La vie en Noëlle

14 jun. 2018

Norte



¡Hola, hola! Hoy (por fin) voy a llenar este rincón de verde y azul, de norte. Hoy echo la vista dos semanas atrás para deleitarme en recordar la maravillosa aventura norteña que viví junto a mi incondicional compañero de vida.

Esta escapada con motivo de nuestro quinto aniversario fue completamente improvisada. A principios del mes de mayo reservamos una buena oferta de hotel en Sardinero (ay, la ilusión tonta de visitar "mi playa") ya que dicha reserva se podía cancelar gratis hasta un par de días antes del check-in. Además no había ningún tipo de gasto con antelación así que... ¿por qué no?

Realmente acabamos en Santander tras un breve vistazo al que finalmente será nuestro destino del mes de agosto (pero ahora, en mayo, esa avalancha de gastos se nos hacía un mundo). Así que sí, el viaje al norte fue un plan B... ¡pero menudo plan B! Con ganas de darle rodaje al coche nuevo y las ganas infinitas de celebrar por todo lo alto el primer lustro allá que nos fuimos pa' arriba.



El hotel resultó ser el más fancy en el que hemos estado hasta la fecha, a la par que el de Andorra. Las vistas desde la habitación al mar Cantábrico, los desayunos en la cama... ha sido increíble. E increíblemente gratis, porque al final esta escapada (transporte + alojamiento) fue el regalo de aniversario por parte de À. Best boyfriend ever, I know.

Apenas gastamos en este viaje (ya, yo todavía menos, lo sé) ya que para él abrimos la hucha que os enseñé a hacer aquí. ¡100 euros teníamos ahorrados! Nos dio para muchas de las comidas y los pequeños souvenirs que nos llevamos de allí. Os recomiendo muchísimo que vayáis ahorrando antes de cada viaje porque el impacto en el bolsillo es muuucho menor y así la experiencia os hará más felices (o al menos a mí me hace feliz gastar poco, soy catalana).



Aprovechando que Bilbao está a una horita de Santander... ¡no podíamos dejar pasar la oportunidad de conocer Bilbo! Después de enamorarme en historia del arte (bachillerato) de la obra arquitectónica de Frank O. Gehry, visitar en persona el Guggenheim era una tarea pendiente. Y Mamá, la única araña del mundo que puede hacerme feliz. ¡Qué impresionante! ¡Qué bonita! ¡Qué feliz fui abrazando una de las patitas de la escultura de Bourgeois!



En Bilbao comimos pintxos, por supuesto. Deliciosos. De hecho toda la comida del norte fue es-tu-pen-da, À no para de repetir lo gordo y feliz que fue allí. Bebimos más vino blanco que tinto, pero el Añares del 2014 después de una mañana en la playa fue mi favorito del viaje.



La foca de la foto estaba viva, lo prometo. Si hay algo que me gustó mucho muchísimo de Santander fue la península de La Magdalena con su respectivo palacio y sus focas y pingüinos (¡¡¡pingüinos!!!). Este pulmón verde adentrado en el mar Cantábrico parece sacado de un cuento de hadas. Y tiene pingüinos, repito. Desde el hotel hasta las puertas del palacio había media hora de paseo que disfrutamos muchísimo bajo un sol inesperado (y del que À se ha llevado un bonito moreno paleta de recuerdo).



Y el mar. Oh, el mar. Meter los pies en las gélidas aguas del Cantábrico (que luego, en verdad, no estaba tan tan frío) y pasear por la inmensidad de la playa del Sardinero son los instantes que más atesoro del viaje. Me llevé una botella llena de arena para cuando sienta algo de nostalgia, aunque sé que no será la última vez que me remoje en el Cantábrico. Esto sólo ha sido el primer apretón de manos.



Otra excursión con el coche nos llevó hasta San Vicente de la Barquera donde me enamoré de uno de los planos que más me ha gustado fotografiar en la vida. En este pueblo con encanto À se tomó un café y yo un zumo de piña que me sirvieron con hielo y mucho mimo. Debo decir que la gente del norte es estupenda, puro amor. Todo el mundo nos trató con mucha amabilidad y ayudaron a que esta aventura ya sea inolvidable. ¡Un viaje absolutamente redondo! Incluso me llenaron de abrazos y me hicieron sentir muy afortunada.



