle una oportunidad porque a mí me ha mejorado la calidad de vida un millón.

¡Y ahora sí! Hasta aquí la entrada de favoritos del verano 2019. ¿Qué me deparará otoño? Espero que algún bolso nuevo (¿volverán los oxford algún día?) y muchos panellets. ¿Cuáles han sido vuestros favoritos de verano? ¡Contadme!

6 comentarios :

  1. Este verano me quería agenciar un repelente también, siempre me han devorado los mosquitos, pero no encontraba el formato que me gustaba y aún así he salido ilesa. Igualmente quiero tener uno, porque me encanta leer de noche y me la juego mucho con la ventana abierta y la luz encendida. Yo creo que como favoritos puedo destacar el acondicionador del Mercadona que también me lo llevo a todos lados y unos pantalones culottes fresquitos de Bershka a los que he recurrido casi todo el verano 🥰

    Un abrazo 💜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siempre hay que tener un repelente a mano! Sobre todo si sueles ser un imán para ellos. Yo ahora he terminado el que tenía y he comprado otro aunque ya se acabe el verano (por eso aparecen dos en la foto) porque es que para mí es fundamental tenerlo en casa. ¿Y si hago un paseo nocturno en pantalón corto? (que sobre todo me suelen comer las piernas) ¿¡Y si voy a la montaña!? Basta que haga un poquito de calor para que estos seres del inframundo estén VIVOS. Por cierto, ¡esos pantalones tienen súper buena pinta! ¡Gracias por pasarte, amor! ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Debo admitir que la primera vez una foto tuya en el mar con super sandía gigante pensé un poco como tu madre jajaja. Yo soy fan también de las colchonetas pero no me atrevo a meterlas en el mar y las reservo solo para la piscina.
    Me gustaría saber a quien has sobornado para tener un trocito de playita para ti sola. ¡Siempre se ve desierta! jajajaja

    ¡Abrazos!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja sí que es verdad que es algo un poco "imprudente" pero de verdad que sólo la he utilizado en días de mar calmada, ¡el agua parecía de piscina! De hecho la compramos después de un día así de agua increíble que vimos a niños con colchonetas por allí y me comieron los celos. Y sí, esta playa es: la mejor. Pero porque es muy muy grande, realmente no he estado sola ni un sólo día. Y si había gente... la evitaba en las fotos jejeje. ¡Gracias por pasarte! ¡Abrazote!

      Eliminar
  3. Me encantan estas entradas *-* y mira que te lo haz pasado muy bien en el verano, yo no fuí a la playa este año pero si a la montaña :3

    Esa sandia esta preciosa, yo me la hubiera comprado igual. Diooos al ver tus fotos de la GoPro me da una tristeza ya no tener la mía, que preciosidad y que lindo editas!

    Muchos saludos linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola bonita! ¡Muchas gracias por tus palabras y por pasarte por aquí! A mí también me encantan este tipo de entradas, no sé por qué a veces las he pasado por alto. ¡Espero que puedas tener otra vez una GoPro! ¡Que valen mucho la pena! ¡Un besito!

      Eliminar