¡Y ésta ha sido nuestra aventura por el norte de España! Muchas horas de carretera, mucho verde, muchos besos, algo de lluvia... Y todo de la mano de la persona con la que me iría hasta el fin del mundo. Podéis ver más fotografías del viaje en este hilo de Twitter y/o completar la aventura con las fotografías de Instagram.

Espero que os haya gustado leer sobre este viaje tanto como a mí vivirlo y rememorarlo entre líneas, fotos y gifs. Los gifs que no falten nunca ya. ¿Conocéis el norte por haberlo visitado o por ser unos afortunados que han nacido allí? ¿Me recomendáis otros lugares de la península que debería conocer? ¡Contadme!

11 comentarios :

  1. Estaba yo en pleno apogeo cambiando la ropa de invierno (por fin) por la de verano y he parado para leerte.

    Qué bonita entradas y qué fotos tan, tan...!!! Me has dado muchas ganas de viajar aunque yo este verano tengo planeada poca cosa.

    Me apetece muchísimo visitar la parte de arriba de España aunque aún no he tenido oportunidad. En octubre había planeado ir a Barcelona (guiño, guiño) con mi mejor amiga, así que si al final podemos hacerlo ya habré dado un pasito hacia arriba y meno iré animando a descubrir más.

    Todas las zonas de País Vasco, Galicia, Asturias...me llaman muchísimo.

    La idea de la hucha me pareció genial cuando la compartiste, ahora que he acabado exámenes lo mismo me animo a hacer una bonita e ir echando dinerillo poquito a poco.

    Gracias por compartir y mostrarnos tu viaje.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, muchísimas gracias! ¡Me muero si te pasas por Barcelona! Si es así finalmente, que espero que sí, encantada te haré una lista de mis sitios favoritos. ¡Cómo me gusta que visitéis mi hogar! ¡Con lo que yo quiero BCN! Gracias por pasarte bonita, ¡un abrazote!

      Eliminar
  2. Adoro el norte por ser mi segunda casa... (toda mi rama paterna vive en San Sebastián), por ese verde tan característico que tiene y por su clima nada bochornoso <3 Conozco poco Santander, peeeero eso va a cambiar en breves porque justo mañana me voy para allí con mi hermana, ¡así que este post me viene de perlas! Después de leerte tan llena de ilusión tengo todavía más ganas de ver la península de la Magdalena, los pingüinos y dar largas caminatas por El sardinero <3

    Y qué decir de las fotos y los gifs... ME ENCANTAN. Sobre todo las últimas con la luz tan nublada, ¡la de las barcas solitarias es IMPRESIONANTE! :D

    ¡Un besazo bonica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ganas de seguir de cerca tus Stories y ver tu aventura cántabra! Estoy convencida de que te ENCANTARÁ. ¡No te pierdas los pingüinos por favorrr! Las barcas solitarias es MI foto favorita desde... ¿¡siempre!? Qué maravilla, de verdad (humildad a un lado jajaja). ¡Gracias por pasarte amor! ¡Un besote!

      Eliminar
  3. ¡Me encantan estas entradas! Están llenas de fotos y eso...pues es mi debilidad. Además, no conozco el norte pero me muero por ir, y ha sido como transportarme un poquito hacia allí. Ay...la foto de las barquitas da una tranquilidad tremenda, es impresionante. Es todo muy bonito Noe, ¡me alegra mucho que lo disfrutárais tanto!
    Las fotos son preciosas y se os ve muy bien junticos, ¡felicidades por el aniversario!
    ps data: me alegro de que hayas encontrado por din una araña a la que te puedes abrazar jejeje.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja muchísimas gracias amor. ¡Ha sido una experiencia increíble! ¿Y las fotos? De mis favoritas de los últimos viajes, de verdad. ¡El norte es maravilloso! Súper recomendable, de verdad. ¡Gracias por tus palabras! ¡BESOTES!

      Eliminar
  4. Aaay, qué preciosidad de post ¡y de fotos! Iba a decir que me encantan este tipo de posts de viajes con detalles de qué visitar y fotazas para crear "necesidad" (que no solo se puede tener ansia de productos beauty, ¡también de escapadas!) pero... creo que con los Photo Diary que me marco es demasiado obvio jajaj

    El norte es mi asignatura pendiente... la última escapada que hice con Edgar iba a ser San Sebastián pero al final tuvimos que hacer un cambio de planes así que espero que, si no es este verano, dentro de poquito podamos retomar ese destino y añadir Santander y Bilbao a la lista (creo que si le enseño las fotos de la comida, Edgar lo añade encantado! jajajaja)
    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Vanessa! Ya sabes que yo también disfruto un montón con tus Photo Diary y saber bien a fondo sobre tus escapadas. La de Londres yo también la hice así (por días), pero según cómo me da toda la perezota y lo resumo en una única entrada jajaja. ¡Espero que pronto podáis conocer y amar el norte! ¡Os encantará! ¡Un besote!

      Eliminar
  5. Puf... sigo en shock por las pedazo de fotos que has hecho en este viaje.
    Siempre me encantan, pero buafff es que me chiflan, en serio. Las fotos y luego tu edición. Son todas calma, inspiración y felicidad, que si ya complementas con tus palabras pues te quedas con una sonrisa boba. Me ha parecido un viaje espectacular, tú estás preciosa y me encanta veros tan felices y tranquilos, desconectando de la fucking rutina (que a partir de ahora vais a dorar un poquito más, sospecho <3)

    Este verano vuelvo a Cantabria con mis padres y ya estoy deseando respirar ese aire del norte que tanto me gusta y que tan recientemente he descubierto - el verano pasado xD- La fto en calma de San Vicente de la Barquera es TREMENDA y tú con el peto y la camiseta blanca ESTÁS TREMENDA y me encantáis en los gifs.

    Es increíble pero estoy deseando ver vuestra próxima escapada jajajaja

    un besazo enorme en tu frente con el chubasquero amarillo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy muchas gracias mi amor, aunque sé (después de meses de declaraciones) que es que me miras con muy buenos ojos (guiño, guiño). Quién me lo iba a decir: nuestro último viaje siendo sólo dos. Aún no lo asimilo, AY. Fue todo maravilloso y lo pasamos genial, ¡y las fotos salieron taaan guays! (Ellaaa... descubriendo RAW. Qué vergüenza). Gracias por pasarte y por llenarme siempre de amor por todas partes. QUÉ AFORTUNADA SOY. ¡Muchos besitos!

      Eliminar
  6. Ay qué torpe pensé que te había comentado. ¡Y mira que la leí rápido rápido cuando la publicaste!

    Coincido con que esta entrada es una pasada. Las fotos son una preciosidad, una maravilla y creo que reflejan muchísimo el norte de España y lo BONITO que es, con mayúsculas. Mira que no he estado en Bilbao ni en Santander pero ganas tengo después de lo que me enamoró Asturias. Además, que lo combines con esos gif en movimiento me da la vida y lo hace todavía más cercano. ¡Además de que los gifs son una pasada! Siempre eliges el momento perfecto.

    Me alegra mucho de que el viaje fuera genial, el hotel super fancy y la comida no demasiado cara. La verdad es que creo que por el norte se puede comer MUY bien (díselo a mi kilo y medio que me traje) por un precio súper razonable. Además de que se me hace la boca agua al ver esas fotos de comida tan apetecible... ¡Que estoy por la mañana! Oggghh.

    El chubasquero amarillo me tiene living y ME ENCANTA. Llevaba mucho tiempo con ganas de un abrigo tipo parka y para montaña de ese color y se me pegaron los ojos a la pantalla cuando lo vi de bonito que es, de verdad. Además de que sales preciosa y super feliz en todas las fotos y eso es taaaaaan bonito.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar